Simo Network cumple las expectativas creadas

Las empresas que han acudido a la feria, entre las que hay muchas de canal, creen que un evento de menores dimensiones al final les beneficia.

Publicado el 06 Oct 2010

92762_54

PorJuan Cabrera.

Que elSimo no es lo que era se nota desde la distancia. Sin entrar en el recinto del Ifema que acoge a la feria de informática se percibe que los tiempos gloriosos pasaron y que es muy probable que no vuelvan nunca. Ya no hay colas ni codazos por llegar el primero. Este año, Simo Network, como fue rebautizado el evento en 2009, ocupa sólo un pabellón, el 10.
Nada que ver con aquellos tiempos en que todo el inmenso recinto de Ifema se llenaba de expositores espectaculares, jóvenes azafatas y música atronadora. Este año, sin ir más lejos, el Simo no tiene música. Quizá para subrayar su carácter profesional y marcar distancias con la –denostada- juventud que andaba en tropel por sus pasillos.
Este Simo, por el contrario, más parece un balneario, un retiro sordo que nada tiene con la locura y las estridencias de finales de los 90, su edad de oro. También llama la atención la heterogeneidad de los participantes. En unos pocos metros se pueden ver las últimas propuestas de compañías que muy poco tienen que ver, como Vodafone, Intel, Panda o SAP, mientras que tan sólo unos metros más allá nos encontramos con mayoristas de seguridad (Codine), generalistas (Ingram Micro) o alguna consultora especializada en Citrix. En general, hay mucho canal y muchas actividades programadas para la red de ventas.
Este año, para apuntalar la convocatoria, se ha visto también mucha administración: está la local (Ayuntamiento de Madrid), pero también la central (Plan Avanza), o entidades como la Escuela de Organización Industrial, que cuenta con un amplio lugar de reunión. En total, unas 200 empresas o entidades han acudido bajo algunas de las modalidades de participación que ha puesto sobre la mesa la organización, aunque son escasas las que han montado un expositor de grandes dimensiones.

Sin duda, la que más atención acaparó en la jornada inaugural [la feria se prolongará hasta mañana jueves] fue Sage, que levantó un espacio a la vieja usanza, con espectáculos circenses incluidos. Fue sólo un fogonazo del pasado, pues se echó de menos a Microsoft, que el año pasado se volcó con la presentación de Windows 7 e impulsó la vuelta de un Simo que despertaba muchas dudas después de la cancelación de 2008, o Movistar (Telefónica).
Pesa a todo, las que se han decidido a invertir en el Simo de este año tienen motivos para estar contentas, a pesar de la modestia y timidez con que se ha desplegado el evento. Y es que, a menos participantes, más llaman la atención los que quedan. Este era el sentimiento de Narcís Mangriñá, gerente de SIE, proveedor de ERP para las pymes afincado en Barcelona. Mangriñá tiene claro que a una feria de este tipo no se viene pensando en retorno de la inversión [un stand de cierto tamaño puede costar unos 150.000 euros], sino en encontrar a los clientes y partners que no se han visto durante todo el año. En Simo, SIE está aprovechando, además, para dar a conocer la versión para la nube de su herramienta CRM. Se trata de un software que se ofrecerá al cliente como servicio online a partir de enero o febrero de 2011, pero que ya está muy avanzado.
También se mostró satisfecho Manuel del Río, gerente de Codine, una empresa que lleva más de una década asistiendo puntualmente a las convocatorias de la feria madrileña. “En ferias pequeñas como ésta te ven más”, aseguraba Del Río, que mandó en los meses previos más de 2.000 invitaciones a su red de socios. “La suerte de estar en Madrid es que puedo ver a muchos clientes, incluso los de Canarias”. El expositor de Codine se tiñó del verde corporativo de Kasperky, compañía que representa el grueso de su facturación del mayorista y con la que mantiene relación desde finales de los 90, cuando nadie la conocía.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

C
Juan Cabrera

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5