La externalización de RRHH y los ‘Interim Managers’ cobran fuerza en España

El nuevo panorama económico transforma la contratación de profesionales y la gestión del talento.

Publicado el 15 Abr 2009

27092_26

Así lo advierte la consultora Page Personnel, quien asegura que la idea de centrarse en la detección, contratación y conservación de talentos es la mejor estrategia para conseguir que el empleado aporte un valor añadido a las empresas, pero es una tarea que puede ser externalizada puesto que se trata de un aspecto crítico en la organización. Las ventajas asociadas al outsourcing de recursos humanos no solo tienen que ver con el ahorro de costes, sino también con el aumento de la eficiencia y de resultados objetivos medibles en el tiempo.

“Con la situación actual, el concepto de talento ha cambiado”, comenta Pablo Urquijo, director general de Page Personnel, “por eso hoy se necesita gente mucho más preparada y buscar el camino para conservar el talento, porque es lo que va a aportar valor en estos momentos”. Así, la escasez de profesionales disponibles en los últimos años generó escasez de talento, y como consecuencia, salarios muy altos que en ocasiones estaban sobredimensionados, una situación que se produjo en varios mercados, pero que especialmente afectó al sector TIC. Pero este año la situación ha cambiado considerablemente, puesto que ahora hay muchos más profesionales disponibles, y las empresas de selección de personal se tienen que enfrentar a una mejor gestión del talento.
Otra de las tendencias que está cambiando es la proliferación de la figura del Interim Manager, un profesional que sido dado a conocer también por otras compañías como Synotion, aunque en España todavía no es ampliamente conocido, a diferencia de otros países europeos. Se trata de profesionales altamente cualificados y con un puesto de mando o directivo por un período definido, para atender un proyecto determinado o emprender cambios específicos. “Con la contratación de Interim se genera un ahorro de costes considerable porque sus funciones están perfectamente definidas y la empresa paga exactamente por lo que necesita”, opina Urquijo, pero a la vez reconoce que todavía “es complicado convencer a las empresas para que se atrevan con este sistema, porque es difícil encontrar candidatos dispuestos”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

B
Lucía Bonilla

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5