Una tienda de moda, premiada por su innovación en el uso de RFID

La solución permite que el comprador pueda saber, cuando se está probando la ropa, en qué tallas y colores está disponible la prenda que le interesa.

Publicado el 11 Dic 2009

Cooked In Barcelona, una empresa de moda con denominación de origen, acaba de obtener un diploma de reconocimiento especial del Ayuntamiento de Barcelona gracias a un sistema de compra inteligente implantado por Saident, compañía especializada en la creación e integración de soluciones basadas en tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID). En el marco de los premios “Barcelona, la mejor tienda del mundo”, el Ayuntamiento ha concedido este reconocimiento a Cooked In Barcelona por su incorporación de las nuevas tecnologías y su afán innovador. La tienda ha creado una nueva experiencia de compra y ha llevado la atención al cliente hacia la excelencia.

La solución desarrollada por Saident para Cooked permite a sus clientes, en el momento en que se están probando la ropa, conocer en unas pantallas interactivas situadas en los vestuarios en qué colores y tallas está disponible el producto, cuáles son sus componentes o qué recomendaciones hace el fabricante para el cuidado de las prendas. Además, le sugiere otros productos similares o que puedan combinar con el que han seleccionado y, si quiere probarse el producto en otra talla o color, o pedir otra prenda, puede solicitarlo en la pantalla y el dependiente se lo entregará en el probador.
Al margen de los puntos de información de los probadores, existen mostradores inteligentes en la tienda que permiten al usuario acceder a esta misma información antes de probarse la ropa. El sistema agiliza también los cobros, con lo que evita colas, ya que lee todos los productos ubicados sobre el mostrador en sólo unos segundos, sin que el dependiente deba escanear cada código de barras.
Esto es posible debido a que las etiquetas de las prendas contienen un inlay RFID que identifica cada pieza y contiene información adicional relacionada con ella. Los lectores situados en distintas zonas de la tienda son capaces de recoger la información y procesarla para que el cliente la tenga disponible y pueda navegar por ella en los terminales situados en la tienda.

Beneficios en la cadena de aprovisionamiento Además de la tienda que Cooked In Barcelona tiene en el centro comercial de L’Illa, en la capital catalana, el fabricante también distribuye ropa en tiendas multimarca, donde ha instalado corners inteligentes que utilizan tecnología RFID. En este caso, los sistemas sirven para gestionar los stocks en cada tienda y efectuar automáticamente pedidos de reaprovisionamiento a fábrica.
De hecho, uno de los principales beneficios de la RFID para el sector textil es la posibilidad de efectuar de manera ágil y rápida muchos de los procesos administrativos relacionados con la gestión de pedidos e inventarios. Las tiendas pueden conocer rápidamente cuál es stock que tienen en almacén y pedir más producto de forma automática. Para el distribuidor, el proceso de preparación del pedido es mucho más rápido y, además, libre de errores.
Por otro lado, gracias a la información que se recoge en la tienda, éstas pueden saber cuál es la aceptación que sus productos tienen entre los clientes. Por ejemplo, si un pantalón pasa muchas veces por el probador, pero no se materializa una compra, puede mostrar que gusta pero no sienta bien. Del mismo modo, el vendedor puede saber cuáles son los productos más populares y gestionar los pedidos en función de los perfiles de sus clientes.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

C
Redacción Channel Partner

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5