La digitalización del negocio, el principal reto de las pymes en 2023

Desde el 1 de enero se elimina la opción de presentar en formato papel la declaración del IVA y solo se podrá presentar por vía telemática

Publicado el 04 Ene 2023

Digital Business Transformation als Konzept auf einem Kompass mit vielen Symbolen

El cambio de año lleva consigo la entrada en vigor de nuevas leyes. Algunas de estas normas afectan directamente a las pymes y para facilitar la adaptación Nomo, una plataforma que integra los servicios financieros y herramientas de gestión de negocio, ha lanzado la guía “Digitalizar el negocio: propósito de 2023 para pymes y autónomos”.

La gran novedad en 2023: la declaración del IVA por vía telemática

La gestión del negocio digital se está acelerando y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) está impulsando exigencias a los negocios en digitalización, como el uso obligatorio de la factura electrónica entre las empresas o la utilización de softwares de facturación homologados por Hacienda. La gran novedad en 2023 es la obligación de tramitar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) por Internet, que entra en vigor a partir del 1 de enero de 2023.

Esta nueva exigencia elimina la posibilidad de declarar el IVA en formato papel y afecta a las autoliquidaciones del modelo 303 correspondientes al ejercicio 2023 y las siguientes. A partir de ahora, los negocios solo podrán tramitar la autoliquidación del IVA por vía telemática y solo se podrá presentar en papel los modelos 111, 115, 122, 130, 131, 136 y 309.

Seis acciones clave para dar el salto definitivo

  1. Contar con una gestoría online. La gestoría online ofrece los mismos servicios que una gestoría tradicional, pero se hace todo digitalmente y a distancia para maximizar la eficiencia y rapidez. La gestoría digital es accesible desde cualquier dispositivo y no es necesario desplazarse físicamente a la oficina del gestor para entregar tickets y facturas.
  2. Implementar la factura electrónica. A raíz de la Ley Crea y Crece aprobada en septiembre, la factura electrónica será obligatoria para todas las empresas. Aunque todavía no ha entrado en vigor -primero debe aprobarse su desarrollo reglamentario en el primer trimestre de 2023- es recomendable empezar a incorporar la e-factura para tenerla totalmente integrada una vez sea obligatoria de forma efectiva.
  3. Obtener la firma electrónica. La firma electrónica identifica de manera inequívoca a la persona que firma el documento de manera digital y su uso tiene la misma validez jurídica que la firma manuscrita. La firma digital permite preparar, firmar y enviar documentos y realizar trámites sin necesidad de salir de casa, como la Declaración de la Renta online o solicitar registros electrónicos administrativos. Ante las exigencias como el uso de la factura electrónica entre empresas o la presentación del IVA por vía telemática es imprescindible contar con una firma electrónica.
  4. Gestionar online los Recursos Humanos. Es clave incorporar herramientas online que gestionan de forma digital y centralizada los Recursos Humanos en una empresa, sea del tamaño que sea, para optimizar tiempo y recursos y obtener métricas y datos de valor. Existen plataformas online que sustituyen el uso de excels y emails infinitos y simplifican la gestión digital de bajas, ausencias, vacaciones, nóminas, nuevas contrataciones.
  5. Crear una oficina virtual. Contar con una oficina virtual implica obtener una dirección comercial, social o fiscal de la empresa y un número de teléfono exclusivo y operar en remoto desde cualquier lugar del mundo, sin los grandes gastos de mantenimiento de un local físico. Se trata de una opción útil para autónomos que trabajan desde casa y quieren obtener una dirección en una ubicación de más prestigio y transmitir una imagen más profesional, o para micropymes que han implantado el teletrabajo pero quieren mantener un espacio más céntrico y hacer un uso puntual de las instalaciones, y simplificar la administración interna.
  6. Implementar modelo de trabajo flexible o ‘Smart Working’. El ‘Smart Working’ es un modelo laboral que ofrece a los empleados la flexibilidad y confianza para elegir el lugar de trabajo en el que desempeñar mejor sus funciones. Esta metodología prioriza la conciliación de la vida personal y laboral. Apostar por el ‘Smart Working’ debe ser prioritario en 2023 para asegurar la satisfacción y bienestar de los trabajadores y, en consecuencia, su rendimiento y productividad, y reducir costes de la empresa, puesto que no es necesaria una gran oficina para todos los trabajadores.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5