9 de cada 10 pymes están enfocadas en mejorar su agilidad empresarial

Sin la renovación de las tecnologías en la empresa, más de la mitad de las pymes creen que en aproximadamente 5 años pueden fracasar.

Publicado el 14 Feb 2018

47351_92

La mayoría (86%) de los directivos de pymes europeas afirman estar centrados en la mejora de la agilidad empresarial, según se desprende del último estudio sobre el lugar de trabajo digital realizado por Ricoh entre 1.608 directivos de pymes de toda Europa. En el caso concreto de España, esta cifra aumenta hasta un 90,8%, lo que indica una mayor preocupación frente a la media europea.

La mitad de los encuestados en Europa (51%) está introduciendo de forma específica nuevas tecnologías para responder con mayor celeridad a las tendencias y oportunidades. En España, casi un 60% de las pymes encuestadas afirman encontrarse en este momento realizando esta introducción. Para el 52% de las pymes europeas, el hecho de no renovar las tecnologías y adaptarlas a las necesidades actuales, llevaría a un fracaso en el lugar de trabajo en un plazo aproximado de 5 años. En España, la cifra coincide con la media europea.

Ramon Martin, CEO de Ricoh España y Portugal, explica: “Las pymes españolas parecen ser más ambiciosas que las europeas. Dadas las complejas condiciones del mercado, los líderes empresariales están ansiosos por identificar nuevas oportunidades a tiempo y obtener la máxima recompensa. Saben que seguir siendo ágiles es vital para capitalizar los cambios del mercado y valoran el papel que desempeña la tecnología en esto. Está claro que la agilidad ocupa un lugar prioritario en la agenda de las pymes y los líderes empresariales no creen que sea algo exclusivo de los grandes competidores”.

El impulso a la productividad y la innovación que conlleva la adopción de una tecnología más inteligente en el lugar de trabajo se considera un factor vital para el éxito empresarial. El 74 % de los encuestados españoles sitúa la tecnología en el centro de la capacidad de su organización para prosperar, lo que indica la importancia que las pymes dan al lugar de trabajo digital. Los departamentos donde consideran prioritaria la introducción de nuevas tecnologías son en los de marketing (62%), ventas (59%) y IT (43%).

Tres factores que frenan a las pymes europeas

Según el estudio de Ricoh, hay tres factores clave que frenan el desarrollo tecnológico de las pymes. El primero es la rigidez de los procesos regulatorios a los que tienen que enfrentarse. Casi dos de cada cinco directivos de pymes europeas afirman que los gobiernos que regulan la industria actúan como una barrera en numerosas ocasiones. El exceso de precaución lleva entonces a prestar menos atención a los procesos internos, según afirman los directivos de estas pymes. Un 73% de los encuestados olvida hablar de sus procesos internos a la hora de mencionar los elementos que consideran importantes para mejorar su agilidad, algo que corre el peligro de convertirse en un punto ciego dentro de las empresas.

Otros de los factores clave es la jerarquía dentro de la empresa. Un 35% de los directivos consultados afirma que la estructura interna de la compañía muchas veces le impide responder y capitalizar los cambios del mercado.

Por último, las pymes consideran que la tecnología que tienen a su disposición en algunos casos es ineficiente. Un 37% de las pymes habla de su falta de recursos para invertir en nuevas tecnologías. Esto conlleva la necesidad de priorizar sus inversiones de la forma más inteligente.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados