La necesaria gestión integral de los dispositivos móviles en la empresa

Carlos Izco, director del Área de Movilidad de Sybase Iberia

Publicado el 19 Feb 2009

Hoy en día, cada vez más directivos y profesionales utilizan indistintamente un único dispositivo móvil tanto para sus gestiones profesionales como familiares. Los terminales se empiezan a conocer como dispositivos convergentes, por converger ambas parcelas de la vida, la personal y la profesional, en un solo aparato.

De acuerdo con un reciente informe de la consultora tecnológica IDC para Sybase, un 60% de las adquisiciones de los dispositivos móviles convergentes son realizadas por particulares, tendencia que no variará hasta el 2011. Igualmente, el 70% de las empresas consultadas tiene instalada al menos una aplicación móvil en el dispositivo y de estas el 33% dispone de múltiples aplicaciones instaladas. La tendencia es a que los clientes empresariales cada vez instalen más aplicaciones móviles para mejorar la productividad, el servicio al cliente final, y dar ventaja estratégica a la empresa.

Esta proliferación de dispositivos móviles viene acompañada por la posterior personalización de los mismos, que queda en manos del usuario en lugar del departamento de TI de la empresa.

Los departamentos o áreas de TI de las grandes compañías se enfrentan así a varios retos, como mantener una configuración y gestión adecuada de todos los dispositivos, ofrecer un buen soporte a las aplicaciones empresariales instaladas y a los usuarios, atender los diversos sistemas operativos móviles activos en la empresa, y por supuesto, garantizar la seguridad de la información en caso de pérdida o robo del dispositivo, dado que los riesgos aumentan notablemente debido a su uso paralelo en el terreno personal y a que la información de la empresa en los dispositivos móviles es cada día más importante.

La respuesta pasa inevitablemente por realizar un control y seguimiento centralizado y automático de esta multitud de terminales móviles de acuerdo a una “Política de Movilidad” de la empresa. Esta política debe ser capaz de adaptarse a las diferentes necesidades que cada usuario (directivos, trabajadores móviles, teletrabajadores, etc.) presenta en cada momento concreto, evitando implantar un sinfín de aplicaciones que vayan resolviendo los problemas puntuales de forma dispersa. Adicionalmente la “Política de Movilidad” debe poder aplicarse y reaccionar ante eventos de forma automática sin la necesidad de que un administrador realice procesos específicos. Es decir debe lograr que la movilidad genere más valor para la empresa reduciendo a la vez los costes de gestión y liberando recursos de TI para otras tareas.

Nuestra experiencia y la de las consultoras independientes indican que las entidades deben abordar con urgencia dos proyectos que permitan definir y establecer su política empresarial de movilidad:

Segmentar los trabajadores móviles según su perfil. En una empresa hay una gran variedad de usuarios con distintos cargos y responsabilidades. Los departamentos TI han de detectar las funciones y misiones más corrientes dentro de la compañía para después definirlas.

Definir las necesidades empresariales y tecnológicas de cada perfil. Estas necesidades se pueden determinar teniendo en cuenta cuatro factores: el grado de movilidad del usuario, el acceso a la información en tiempo real requerido por el usuario, las aplicaciones a las que se precisa acceder desde el terminal y el nivel de confidencialidad de la información que el empleado maneja.

¿Por qué adoptar una única solución de gestión de los dispositivos móviles? Cada vez resulta más difícil estandarizarse en un solo tipo de dispositivo; pues cada sistema operativo tiene ventajas específicas para cada tipo de usuario. Además, las cuestiones de seguridad cada vez son más importantes: si se pierde o roba un dispositivo las funcionalidades de borrado y bloqueo son fundamentales; y disponer de una funcionalidad de soporte a aplicaciones corporativas y de copias de seguridad reviste idéntica importancia para mantener la productividad de los trabajadores móviles. Así pues, los mercados de gestión de dispositivos móviles y de seguridad móvil cada vez convergen más.

Según otro análisis de Gartner, gran parte de las compañías no realizan una correcta gestión de los dispositivos, ya que implantan diferentes soluciones para cada problema y con ello pagan entre 5 y 10 veces más de lo necesario. Por esto, la consultora recomienda una convergencia en la gestión y seguridad de los dispositivos.

Plataformas como Sybase Afaria, proporcionan a las grandes compañías una tecnología optimizada para implantar de forma sencilla Políticas de Movilidad. Sybase iAnywhre Suite la Plataforma de Movilidad de Sybase, va un paso más adelante, ofreciendo un entorno único para el desarrollo de aplicaciones, el acceso a la información – correo electrónico, documentos y aplicaciones – el correo electrónico además de la gestión y la seguridad.

Estas soluciones permiten a las empresas hacer que la movilidad sea una ventaja en vez de una carga y para las que deseen ir más adelante proporcionan una plataforma para hacer de la movilidad parte de su estrategia competitiva en un mundo lleno de posibilidades.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

C
Redacción Computing

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5