El arbitraje como solución extrajudicial a los conflictos empresariales

Varias asociaciones firman acuerdos para reducir precios en las labores de arbitraje y para llevar este modelo hasta las empresas TIC.

Publicado el 15 Dic 2009

45324_45

Javier Íscar, secretario general de la Asociación Europea de Arbitraje (Aeade), y Víctor Delgado, presidente de la Asociación Española Multisectorial de Microempresas (Aemme), han suscrito un acuerdo de colaboración para fomentar el arbitraje en la microempresa. La firma se realizó en Barcelona durante el desarrollo de la jornada sobre “La crisis económica en la microempresa española”, organizada por Aemme, y en la que se presentó un plan de acción para salir de la crisis y generar riqueza y empleo.

A través de este acuerdo, los procedimientos en los que una o ambas partes sean microempresas asociadas a Aemme se beneficiarán de hasta un 20% de ahorro en el coste del arbitraje. Además, al tratarse de una asociación multisectorial, Aeade apostará por el arbitraje especializado con el objetivo de atender mejor a las necesidades de cada sector. Según Javier Íscar, “la microempresa española no se puede permitir que un litigio se atasque en los tribunales años y años, ya que podría suponer su cierre. La rapidez en la obtención de un laudo arbitral atenúa los efectos económicos, a diferencia de un litigio sometido a la justicia ordinaria”.
Arbitraje tecnológico

Por otro lado, la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España (Aetic); la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC); la Asociación Española de Usuarios de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (AUTELSI) y la Federación de Asociaciones de Latinoamérica, el Caribe y España de Entidades de Tecnología de la Información (ALETI) han rubricado un acuerdo de colaboración con la Cámara de Madrid por el que se constituye la sección de Consultoría y Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones en la Corte de Arbitraje de Madrid.

Gracias a este convenio, las empresas TIC que operan en España y en 18 países iberoamericanos podrán beneficiarse del arbitraje. Por ello, la Corte de Arbitraje de Madrid se constituye con vocación internacional para resolver conflictos de alto contenido tecnológico y para convertirse en referente mundial.

Para poder hacer uso de los servicios de la Corte de Arbitraje de Madrid, las empresas deben incluir en sus contratos el modelo de cláusula o convenio arbitral elaborado por la Corte de Arbitraje de Madrid para que, en el caso de que surjan controversias, quede asegurado el cumplimiento de la voluntad de las partes de recurrir al arbitraje de la Corte.

Un aspecto decisivo del convenio se centra en que las asociaciones firmantes se comprometen a proponer a la Corte el nombramiento de peritos, árbitros de derecho, y árbitros de equidad. Las asociaciones avalan la experiencia y sólida formación de estos profesionales en todos y cada uno de los aspectos que conforman el sector TIC.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

C
Redacción Channel Partner

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3