Consejos a la hora de pedir un préstamo en el contexto de la subida de los tipos de interés

En tribuna exclusiva para TICPymes, Kristoffer Hanson, CEO de Prestalo, explica cuáles son las claves para poder pedir un préstamo en un momento en el que empieza a existir miedo a tomar esta decisión debido a las subidas.

Publicado el 20 Sep 2022

El pasado 8 de septiembre, fuimos testigos de una de las mayores subidas de los tipos de interés en la historia de la zona euro. El Banco Central Europeo tomó la decisión de incrementar el precio del dinero en tres cuartos de punto con el fin de hacer frente a la creciente inflación. Según lo anunciado por la entidad, se espera que en los próximos meses haya nuevas subidas.

Esta fuerte medida monetaria sin duda afectará a la economía a muchos niveles. Uno de sus principales efectos se notará en el precio de las hipotecas, ya que serán más caras y en los préstamos, porque serán más limitados. Esto es algo que preocupa a muchos considerando el alza generalizada de precios.

En Prestalo, hemos observado un aumento en la solicitud de pequeños préstamos, los cuáles incrementaron significativamente en la época de vuelta al cole para enfrentar los gastos que ésta supone. Así pues, por el momento no hemos percibido una baja significativa en la solicitud de préstamos al consumo a pesar del complejo contexto en el que estamos, pero es importante que las personas sean especialmente responsables a la hora de optar por la financiación para evitar el endeudamiento.

Es fundamental, cuando se solicita cualquier tipo de préstamo, tener claro de que se tiene la capacidad de pagarlo. Esto implica analizar bien la cuota mensual en función de los ingresos que se tienen. Además, considerando la situación económica mundial, hay que tener en cuenta que otros gastos pueden subir –suministros varios, alimentos, gastos imprevistos, entre otros– por lo que se debe dejar un margen al momento de realizar un presupuesto. Recomendamos siempre hacer un buen balance a fin de mes, sea a nivel familiar o personal, que incluya todos los ingresos y gastos de los integrantes del hogar. De esta forma se tiene claridad de la situación financiera y se puede definir si hay capacidad para afrontar dicho gasto del préstamo.

Lo bueno de los préstamos al consumo es que son de tipo fijo, por lo que sabemos la cuota mensual que pagaremos cada vez y esto nos permite tener un mayor control y presupuestarlo dentro de nuestra economía personal. En cambio, los préstamos de tipo variable pueden causarnos un poco más de incertidumbre, en especial considerando que se prevé que las condiciones empeorarán. En el caso de las hipotecas es importante tomar esto en cuenta. Algo que se puede hacer es optar por una hipoteca mixta, con la cual tendremos una cuota fija durante algunos años y luego podemos renegociar en función de los cambios de las condiciones.

En relación a los préstamos al consumo, cabe destacar que a veces conviene revisar los que tengamos activos y ver si existe la opción de reunificarlos, es decir, agrupar todos los préstamos en uno solo. De esta forma, solo tenemos que afrontar una única cuota mensual que será menor a la sumatoria de todas las anteriores.

Hoy, más que nunca, la previsión y planificación son claves para enfrentar los cambios que están aconteciendo. Recomendamos hacer un balance lo más detallado posible de las finanzas personales, informarse adecuadamente antes de tomar una decisión que involucre una suma importante de dinero e investigar las mejores opciones de financiación para evitar el endeudamiento.

Desde Prestalo, esperamos que nuestro servicio, el cual permite comparar y buscar los mejores precios y mejor tipo de interés para cada perfil, sea de beneficio para todos los que lo necesiten y que todos los usuarios tengan la oportunidad de tener su economía personal y familiar lo más estable posible en este tiempo de incertidumbre.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5