El ‘cloud computing’ no sustituirá a todo lo anterior

Aún así, IBM pronostica que este modelo de negocio crezca a una media anual del 28% hasta 2012.

Publicado el 26 Nov 2009

19893_71

Mayra Martínez En una situación tan difícil como la actual, pocas tecnologías consiguen despertar tantas esperanzas y optimismo en el sector como el cloud computing. IBM, una de las empresas que más apuesta por este modelo de negocio, estima que el mercado mundial de los servicios asociados a la ‘nube’ crecerá una media anual del 28% hasta alcanzar un valor de 126.000 millones de dólares en 2012. Aún así, es posible que tanto entusiasmo haya contribuido a aumentar las expectativas algo por encima de la realidad. Según un reciente estudio de IDC, al que hace referencia IBM, el gasto total en cloud público contabilizará el 10% de los ingresos de tecnologías de la información en 2013, una cifra significativa pero aún muy alejada de los abultados pronósticos que parecen rodear esta fiebre por la ‘nube’. “El cloud computing no se va aplicar a todo, todavía habrá muchos ámbitos para el que se seguirán utilizando modelos tecnológicos tradicionales”, declaraba esta mañana en rueda de prensa Juan Antonio Zufiria, presidente de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel. Para Zufiria, no se trata de una revolución, sino más bien de “una evolución que no va a sustituir a todo lo anterior”. Además, el responsable de IBM opina que tanto se ha venido usando el término últimamente, que ha perdido mucho de su sentido original. Según Zufiria, el concepto debe hacer sólo referencia a aquellos modelos de prestación de servicios tecnológicos estandarizados al que los usuarios acceden sin necesidad de interacción de terceros y que pagan sólo en función del consumo realizado. Basándose en esta definición, IBM clasifica el modelo de cloud computing en dos tipos: cloud público y cloud privado. El primero hace referencia a los servicios que ofrecen compañías como Google, Salesforce.com o el propio IBM con su solución LotusLive iNotes, abierta a cualquier usuario a través de una suscripción. El segundo tipo –y aquí es donde IBM afirma no tener competencia- alude a las clouds construidas para ser utilizadas sólo por los empleados de una empresa. Se trata de un modelo más reciente, pero con una proyección muy importante, de acuerdo con Zufuria. En esta categoría IBM cuenta con soluciones llave en mano como el cloud privado IBM Smart Business Storage Cloud, que permite almacenar, compartir y procesar, bajo demanda, elevados volúmenes de información. Además, da la posibilidad a las empresas de elegir la tecnología de almacenamiento que deseen utilizar, su localización y la infraestructura dedicada necesaria, según sus demandas de negocio.

Junto con esta oferta, la compañía también cuenta con equipos y soluciones que sirven como componentes a las empresas para construir sus propios clouds, así como de servicios de consultoría de negocio para ayudar a las empresas a desplegar el modelo más adecuado a sus necesidades.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

C
Redacción Channel Partner

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5