Canibalizaciones SEO: qué son, cómo detectarlas y corregirlas

Según explican en la agencia SEOCOM, detectar esta problemática es clave para que la estrategia de SEO tenga éxito.

Publicado el 30 Jun 2022

66092_93

La canibalización en SEO es un aspecto más común de lo que se cree. Detectarla para poder corregirla es clave para que la estrategia de posicionamiento funcione. La canibalización SEO se produce cuando para una misma palabra o conjunto de palabras que se pueden usar en una búsqueda (query) se clasifica o rankea más de una URL. Según explica Iván Ruiz, CEO de SEOCOM, “al final lo que hacemos es competir contra nosotros mismos, no tiene sentido”.

Así, lo que está haciendo esta canibalización es distribuir en varias URLs, la autoridad y relevancia que podría tener una única página para una temática en concreto, los que tiene consecuencias negativas en la posición orgánica de las páginas. “Tener una sólida arquitectura web y planificación de contenidos puede ahorrarnos muchos problemas en el futuro, entre ellos el de evitar canibalizaciones”, insisten desde SEOCOM. Eso sí, advierten que hay que saber distinguir entre lo que es una canibalización negativa y las que no lo es “Si nos encontramos con un caso en el que dos de nuestras URLs aparecen en los primeros resultados de búsqueda, estaríamos acaparando gran parte de las SERPs, llevándonos con ello gran parte del pastel”.

Cómo afecta la canibalización al posicionamiento SEO

Las canibalizaciones confunden al buscador, a Google, ya que le da a entender que hay diferentes páginas dentro de un site igual de relevantes para una misma intención de búsqueda. Por ello, las canibalizaciones afectan con el tiempo a los rankings: una o varias de las páginas quedan en segundo plano, lo que también dificulta la relevancia de las búsquedas, y al haber más de una URL no se puede construir una estrategia de linkbuilding correcta.

Cómo detectar la canibalización SEO

Existen diferentes herramientas para detectar canibalizaciones en proyectos de SEO. Una de ellas es Sistrix, que ofrece el conjunto de palabras clave que podrían estar canibalizando. Otra es Google Search Console, que, accediendo al rendimiento de los resultados de búsqueda y filtrando por una consulta en concreto, permite ver las páginas para las que ha rankeado dicha query.

Cómo solucionar la canibalización SEO

Aunque la solución idónea para arreglar este tipo de problemática puede variar en función de cada caso, a grandes rasgos existen dos posibles soluciones que merece la pena tener en cuenta.

  • Redirección 301. Si hay URLs que compiten por una misma intención de búsqueda y disponen de numerosos enlaces entrantes, lo más sencillo y efectivo sería redireccionar las URLs que menos interesan hacia aquella que se quiere dotar como relevante, transmitiendo toda la autoridad hacia la URL final. Además, se puede incluir aquel contenido complementario que interesa de las URLs que se van a redireccionar a la definitiva.
  • Etiqueta canonical. También se puede implementar la etiqueta canonical a aquella URL que interesa mantener como relevante, de esta manera se sugiere a Google que tenga en cuenta dicha URL como la idónea para la query que esté canibalizando. Hay que tener en cuenta que mediante esta etiqueta no se transmite la autoridad hacia la URL final, por lo que esta solución puede resultar adecuada cuando se trate de URLs que no dispongan de demasiados enlaces entrantes.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5