La presión de la marca blanca obliga a bajar precios

Las primeras marcas tuvieron que recortar precios, referencias o lanzar nuevos productos para competir con las marcas blancas.

Publicado el 08 Feb 2010

38145_63

El II Termómetro Laboral de Adecco Alimentación, basado en encuestas a 500 empresas alimentarias, señala que un 39% de los fabricantes redujeron precios el pasado año, sobre todo los de marcas “premium”, dado que el 71,7% de las firmas que abarataron sus productos comercializan este tipo de marcas.
No obstante, a pesar de la crisis, un 48,2% de los fabricantes del sector afirma haber mantenido sus precios en 2009, y un 1,5% haberlos aumentado. En la batalla de los precios, las compañías del sector deben tener en cuenta además a las cadenas de distribución. Según el estudio, un 67,4% de los encuestados opina que tienen una posición dominante o muy dominante sobre la política de ventas de su empresa, y un 32,6% afirma ver afectados sus precios por los distribuidores.

El informe destaca el elevado porcentaje de empresas que sigue produciendo en exclusividad primeras marcas. Así, el 73% de los fabricantes que introdujeron primeras marcas lo hicieron en exclusividad, frente al 56,5% en 2008, en tanto que, de los que introdujeron marca de distribuidor, sólo el 58% lo hizo en exclusividad. Preguntadas por la evolución de la producción durante los próximos meses, el 37% de las empresas dice que mantendrá su producción y un 13% que la recortará. Por otro lado, un 27% dice que aumentará la fabricación de marcas blancas. Según el 38,7% de los entrevistados, el consumo de marcas blancas seguirá creciendo, en tanto que un 29,2% opina que el consumidor seguirá comprando el mismo porcentaje de marca premium y marca de distribuidor.
Según Adecco, un 31,1% de los encuestados cree que, una vez pasada la recesión, se volverá a incrementar el consumo de las primeras marcas. Reajustes de plantilla La reducción de la producción y las retiradas de productos han obligado al 55% de las empresas del sector alimentario a reducir su plantilla (frente al 63% de 2008), mientras que cerca del 29% ha podido mantenerlas sin cambios y sólo un 16% ha logrado aumentar su personal. El 80% de los puestos destruidos fueron eventuales. Entre los subsectores que más han tenido que recortar plantilla, destacan los fabricantes lácteos (el 66% reduce personal) y de grasas y aceites (60%). Por otro lado, los que más contratan son el subsector de elaboración y conservación de pescados (40%) y el de agua y bebidas analcohólicas (33%).

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

H
Mónica Hidalgo

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5