Tipos de firmas electrónicas

Las firmas electrónicas están en el día a día de los ecommerce para realizar transacciones

Publicado el 26 Jun 2023

23807_30

Qué son las firmas electrónicas y cómo nacieron

Con el avance de las tecnologías y la extensión del uso de internet en todos los ámbitos de la vida ha sido necesario crear una herramienta que permita firmar documentos con seguridad sin tener que hacerlo de manera presencial.

La firma electrónica tiene carácter jurídico y es lo mismo que la firma manuscrita solo que en una plataforma digital. Al firmar la persona da por válido el documento. Dependiendo del tipo pueden ser biométricas o con código secreto de acceso.

En 1995 fue la primera vez que se legisló acerca de la firma electrónica. Fue en Utah, EEUU, y se establecieron los principios legales para obtener la firma y se crearon las consecuencias legales de este tipo de firma.

Un año después, la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional aprobó la Ley Modelo que modernizó las leyes del comercio electrónico. Gracias a esto legisló una firma electrónica que sustituyese a la manuscrita.

En Europa el primer país en realizar una ley sobre esta cuestión fue Alemania. En 1997 definió los requisitos para adquirir la firma y cómo utilizarla. Poco tiempo después, en España se aprobó un real decreto para asentar las bases.

Firma electrónica y firma digital, diferencias

La firma electrónica y la firma digital pueden parecer similares, pero son conceptos totalmente diferentes.

Una firma electrónica es cualquier medio electrónico que se utiliza para validar un documento o archivo a través de internet. Un ejemplo es la clave o contraseña que se introduce en las aplicaciones bancarias para realizar transacciones.

La firma electrónica tiene valor legal y se pueden utilizar en cuestiones relacionadas con la salud, contratos, firma de servicios, seguros… Gracias a esta firma se aceleran los procesos a la vez que se mantiene la seguridad y la autenticidad.

En cambio, la firma digital es un tipo de firma electrónica sostificada que aplica algoritmos de cifrado para dar la máxima seguridad de autentificación al documento.

Otro concepto que se puede confundir es el de firma digitalizada. Hay grandes diferencias en el nivel de seguridad, los propósitos para los que se utilice, la forma y el medio y la criptografía.

Tipos de firmas electrónicas: SES, AES, QES

La firma simple SES se utiliza para transacciones del día a día. Es la más básica y no requiere de una fuerte autentificación. Para firmar sirve con conocer la dirección de correo electrónico y recibir un código.

La firma electrónica avanzada, o AES, incluye más pasos de autentificación. Al firmante se le pide que muestre un documento válido para confirmar su identidad y se crea un código de acceso único. Requieren que se genere un certificado digital y se adjunte al sobre. Este tipo de firmas identifican de manera fiable y establecen un vínculo.

La firma electrónica cualificada, o QES, se basan en un certificado digital cualificado que se emite a través de la verificación en persona o vídeo. Esto permite comprobar totalmente la identidad del firmante y tiene el mismo valor que una firma manuscrita.

Seguridad de la firma

Según el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, encargado del portal de la Sede Electrónica, han construido “una importante infraestructura consiguiendo proveer los valores de integridad, autenticidad, no repudio y confidencialidad a las comunicaciones electrónicas”. Por tanto, la seguridad “vista desde un plano técnico viene dada por la criptografía de clave asimétrica aplicada a la firma electrónica de documentos”.

Aplicaciones

Para firmar documentos existen numerosas aplicaciones. Algunas de ellas son:

  • DocuSign: es la más utilizada y permite firmar en varios idiomas. Facilita las firmas al enviar el correo a varias personas y dar la opción de firmar de manera simultánea o secuencial.
  • SignNow: es más económico y tiene muchas opciones de configuración.
  • Signaturit: es la opción española. La empresa nació en Barcelona y es el proveedor de servicio electrónico de confianza por el ministerio de asuntos económicos y transformación digital.

Futuro de las firmas electrónicas

A la hora de hablar de futuro solo se pueden hacer predicciones. En este sentido DocuSign recoge siete posibilidades para la firma electrónica.

  1. Será una herramienta esencial.
  2. Será un imperativo estratégico para cualquier empresa.
  3. Se establecerán nuevas leyes.
  4. Las colaboraciones ampliarán las capacidades de la tecnología.
  5. La transformación digital revolucionará los procesos internos.
  6. Se multiplicará la experiencia contact less
  7. Se consolidarán las tecnologías de acuerdos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5