Los “criptoahorros” de los usuarios, en peligro

Los cibercriminales han tenido éxito con las carteras de bitcoins, haciéndose con más de 23 BTC, lo que equivale a unos 120.000€.

Publicado el 09 Nov 2017

41752_43

En paralelo al auge de las criptomonedas en todo el mundo, crece el atractivo que tienen para los ciberdelincuentes. Los analistas de Kaspersky Lab ya han observado un aumento en la actividad de lo que se conoce como “mineros de bitcoins”, que han afectado a miles de ordenadores y generado cientos de miles de dólares de beneficio para los delincuentes. Además, los expertos han notado que los cibercriminales están comenzando a usar técnicas menos avanzadas y que están gastando menos tiempo y recursos. Los ladrones de criptomonedas están poniendo en riesgo los “criptoahorros” de los usuarios.

Los analistas de Kaspersky Lab han descubierto un nuevo troyano, CryptoShuffler, diseñado para cambiar las direcciones de las carteras de criptomonedas de los usuarios en el portapapeles del dispositivo infectado (un recurso de software utilizado para el almacenamiento de datos a corto plazo). Los ataques de secuestro del portapapeles se conocen desde hace años, redirigen a los usuarios a sitios web maliciosos y se lanzan contra los sistemas de pagos online. Sin embargo, los casos que implican una dirección de host de criptomoneda son raros.

Después de la inicialización, el troyano CryptoShuffler comienza a monitorizar el portapapeles del dispositivo utilizado por los usuarios al realizar un pago. Esto implica copiar los números de las carteras y pegarlas en la línea de “dirección de destino” del software que se utiliza para llevar a cabo una transacción.

El troyano reemplaza la cartera del usuario con otra cartera que pertenece al creador del malware, lo que significa que cuando el usuario pega la identificación de la cartera en la línea de destino, no es la dirección a la que originalmente intentaban enviar el dinero. Como resultado, la víctima transfiere su dinero directamente a los ciberdelincuentes, a menos que un usuario atento detecte el repentino reemplazo.

Pero esto no suele suceder, ya que los números de varios dígitos y las direcciones de las carteras en blockchain son muy difíciles de recordar. Por lo tanto, es difícil identificar alguna característica distintiva en la línea de transacción, incluso si está directamente a la vista del usuario.

Hasta ahora, y según las observaciones de los analistas de Kaspersky Lab, los ciberdelincuentes que están detrás del troyano CryptoShuffler han tenido éxito en sus ataques contra carteras Bitcoin, pudiendo haber llegado a robar 23 BTC, lo que equivale a unos 120.000€, según los precios actuales de la criptomoneda. Los importes totales en otras carteras varían desde unos pocos dólares hasta varios miles.

“La criptomoneda ya no es algo del futuro. Se está volviendo cada vez más habitual y su uso se está extendiendo activamente por todo el mundo al tiempo que se convierte en un objetivo más atractivo para los delincuentes. Últimamente hemos observado un aumento en los ataques de malware dirigidos a diferentes tipos de criptomonedas, y creemos que esta tendencia va a continuar. Los usuarios que consideren invertir de criptomonedas en este momento deben asegurarse que cuentan con la protección adecuada”, afirma Sergey Yunakovsky, analista de malware de Kaspersky Lab.

Los expertos de Kaspersky Lab también han encontrado otro troyano que apunta a la criptomoneda Monero: DiscordiaMiner, que está diseñado para cargar y ejecutar archivos desde un servidor remoto. Según la investigación, hay algunas similitudes con el troyano NukeBot, descubierto a principios de este año. Al igual que en el caso de NukeBot, los códigos fuente del troyano se han compartido en foros clandestinos de piratería informática.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4