Las seis claves para evitar el estrés laboral

Los trabajadores sufren una gran tensión laboral y por eso es necesario tomar en cuenta algunos consejos para que la situación no se desborde.

Publicado el 24 Nov 2009

34382_39

Prisas, colas, tráfico, retos profesionales son el pan de cada día en la sociedad actual. Así, con la crisis económica los trabajadores sufren más estrés y esta tendencia se ha agudizado aún más en los últimos tiempos, afectando a los niveles de productividad de las empresas. Regus, el proveedor líder de innovadoras soluciones de espacio de trabajo, lanza hoy una guía de los principales consejos a tener en cuenta para mejorar la calidad de vida y el ambiente laboral.

Equilibrar la vida laboral con la vida personal. El estrés afecta a la calidad de vida de las personas, repercutiendo directamente tanto en el ámbito profesional como en la vida familiar y de ocio. Es por esto que se recomienda practicar algún deporte, programarse actividades de ocio y tiempos dedicados a la familia y los amigos para mantener este equilibrio tan necesario.

Evitar la sobrecarga de trabajo. Uno de los mayores retos profesionales diarios a los que se enfrenta el trabajador común es evitar el exceso de trabajo y de responsabilidades. Esto es bien seguro que puede contagiar estrés en el individuo y en el equipo de trabajo. Para evitar esto, se recomienda establecer un listado de objetivos reales a corto y medio plazo, lo que aporta mayor perspectiva sobre el proyecto en desarrollo y no produce tanto estrés.

La gestión del tiempo es el camino al éxito. Organizar el tiempo y las prioridades laborales diarias es la clave para poder rendir mejor en el trabajo de una forma normalizada. Planificar con tiempo las tareas, delegar cuando sea necesario, establecer límites de tiempo en la ejecución de actividades, por ejemplo, son algunas de las principales claves para que la gestión del tiempo nos lleve al éxito, evitando así el estrés y las prisas de última hora.

Adaptar el entorno de trabajo y mantenerlo limpio. Es importante que cada trabajador se encuentre cómodo y feliz en su lugar habitual de trabajo. Es por esto que el trabajador debe disponer de un espacio propio dentro de la oficina que considere “suyo”, que se mantenga limpio y ordenado y con objetos y/o fotografías personales. El orden y estos objetos personales pueden ayudar al trabajador a obtener energía positiva y trabajar más a gusto.

Descanso = productividad. Es recomendable hacer pequeños descansos durante la jornada laboral que permitan al trabajador desconectar brevemente y así emprender una nueva tarea con mayor concentración. Especialmente para aquellos empleados que trabajan habitualmente con ordenador, se recomiendan breves pausas cada 90 minutos para descansar la vista y relajar el cuerpo de una postura estática. Por otro lado, resulta vital dormir unas ocho diarias para descansar correctamente y así afrontar los próximos retos con energía.

Motivar y ser motivado positivamente. Es importante mantener una mentalidad abierta y positiva con uno mismo y el resto de compañeros. La motivación empieza por uno mismo y esto acaba contagiando al entorno. Tener una actitud positiva al emprender una nueva tarea o al charlar con compañeros favorece un buen ambiente, mejorando las relaciones personales entre colegas y evitando así posibles conflictos que generen mayor estrés.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

H
Mónica Hidalgo

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4