EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 30 de octubre de 2020
Tecnología
Gfk: "Los españoles están cada vez más enganchados a internet"
Según un estudio de la consultora GfK, el consumo digital en España ha aumentado incluso en época veraniega, superando los niveles del período previo a la irrupción del Covid-19
14/10/2020

En un año tan atípico como 2020, marcado por un acontecimiento sin precedentes como es la pandemia del Covid-19, el consumo digital ha experimentado importantes cambios. De hecho, ha salido reforzado: los españoles se conectan más a Internet que nunca. Así lo demuestran los datos del estudio de GfK EspañaEscenario Digital Post-Covid, que analiza la evolución del consumo digital en España durante 2020 y las tendencias del consumo digital para los próximos meses.

El confinamiento contribuyó a que los usuarios invirtieran mucho más tiempo en Internet, concretamente un 25% más que antes de la pandemia. Pero ahora, lejos del estado de alarma y en plena convivencia con el virus en la nueva normalidad, los españoles siguen siendo usuarios muy activos de Internet, pasando 169 minutos diarios, lo que supone casi un 3% más respecto a inicios de año. Ni siquiera los meses de verano, período en el que suele caer el tiempo de conexión en Internet, ha impedido que el consumo crezca, un incremento que se prevé muy superior en estos próximos meses.

GfK lleva trabajando más de cinco años en el desarrollo de una solución de medición de audiencias digitales capaz de medir el consumo multidispositivo mediante la tecnología single source y de atender las necesidades de este complejo y rico escenario.

En palabras de David Sánchez, Digital Solutions Director en GfK, “El futuro será digital o no será. Y es cada vez más complejo, más multidispositivo y completamente transmedia: por eso debemos tener la capacidad conocerlo, medirlo y dotarnos de las herramientas que nos permitan conocer el comportamiento del origen de todo ese consumo digital: la persona”.

Nuevas formas de comunicación que se consolidan

Otro aspecto esencial que ha marcado 2020 y que influye directamente en las relaciones sociales es la consolidación de una nueva forma de comunicación: las videollamadas. Los españoles dedicaron el doble de tiempo a esta actividad durante el confinamiento, unos 66 minutos diarios, con grandes protagonistas como Zoom y Microsoft Teams.

Pero lo cierto es que esta vía de comunicación ha llegado para quedarse y sigue muy presente en la nueva normalidad, en la que invertimos 50 minutos al día (un 43% más) y en la que se han ganado 800.000 usuarios diarios respecto a antes de la pandemia.

Compras online: del e-commerce bunker al hedonismo

Una parte fundamental del consumo digital es el e-commerce, al que la pandemia ha reforzado y que ha establecido nuevas experiencias de consumo. Más allá de la fidelización de las personas que ya compraban online, lo llamativo es la inclusión de nuevos actores al escenario e-commerce: más del 10% de los compradores online lo hicieron por primera vez durante el confinamiento. Que permanecerán en la nueva normalidad

Además, el mercado se diversifica y 4 de cada 10 compradores adquirieron productos en tiendas online en las que no lo habían hecho antes. Pero a pesar de las cada vez más diversas opciones de compra, los grandes players como Amazon y AliExpress siguen copando un gran espacio entre los consumidores y han visto crecer sus ventas gracias al confinamiento que continúa en la nueva normalidad.

El éxito de los gigantes del e-commerce se debe en parte al cambio de las prioridades de compra de los consumidores. Y es que, mientras que en el estado de alarma primaron las compras búnker, es decir, de productos de primera necesidad como alimentación (37%), higiene (38%) y farmacia (25%), a medida que fue avanzando la desescalada adquirieron más relevancia las compras hedonistas como moda (40%), comida a domicilio (25%) y decoración (23%).

Hacia un conocimiento 360 del consumidor

En definitiva, los hábitos del consumidor digital, así como sus inquietudes y preferencias, son cambiantes. Esto supone un reto para la industria digital: construir una radiografía certera que tenga en cuenta todas las casuísticas que confluyen y determinan este consumo.

Sin embargo, también se trata de una oportunidad para todos los actores del sector, desde las agencias y soportes hasta los anunciantes, de obtener un conocimiento mucho más completo y valioso sobre el consumidor a través de nuevos sistemas y desarrollos tecnológicos de medición y análisis de audiencias y consumos digitales.