Cómo ha llegado la deduplicación de datos a estar al alcance de las pymes

Laurent Dedenis, vicepresidente ejecutivo para EMEA de Acronis, desvela los entresijos de deduplicación de datos e ilustra sobre sus beneficios ahora alcanzables para la pyme.

Publicado el 10 Nov 2009

43054_17

El almacenamiento de datos sigue aumentando rápidamente, tanto en las pequeñas como en las grandes empresas. Según una investigación de IDC, la cantidad de datos digitales creados y almacenados en todo el mundo ha aumentado en un 3.000% en solo tres años. En el contexto económico actual, las empresas sufren una presión creciente para recortar costes de almacenamiento y, al mismo tiempo, consolidar sus datos. Además del reto que representan estos requisitos, los departamentos de TI deben poder recuperar datos rápidamente tras una catástrofe para minimizar el tiempo de inactividad empresarial.

Estos son los factores que impulsan el tema más candente en el ámbito del almacenamiento: la deduplicación de datos. Las grandes empresas se han dado cuenta rápidamente de su capacidad de reducir los requisitos de espacio de almacenamiento, mejorar el rendimiento de sus sistemas de almacenamiento y recortar el tiempo de las copias de seguridad. Aunque tradicionalmente esta tecnología estaba reservada para las grandes organizaciones, debido a sus elevados costes, a medida que madura esta tecnología también resulta más asequible y al alcance de las pymes.

Deduplicación de datos: ¿Qué es?   La deduplicación de datos es una técnica de consolidación de datos que busca bloques grandes de datos redundantes (normalmente de 4 KB o más) y los guarda una sola vez, independientemente del número de copias que haya de los mismos. Un “puntero” hace referencia a los bloques de datos originales, en vez de almacenar los datos de nuevo. En pocas palabras, la deduplicación de datos elimina las copias de los mismos datos, ya que busca los archivos o bloques de datos idénticos y los almacena una sola vez.

</strong>La deduplicación de datos funciona de dos maneras: deduplicación en origen y en destino. Algunas soluciones proporcionan ambas posibilidades, mientras que otras se concentran en una sola.

Cuando la deduplicación se lleva a cabo en origen, los datos replicados se eliminan durante el proceso de copia de seguridad, antes de que los datos se envíen a la ubicación de almacenamiento. Con este método se ahorra ancho de banda de red, ya que la cantidad de los datos transferidos a través de la red a la ubicación de destino puede reducirse hasta 20 veces. Es particularmente eficaz en situaciones en que las redes existentes ya funcionan casi a plena capacidad, o si las copias de seguridad de oficinas remotas se realizan con un ancho de banda de red limitado. No obstante, si se utiliza este método, las copias de seguridad pueden tardar más y utilizar muchos ciclos de CPU en el proceso, posiblemente introduciendo problemas de rendimiento en las máquinas dedicadas a la producción.

Cuando la deduplicación se lleva a cabo en destino, los datos replicados se eliminan durante el proceso de copia de seguridad cuando los datos llegan a la ubicación de almacenamiento. Esto permite completar la copia de seguridad inicial más rápidamente, ya que se evitan las actividades de deduplicación, que hacen un uso intensivo de la CPU, en la máquina de origen. No obstante, como todas las copias existentes antes de la deduplicación se envían a través de la red, este método podría causar una saturación del ancho de banda, puesto que los datos no duplicados sobrecargan las transferencias.

<br />
<strong>Menos datos, más ventajas</strong><br />

El enorme potencial de la deduplicación de datos radica en que puede recortar el almacenamiento de datos hasta en un 90%. Se ha comprobado que las empresas pueden almacenar así más datos en menos espacio de almacenamiento y, por consiguiente, pueden obtener algunos beneficios perceptibles:

• Reducir los costes de almacenamiento generales, ya que la capacidad de almacenamiento se utiliza de manera más eficiente, lo que genera una reducción potencial de los sistemas de almacenamiento adquiridos y gestionados.<br />
• Un entorno más ecológico, ya que los requisitos de alimentación, refrigeración y equipamiento se ven reducidos, lo que produce una huella de carbono menor.<br />
• Retorno rápido de la inversión, puesto que se reducen los requisitos de capacidad de almacenamiento. Esto es especialmente importante para las pymes porque tienen la capacidad y la flexibilidad de realizar rápidamente cambios que producen resultados inmediatos. <br />
• Mayores prestaciones de retención de datos y rapidez en las copias de seguridad, ya que es posible responder a los requisitos de las normativas legales y corporativas sin añadir una carga adicional al almacenamiento.

<strong>Deduplicación para todos</strong>
 
La tecnología de deduplicación de datos es un elemento cada vez más imprescindible a la hora de aumentar la capacidad de almacenamiento y reducir sus costes. Aunque tradicionalmente se ha basado en hardware y ha estado reservada a las grandes empresas, al llegar a su madurez ya está al alcance de todos como una solución asequible basada en software. Cualquier organización, sea cual sea su tamaño o sector de actividad, puede beneficiarse de la deduplicación de datos gracias a la tecnología de copia de seguridad y recuperación.

<em>Laurent Dedenis, vicepresidente ejecutivo para EMEA de <a href=”http://es.acronis.com/homecomputing/?source=es_google&ad=acronis&c=3886675974&k=acronis&gclid=CNPao_DPgJ4CFVtm4wod-2iwqg” target=”_blank”>Acronis</a><br />
</em>

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

C
Redacción Channel Partner

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5