La pandemia dispara las ofertas de empleo con teletrabajo en nuestro país un 214%

El porcentaje de puestos de trabajo en remoto se ha más que duplicado en muchos sectores, sobre todo en Administración y Call Centers, con un incremento del 306% respecto al año anterior. También otros como los Servicios públicos (154%), Finanzas y Seguros (128%), y Comunicación (127%)

Publicado el 23 Ago 2021

75999_73

El trabajo a distancia es un cambio estructural que ha llegado para quedarse. Este nuevo análisis de las ofertas de empleo realizado por The Adecco Group muestra que el número de ofertas de empleo en 2021 que incluyen el término “teletrabajo” se ha disparado en comparación con 2019 y, según las predicciones, se espera que la tendencia siga creciendo.

La cantidad de ofertas que mencionan la palabra “teletrabajo” ha aumentado en un 126% durante el período comprendido entre mayo de 2020 y abril de 2021, con respecto al año anterior. Es más, en mayo de 2021 el 12% de las ofertas de empleo de Europa occidental hacían referencia al trabajo a distancia. Esto es más del doble de la proporción de anuncios de trabajo que hacían referencia al teletrabajo en mayo de 2020 (5,2%) y casi cuadriplica al porcentaje de antes de la pandemia de COVID-19 en mayo de 2019 (3,1%).

El estudio demuestra que las soluciones de trabajo flexibles no son solo el resultado de la pandemia. De hecho, el trabajo en remoto ya había comenzado a ganar popularidad en 2019, antes de la crisis de la COVID-19. A finales de 2019, el 3,3% de las ofertas de empleo ya incluían esta opción frente al 2,8% de enero del mismo año, lo que significa un aumento del 28% durante 2019. La pandemia solo aceleró un cambio que ya estaba en vigor.

Además, estos patrones persisten independientemente de cómo midamos la demanda de trabajo remoto. Existe un crecimiento similar en la demanda de teletrabajo tanto en los títulos como en las descripciones de los puestos.

Solo en noviembre de 2020 hubo una caída sustancial en la demanda de trabajadores remotos cuando el país decretó restricciones parciales.

A pesar de las desescaladas y que las restricciones duras por la COVID-19 han terminado en muchos países, las ofertas de empleo con referencias directas al teletrabajo continúan creciendo. La gente quiere trabajar de forma remota y las empresas están respondiendo a esta demanda haciendo explícitas las oportunidades de trabajo remoto en sus ofertas de empleo.

En 2020-2021, en relación con 2019-2020, el número de anuncios de empleo con términos relacionados con el trabajo remoto había crecido en los seis países evaluados. En toda Europa occidental la demanda de teletrabajo aumentó a lo largo de 2019 y se disparó en 2020.

Atendiendo únicamente a nuestro país sucede lo mismo, el número de ofertas de empleo con el término “teletrabajo” ya estaban creciendo a lo largo de 2019, pero la demanda se expandió enormemente a partir de la COVID-19, un 214%. Este crecimiento fue mayor en las provincias del centro y oeste de España. Solo la provincia de Soria experimentó un descenso en la demanda de trabajo a distancia.

El trabajo remoto se ha expandido en diferentes sectores

Si bien el sector IT continúa ofreciendo la tasa más alta de posiciones remotas en relación con otras, también se observan grandes cambios en la demanda de teletrabajo en otros sectores.

El porcentaje de puestos de trabajo con referencias al teletrabajo se ha más que duplicado en muchos sectores, sobre todo en Administración y Call Centers, con un incremento del 306% respecto al año anterior. También otros sectores han experimentado un gran crecimiento en las ofertas de empleo remoto como los Servicios públicos (154%), Finanzas y Seguros (128%) y Comunicación (127%).

Si atendemos a los perfiles con el crecimiento más significativo de ofertas de teletrabajo fueron: asistente comercial administrativo (237%), contable (301%), teleoperador (302%), ingeniero de DevOps (166%) y agente inmobiliario (150%).

Se observa que las personas altamente cualificadas tienen más probabilidades de obtener contratos de trabajo a distancia, especialmente en los siguientes sectores: Información y Comunicación (el 61% de los trabajadores del sector pactó trabajo remoto antes del COVID-19), Profesionales y Actividades científicas (55%), Finanzas y Seguros (44%), Actividades inmobiliarias (44%) y Servicios públicos y administración (30%).

Hay que tener en cuenta que existe una brecha digital que podría obstaculizar el acceso al trabajo a distancia. Por un lado, esta brecha digital es causada por un acceso desigual a las infraestructuras TIC, cuya estabilidad difiere entre países y entre zonas rurales y urbanas. Por otro lado, hay una brecha en las habilidades digitales entre los empleados ya que algunos no usan herramientas TIC.

Se estima que alrededor del 36% de los trabajos se pueden realizar de forma totalmente remota. Para el otro 64% de los puestos se puede establecer un arreglo híbrido y es importante destacar aquí que dicho arreglo también puede servir para el sector de Manufactura y Servicios. Si bien esas industrias pueden requerir la presencia física de sus empleados durante la mayor parte del tiempo, ciertos perfiles de estos sectores también deben realizar algunas tareas, por ejemplo, asuntos administrativos, que podrían realizarse de forma remota.

En otras palabras, mientras que el 36% de los trabajos se pueden realizar completamente a distancia, una cierta cantidad de horas de trabajos “no remotos” a priori podrían realizarse fuera de las instalaciones de la empresa.

Las empresas con menos de 50 empleados más proclives al teletrabajo

Un último patrón interesante en las ofertas de teletrabajo es la distribución de roles entre empresas de diferentes tamaños. Durante la pandemia, empresas de todos los tamaños se inclinaron hacia el trabajo a distancia para cumplir con las medidas de seguridad y mantener a sus empleados a salvo. En mayo de 2021, más del 40%

de las ofertas de empleo que hacían referencia al teletrabajo se llevaron a cabo por empresas con menos de 50 empleados. Además, la tendencia en el crecimiento del trabajo remoto fue notablemente consistente en organizaciones de diferentes tamaños.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3