4 claves para lograr la industrialización del DevOps

En la IV edición de DevOps Spain, evento referente en España sobre la metodología DevOps organizado por atSistemas, se abordaron los nuevos retos que plantea la nueva transformación digital y tecnológica actual.

Publicado el 09 Jun 2022

38852_59

Durante los últimos años, la tecnología ha obligado a las empresas a realizar cambios constantes para optimizar los procesos, que deben cumplir con el principio de eficiencia y eficacia para llegar a la completa industrialización. En el desarrollo de software,los principios DevOps se han convertido en la principal guía a seguir, por grandes y pequeñas empresas y con perspectivas de continuar creciendo durante los próximos años. Así lo resalta un reciente informe de Fortune Business Insights, que prevé que el mercado alcance los 14.969,6 millones de euros en 2026, suponiendo un crecimiento anual compuesto superior al 19,1%.

Para lograr la completa industrialización en el desarrollo de software, el modelo de DevOps debe cumplir con los principios de eficacia, lograr el objetivo con el que fue creado y hacerlo con eficiencia, optimizando los recursos empleados. Pero, a la vez, para conseguir la industrialización del DevOps es necesario que se cumplan otros cuatro objetivos. Es por ello que atSistemas, consultora 100% española de servicios digitales, con motivo de la IV Edición de DevOps Spain. ha destacado estas cuatro claves para lograr la industrialización del DevOps.

1. Garantizar la calidad embebida

En el desarrollo de software, al igual que en cualquier otro proceso de desarrollo de un producto, se espera que el resultado final sea el óptimo y cuente con las mayores garantías. En muchas ocasiones, debido a los plazos de entrega, se suele restar importancia a la calidad de la entrega con tal de cumplir los plazos de entrega, por lo que una de las claves para lograr el proceso de industrialización en el desarrollo de software es poder mantener esa calidad durante todo el proceso de desarrollo y, especialmente, en la entrega final, optimizando, además, la cantidad de recursos empleada.

2. Mantener la seguridad y fiabilidad

El desarrollo de software tiene como objetivo la resolución de una necesidad a través de la creación de un producto específico. De esta manera, resulta imprescindible que el modelo DevOps sea capaz desde el primer momento de cumplir con la función para la que se desarrolló, lo que implica una buena organización para evitar los cuellos de botella y, a la vez,

garantizar todo el proceso. Para que el DevOps esté completamente industrializado, el pipeline tendrá que cubrir la necesidad para la que se programó y deberá hacerlo sin riesgos y de forma segura, garantizando así la fiabilidad del proceso.

3. Apostar por el desarrollo sostenible y escalable

Con la industrialización del DevOps se deberían cubrir las necesidades actuales del cliente sin poner en riesgo las futuras. Es decir, que cada entrega debe estar medida y calculada para poder cumplir el objetivo final y se deberá ver el proceso como un todo para que pueda ser sostenible. En el caso de cumplirse y si las entregas del equipo de desarrollo incrementan sustancialmente en el tiempo, el modelo será escalable y, por lo tanto, exitoso.

4. Afianzar la usabilidad y mantenibilidad

Para conseguir una industrialización completa en el desarrollo de software, el modelo DevOps deberá ser usable y mantenible. Al utilizar herramientas basadas en código, ahorrando así el trabajo de creación de una documentación específica e incrementando la eficiencia del propio proceso de desarrollo y ahorrando tiempo a los programadores, que se pueden centrar en crear el mejor producto posible.

“La carrera hacia la transformación digital se ha convertido en un verdadero sprint debido a la forma en la que la pandemia ha revolucionado la manera en la que se desarrollan las relaciones entre los proveedores, clientes y desarrolladores, así como en la comercialización de los productos. Por eso desde atSistemas hemos apostado en la IV edición del DevOps Spain por presentar a los principales actores que dan cobertura a las problemáticas de seguridad, ciclo de vida, automatización, observabilidad y value stream y cómo podemos utilizar todas estas soluciones para dar un paso adelante hacia conceptos más avanzados, como la industrialización del ciclo de vida de desarrollo de software para conseguir crear productos acordes a todas nuestras las expectativas” afirma Íñigo Chaso, Business Development Manager de atSistemas.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5