EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 27 de junio de 2022
Tecnología
Primer informe sobre financiación pública de empresas en España
Más de la mitad de las subvenciones para empresas y autónomos en España en 2021 no se han ejecutado todavía. La burocracia excesiva, el sistema garantista de gestión, la desinformación y la falta de transparencia hace que las ayudas europeas se queden por el camino.
Redacción TICPymes23/06/2022

La principal plataforma tecnológica de acceso a la financiación para pymes, autónomos y emprendedores, Tufinanziación, ha presentado el primer Informe sobre la financiación pública empresarial, en el que calcula que el nivel de ejecución de las subvenciones que se convocaron el año pasado a empresas y autónomos en España se sitúa entre el 37,2% y 45,9%, al estar pendientes de resolución, aunque advierte que otras fuentes ofrecen cifras de ejecución inferiores, entre el 19,4% y 34,5%. Asimismo, estima que casi una de cada cinco empresas no ha obtenido ninguna de las ayudas que solicitó en 2021.

Según el informe, este grado de ejecución relativamente bajo se debe, fundamentalmente, a la escasez y complejidad de la información sobre las convocatorias, la incorporación de requisitos muy exigentes y poco adaptados a la situación real del tejido productivo, la inclusión de plazos demasiado cortos y la excesiva carga burocrática. Todo ello complica excesivamente el acceso de las empresas a las fuentes públicas de financiación, justo cuando se cumple un año de la puesta en marcha del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) por parte del Gobierno.

En este sentido, el 60% de los empresarios consultados afirma que “no hay mucha información disponible” y el 70% considera la burocracia “un impedimento” para acceder a las ayudas públicas. En cuanto a las convocatorias, el 80% señala que la información “no es suficientemente clara”; el 79%, que la tramitación de las solicitudes suele ser “liosa y complicada”; y el 74%, que “tardan mucho en resolverse”. Además, el 65% cree que las ayudas “no están bien orientadas a las necesidades reales de las empresas”.

Para Francisco Estevan, CEO de tufinanziacion.com “el sistema de ayudas en España necesita una profunda renovación para ganar eficiencia. No se ha innovado desde nuestra entrada en la UE hace 40 años, y, a día de hoy, se siguen publicando una gran mayoría de convocatorias por inercia. Hemos analizado 2.134 convocatorias de ayudas a empresas por un importe total de 40.000 millones de euros. Todavía nos queda mucho por hacer; hay que hacer más eficientes los mecanismos de información y gestión a través de la tecnología, pero lo más importante es mejorar el diseño de las convocatorias para adaptarlas a las necesidades del tejido productivo y medir el impacto que realmente tienen estas ayudas”.

Desconocimiento de los Fondos Next Generation EU entre los empresarios españoles

Respecto a las ayudas para empresas financiadas por los Fondos Next Generation EU, el paquete de ayudas aprobado en 2021 por la Unión Europea, el 70% de los empresarios declara tener un nivel de información “bajo o muy bajo” sobre ellos, a pesar de que el 84% mantiene el interés en obtener algún tipo de ayuda procedente de los mismos. El estudio de tufinanzaicion.com señala que “es necesario simplificar las convocatorias, extender los plazos de presentación de los proyectos y reconsiderar las altas tasas de cofinanciación que se exige a algunos sectores donde las microempresas son mayoría”. Asimismo, se estima que durante 2022 las empresas privadas reciban un 45% más de estos fondos en comparación con el año anterior. En este sentido, el CEO de tufinanziacion.com apunta a que a lo largo de este año “los fondos NextGen para empresas se multiplicarán por cinco, hasta alcanzar los 17.000 millones de euros”.

Otro de los problemas que se señala en el informe es la escasez de recursos disponibles en el tejido productivo español para solicitar ayudas públicas. Mientras que en países como Alemania o Francia las empresas cuentan con recursos especializados, en España son casi siempre las mismas empresas quienes solicitan los fondos. Además, el 64% de las empresas consultadas asegura emplear una sola fuente para informarse sobre las convocatorias. Lo más habitual es dirigirse a los medios de comunicación, y las Administraciones públicas sólo son utilizadas por el 15% de las empresas. El estudio señala que la Administración “no cuenta con canales potentes de contacto con las empresas” y que el esfuerzo que realizan en hacer comprensibles las convocatorias es escaso.

En 2022 se podría duplicar el volumen de solicitudes por parte de las empresas

Ante la presumible llegada de una nueva recesión, agravada por el aumento de los costes de financiación privada, se espera que las ayudas públicas sean fundamentales para la economía española: así lo consideran el 85% de las empresas. Según el estudio, este año se prevé que el 95% de las empresas soliciten ayudas públicas; una estimación que prácticamente duplicaría la demanda respecto a 2021, que se situó en el 47%. Ante este escenario, el 60% de las empresas considera que las subvenciones son de vital importancia para la transformación de su actividad y la modernización de sus estructuras.

En 2021, por primera vez en la historia, y debido fundamentalmente al impacto de las ayudas COVID, se superó el umbral de 1.5 millones de empresas que accedieron a ayudas, cifra que se espera ver reducida en 2022 a pesar de que se prevé que el volumen de las ayudas y el tamaño de los proyectos sea mayor.

En relación con el volumen total de financiación solicitada, por primera vez en la historia, las pymes concentraron casi el 90% de los fondos en 2021, en detrimento de las grandes

empresas, que venían obteniendo casi un 40% de los fondos de forma histórica. La pandemia ha sido, sin duda, uno de los factores clave que han reconfigurado el mapa de ayudas públicas en nuestro país.

La digitalización será la prioridad de casi la mitad de las empresas (44%) que soliciten ayudas públicas en 2022

Si bien 2021, en el que se concedieron un total de 45.917 millones de euros en forma de todo tipo de ayudas, préstamos públicos y subvenciones, fue el año del sector público, se espera que este 2022 sea el de las empresas y que la mayoría de las convocatorias se centren en temas relacionados con la modernización industrial, la digitalización, la innovación, la eficiencia energética y la sostenibilidad.

Las ayudas solicitadas que más interés suscitaron en 2021 fueron aquellas que permitieron a las empresas contar con mayor liquidez y capital de trabajo (34%), pagar y contratar al personal (25%) y refinanciar o cancelar deudas (20%). Sin embargo, en 2022 se ha producido un cambio significativo de prioridades para las empresas, que ahora solicitan ante todo la obtención de fondos destinados a la digitalización e innovación, prioridad para el 44% de las empresas que solicitarán ayudas públicas en 2022.

En opinión de Francisco Estevan, este contexto debe ser una llamada de atención para impulsar de manera urgente la transformación del sistema de gestión de las ayudas: “sabemos mucho acerca de la oferta de ayudas públicas, pero somos incapaces de evaluar los efectos colectivos producidos en términos de mejora de productividad, competitividad o empleo. Existe un enorme vacío en la medición de impacto de las políticas públicas de financiación empresarial. Urge diseñar un sistema más eficiente que ponga el foco en los resultados, tal y como ya ocurre en otros países como UK, Países Bajos o Luxemburgo. Si seguimos en las trincheras de la burocracia, el efecto NextGen no alcanzará ni de lejos las expectativas generadas”.