5 claves para que las empresas se conviertan en empresas data-driven

El dato se ha convertido en uno de los pilares esenciales de la estrategia de las empresas actuales. En España, el 85% de las grandes empresas ya cuentan con estrategias de datos empresariales superando en un 2% la media europea.

Publicado el 22 Mar 2022

89133_20

El dato se ha convertido en uno de los pilares esenciales de la estrategia de las empresas actuales, que han pasado de tomar decisiones basándose en sus instintos, experiencias y predicciones, a tomarlas basándose en datos tangibles que pueden respaldar sus estrategias. Actualmente, en España, el 85% de las grandes empresas ya cuentan con estrategias de datos empresariales superando en un 2% la media europea, según datos de Vanson Bourne, lo que indica que han sabido detectar la importancia del dato en la toma de decisiones y tomado las medidas necesarias para aprovecharlos de forma óptima en su actividad y a la hora de crear experiencias de cliente.

En este sentido, las nuevas tecnologías son esenciales para transformar e interpretar esos datos y poder sacarles el máximo provecho a corto y largo plazo en un entorno tan cambiante como el actual. Las empresas deben tener en cuenta la creciente importancia del dato para la toma de decisiones estratégicas. En este contexto, Omega CRM, empresa especializada en diseñar e implementar soluciones digitales globales, destaca 5 claves para que las empresas puedan transformar su forma de tomar decisiones, y convertirse así en empresas data-driven.

1. Implementación de Big Data: Actualmente, las empresas manejan una cantidad ingente de datos, pero tan solo el 10% de las pequeñas y medianas empresas aprovechan el Big Data para realizar analíticas aplicables a su negocio. El análisis de estos datos que ya tienen las empresas, permite a las compañías conocer en profundidad a sus clientes, detectar tendencias de mercado, determinar la estrategia empresarial a medio-largo plazo e incluso aconsejar acerca de decisiones de inversión de la compañía. Este conocimiento profundo del cliente facilita la readaptación de los productos y servicios que ofrece la compañía, que puede además, lograr perfeccionar la experiencia de cliente basándose en los datos y así, fidelizar al cliente.

2. Democratización y gobierno del dato: Para que los datos recopilados por las empresas puedan ser analizados y utilizados a su favor, estos deben ser recopilados y organizados de la manera adecuada. Actualmente, tan solo el 20% de la información es estructurada, lo que conlleva una pobre clasificación que afecta a la forma en la que las empresas pueden reutilizar los datos obtenidos. Así, la integración, consolidación y clasificación de la información procedente de las diversas fuentes permitirá a las empresas ser mucho más efectivas y eficientes en su uso del dato y tenerlo disponible para una amplia variedad de procesos, tanto internos como externos.

3. Integración de canales: Las empresas reciben cada vez más información de un también mayor número de canales en los que están presentes y la integración de los datos recibidos por las empresas es uno de los pilares fundamentales que marcan la diferencia en la gestión de la información entre empresas. Para evitar la duplicidad de datos y poder sacarle un mayor partido a los mismos, esta integración es esencial, ya que permite mejorar la calidad del dato, que es contrastado con el resto de canales y así las empresas conocen en mayor profundidad a sus clientes, sus necesidades y cómo pueden satisfacerlas.

4. Análisis avanzado: Ante la gran cantidad de datos que deben procesar las empresas para sacar información, es necesaria la combinación de otras tecnologías como el Machine Learning (ML), Deep Learning o la Inteligencia Artificial. La combinación de estas tecnologías permiten a las empresas elaborar estrategias de retención de clientes, predecir tendencias de mercado, definir modelos de optimización de rutas, perfeccionar la experiencia de cliente y, en síntesis, culminar el proceso de transformación data driven en la empresa.

5. Almacenamiento en la nube: En el contexto digital en el que nos encontramos actualmente, el almacenamiento en la nube es esencial para que las empresas puedan sacarle el mayor rendimiento a la información recopilada. Además de la flexibilidad, la escalabilidad, la seguridad, el ahorro de costes y la mejora en los tiempos de procesamiento, el teletrabajo también ha convertido el almacenamiento en la nube en el aliado perfecto del Big Data y la analítica como los pilares de las empresas data-driven. Gracias a él, los empleados pueden hacer uso de los datos de forma remota, abriendo un abanico de posibilidades para la internacionalización de la empresa.

“La utilización de los datos en la estrategia empresarial es esencial para mantener la competitividad de las empresas en el entorno digital. La creación de una empresa en data-driven permite a las compañías utilizar insights de sus clientes y el mercado, impulsando el negocio a nuevas alturas, diferenciándose de la competencia y pudiendo predecir tendencias de mercado y optimizar la experiencia de cliente para, así, garantizar su satisfacción y fidelizarlos” afirma Josep Sauleda de Omega CRM.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5