5 ejemplos de cómo la tecnología mejora la movilidad urbana

En el marco de la Semana Europea de la Movilidad, la app de aparcamiento Easypark aporta cinco ejemplos con los que la tecnología ayuda a mejorar la movilidad de las ciudades.

Publicado el 20 Sep 2021

13219_54

Uno de los principales problemas que afectan a la movilidad urbana está relacionado con los vehículos que circulan buscando aparcamiento. Se estima que hasta un 30% del tráfico de las ciudades proviene del denominado tráfico satélite, que contribuye a la emisión de millones de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año.

La solución más sencilla para acabar con este tipo de tráfico es restringir la entrada de vehículos a las zonas más congestionadas de las grandes ciudades, pero existen otras formas de reducir los flujos de tráfico sin perjudicar a los conductores que cada día se ven obligados a utilizar sus coches, ya sea por motivos profesionales o personales. En el marco de la Semana Europea de la Movilidad, la app de aparcamiento Easypark aporta cinco ejemplos con los que la tecnología ayuda a mejorar la movilidad de las ciudades.

Mejora de los flujos de tráfico

Servicios como Find & Park de EasyPark muestran a los conductores en tiempo real las zonas cercanas a su destino con mayor probabilidad de encontrar aparcamiento. Esto reduce considerablemente el tiempo al volante y descongestiona las calles.

Optimización del tiempo

Al gestionar el aparcamiento a través de una app, los conductores evitan desplazamientos al parquímetro, lo que reduce el tiempo de estacionamiento. Además, la tecnología permite que los conductores paren el aparcamiento en el momento que deseen, sin necesidad de esperar a consumir el tiempo que indica su ticket, de esta manera las plazas se optimizan y el flujo de vehículos es más rápido.

El poder de los datos

Las administraciones y ayuntamientos tienen en los datos recopilados por las aplicaciones móviles un poderoso aliado a la hora de tomar decisiones relativas a la movilidad.

Menos estrés al volante

El 50% de los conductores se estresa a la hora de buscar aparcamiento y el 40% considera una molestia desplazarse al parquímetro cuando aparca en zona regulada. Ese malestar se traduce en un mayor uso del claxon, discusiones al volante y más accidentes leves. La tecnología ayuda a rebajar esos niveles de estrés al ofrecer experiencias de conducción más agradables y breves.

Un futuro cada vez más cercano

Cada vez conocemos más alternativas a los transportes tradicionales y el coche eléctrico destaca de entre todas ellas por su avanzado desarrollo. En otros países de Europa ya es muy común utilizar el móvil y aplicaciones como EasyPark para gestionar la recarga del vehículo, al igual que se hace para pagar el aparcamiento en España.

“Cada vez son más los ayuntamientos e instituciones que confían en la tecnología para resolver sus problemas de movilidad”, afirma Jaime Requeijo, director general de EasyPark en España. “Y lo mismo ocurre con los conductores, la gran variedad de aplicaciones que existe en el mercado y su interacción con los coches conectados están haciendo que la conducción sea una experiencia cada vez más sencilla y satisfactoria para los usuarios”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5