Las pymes, ante el reto de adaptarse al modelo de trabajo híbrido

Antonio Budia, director de Operaciones y Marketing de Microsoft en España explica, en tribuna para Ticpymes, los retos de las pymes para adaptarse a los nuevos modelos de trabajo en los que el empleado demanda más flexibilidad

Publicado el 30 Sep 2021

92938_93

En Microsoft no nos cansamos de repetir que el éxito no se alcanza adoptando solo una determinada tecnología, sino forjando una cultura empresarial que permita a las personas desarrollar todo su potencial. Es decir, la tecnología no es un fin en sí misma, sino un medio para ayudar a cada persona y cada organización a hacer más en su día a día.

Ahora, el modelo de trabajo vive un momento de gran efervescencia que hemos dado en llamar “paradoja híbrida” ya que los empleados demandan más flexibilidad, pero también piden colaboración presencial. Así lo pone de manifiesto nuestro último Índice de Tendencias Laborales, donde más del 70% de los trabajadores prefieren el trabajo híbrido combinando trabajo desde casa y en el lugar de trabajo, pero a la vez más del 60% echan de menos la colaboración cara a cara.

Creo que en esta coyuntura histórica, en la que se están sentando las bases de una , cada empresa, independientemente de su tamaño, tiene ante sí el reto y la oportunidad de reimaginarse para estar a la altura de este gran cambio y cumplir con las expectativas de sus empleados. ¿La ventaja? Cualquier empresa o pyme que abogue por la innovación tecnológica unida a una cultura digital adecuada, hará posible que sus empleados sean capaces de trabajar de una manera más segura, inteligente, ágil y colaborativa, impulsando la productividad y la competitividad.

Asimismo, encontrar un modelo de trabajo en el que los empleados se sientan cómodos incide directamente en la capacidad de las empresas de captar y retener el talento. En primer lugar, la posibilidad de trabajar en un entorno híbrido es valorada por el empleado -que durante la pandemia se ha adaptado rápidamente a las circunstancias y ha experimentado en primera persona un modelo que le permitía conciliar de un modo más adecuado- y, en segundo lugar, se ha convertido en un criterio muy valorado a la hora de escoger un empleo o emprender un nuevo rumbo laboral por parte de los candidatos. Dicho de otra manera, un modelo de trabajo híbrido retiene y atrae el talento que deja de ser local, ya que las empresas pueden contratar independientemente del territorio en el que opere.

Además, los beneficios de la digitalización no sólo impactan en el puesto de trabajo, ya que afectan positivamente y transforman también los productos y servicios de la empresa, su relación con proveedores y clientes y los procesos de la empresa. A pesar de las dificultades, muchas pymes están aprovechando ya las soluciones en la nube para transicionar hacia una forma de trabajo en formato híbrido. Estas pymes digitales están accediendo a la misma tecnología que las empresas de mayor tamaño pudiendo eliminar barreras geográficas, impulsando su productividad y con ello su rentabilidad. Otro aspecto a destacar es que la pyme digital tiene a su alcance –con un coste reducido y total flexibilidad- tecnología que permite la colaboración desde cualquier dispositivo y lugar de manera segura, siempre que confíen en una nube que cumpla con los estándares de seguridad y normativos más exigentes.

En definitiva, cada vez más pequeñas y medianas empresas han comprendido que la digitalización debe entenderse como un proceso continuo, en el que la tecnología sea un aliado no solo para vender, sino también para ser más eficiente, mejorar la capacitación digital de los empleados, conectar sus equipos, ganar en agilidad y seguridad.

Ahora, tanto el fondo Next Generation EU como el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025, representan una ocasión de oro para la pyme que quiera dar el salto a la digitalización ya que España destinará un gran porcentaje del presupuesto de estos fondos a proyectos de esta índole. Así que, si eres una pyme y todavía no te has digitalizado, este es un buen momento no solo para transformar digitalmente tu actividad sino para, en ese proceso, desplegar itinerarios de capacitación digital para los empleados y que beneficiará tanto a tu negocio como a tu equipo humano.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

B
Antonio Budia

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4