Oposiciones y Gamificación: claves para aprobar mediante el aprendizaje online

La gamificación permite el desarrollo de metodologías de evaluación en las que, mediante el aprendizaje basado en juegos, el alumno puede evaluarse a sí mismo y conocer sus fallos de inmediato.

Publicado el 07 Jun 2022

39468_03

Opositar es un gran reto. Es cierto que superar una oposición significa optar a una plaza que supone un trabajo fijo y estable para toda la vida, pero también conlleva una gran exigencia previa, mucha preparación y un alto grado de compromiso. Miles de personas se presentan año tras año a las oposiciones para conseguir una plaza específica en la materia que desean. A principios de este año 98.271 opositores optaron a una de las 6.739 plazas dentro de la Administración Pública y los exámenes de estos procesos selectivos se llevaron a cabo en 21 sedes provinciales de toda España.

El trabajo individual es imprescindible para poder conseguir el objetivo. Se debe organizar el tiempo, analizar los contenidos de aprendizaje y establecer una rutina de estudio para cada uno de ellos. Además, es importante encontrar un lugar para poder estudiar todo el tiempo que conlleva con iluminación y temperatura adecuada, libre de ruidos y distracciones que permita aumentar la concentración. Asimismo, opositar puede ser, en algunas ocasiones, una tarea muy solitaria. Para preparar el examen, el opositor puede hacerlo por su cuenta o acudir a una academia o centro especializado. Si es por cuenta propia, es fundamental conseguir buenos temarios que faciliten el estudio de la materia, muchos de ellos pueden encontrarse en las academias online. Estos centros digitales ofrecen a los usuarios todo el temario y otros recursos como calendarios de seguimiento, soporte para poder realizar preguntas y una guía a lo largo del proceso.

Actualmente, la convergencia entre la enseñanza presencial y a distancia está más presente que nunca, por ello, cada vez hay más herramientas de aprendizaje online que ayudan a preparar este tipo de exámenes. Algunos profesores que utilizan habitualmente Kahoot!, plataforma global de aprendizaje basada en juegos, explican que, a través de esta metodología, se produce una retroalimentación constante, dado que estas plataformas exigen respuestas y acciones de inmediato por parte de los usuarios, lo que posibilita que el alumno pueda conocer de forma instantánea sus fallos. “Gracias a plataformas digitales educativas como Kahoot! este aprendizaje puede ser de una manera divertida y no sancionadora. Soy mi mayor reto, por lo que tengo que ganarme nuevamente a mí mismo, con mejores resultados. Además, no me expongo hasta que no estoy preparado para obtener mis mejores resultados, y voy ensayando el rendimiento de mi aprendizaje fomentando la autoevaluación y el autoaprendizaje” afirma Susana Sorribes, inspectora de educación y presidenta de INSnovaE.

Las aplicaciones de enseñanza digital abarcan todo tipo de disciplinas. Estas herramientas permiten aprender conceptos de forma dinámica, motivadora y fácil. Además, al ofrecer todo tipo de conocimientos, estas aplicaciones ayudan a preparar exámenes más generales, como pueden ser las oposiciones de magisterio o de inspección, en las que los exámenes contienen preguntas sobre cultura general, ámbito lingüístico, historia, ciencias o geografía, entre otras. En este sentido, Susana Sorribes asegura que “es fundamental que las preguntas de los ejercicios de las herramientas digitales, tengan varios niveles de dificultad y que las realice un especialista en la materia que se quiere formar, que conozca el contenido para poder establecer los multiniveles de dificultad”. En este sentido, Kahoot! ha identificado diferentes claves sobre cómo pueden ayudar las herramientas digitales en el estudio de las oposiciones:

  • Desarrollo de autoaprendizaje: Es importante trabajar no sólo la capacidad memorística sino más bien cómo utilizarla. Lo que se lleve a cabo debe ser motivacional y a la vez de autoaprendizaje. En la gamificación y a través de herramientas de aprendizaje online, se pueden evaluar los errores y rectificar en los sucesivos ensayos.“Desde hace un par de años los profesores de secundaria y primaria, emplean metodologías propias del siglo XXI , como es el aprendizaje a través de la gamificación. Lo mismo ocurre con las oposiciones. En este sentido, en Kahoot, hay un moodle en el que hay una serie de ejercicios donde pedimos al alumno que se autoevalúe y ejercite diferentes tipos de preguntas: preguntas cortas, tipo test o de verdadero y falso. Esta nueva forma de emplear el juego, te prepara para autoensayarte y tener un feedback adecuado de lo que sabes o lo que tienes que reforzar” señala Susana Sorribes.
  • El estudio puede ser de forma grupal o de manera individual: El estudio de las oposiciones suele ser solitario y rutinario. Estas herramientas online permiten aprender de una forma más dinámica y pueden utilizarse de forma grupal, en el que todo el mundo juega y puede comprobar sus propios resultados. Además, también puede emplearse en casa, a través de controles de autoevaluación. Lo importante es obtener un refuerzo inmediato para poder continuar jugando y consolidar el aprendizaje.
  • Permite crear contenido aleatorio a partir de los fallos: A través de estas plataformas digitales hay diferentes opciones para acceder a los contenidos. Por ejemplo, en algunas de ellas los profesores pueden incluir contenido nuevo e incluso procedente de otros años, para que los alumnos puedan practicar. De esta forma, los alumnos pueden repetir los ejercicios en los que han tenido fallos, de forma aleatoria, para que el aprendizaje sea óptimo y así poder comprobar su rendimiento. Así lo considera Susana Sorribes: “En el caso de las oposiciones los alumnos juegan con un banco de preguntas, en el que los profesores en muchas ocasiones, recopilamos preguntas de exámenes correspondientes de otros años. Gracias a las nuevas tecnologías, los especialistas vuelcan esa información que creen que pueden aparecer en los exámenes de las oposiciones, para que el alumno pueda practicar. En los exámenes se deben incluir preguntas de todos los niveles de dificultad para poder conocer qué rendimiento tienen los alumnos y que para ellos sea motivador y a la vez un reto”.

En este sentido, Eilert Hanoa, CEO de Kahoot!, destaca: “La educación está experimentando notables cambios gracias al crecimiento exponencial de las herramientas de aprendizaje digital. A través de la autoevaluación y el autoaprendizaje, los alumnos pueden conocer de primera mano cómo mejorar su rendimiento de una forma eficiente y motivadora”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5