Sepa cómo gestionar la relación de su empresa con las redes sociales

La clave está en el marketing ‘online’. Actions Data muestra las directrices a seguir.

Publicado el 04 May 2010

Las redes sociales permiten a las empresas acercarse de una forma más directa a sus clientes. Por esta razón, prácticamente todas las compañías destinan parte de su presupuesto de ventas al marketing online y una porción del mismo a las social network.

En este terreno, Actions Data, empresa española especializada en servicios avanzados de gestión de clientes, reconoce que para llevar a buen puerto esta tarea lo primero de todo es identificar al público objetivo dentro de Internet y saber dónde se encuentra (no es lo mismo Facebook, que Tuenti o Twitter).
Así, el community manager gestionará las relaciones de las empresas en las redes sociales que seleccionemos, una nueva figura cuyas funciones pueden atribuirse también al director de comunicación o a la agencia en cuestión. Sin embargo, aquí entra de lleno la polémica, ¿hasta dónde los perfiles corporativos deben contener información personal? ¿Debemos restringir toda información personal dejando un perfil corporativo impersonal? ¿Debemos controlar la información que se publica en los perfiles personales relacionados con nuestra empresa? Aunque todavía es pronto para responder a estas cuestiones, Actions Data propone las siguientes directrices:
Comparte con tus empleados la política a seguir en redes sociales desde el primer momento para evitar malentendidos. Principalmente en dos puntos: uso del perfil corporativo y uso de los perfiles personales. Es beneficioso que tus empleados tengan un contacto personalizado con los bloggers mediante sus perfiles, pero puede resultar difícil controlar que no escriban información no favorable a la empresa o sus partners.
Estate orgulloso de tu empresa, pero no conviertas tu perfil en un perfil corporativo. La gente se suscribe a tu blog o perfil personal con intención de informarse sobre tus conocimientos, opiniones… Es normal publicar información sobre hitos de tu empresa, pero convertirlos en un “RSS” corporativo puede producir rechazo.
Elige bien al community manager, o las personas que vayan a desempeñar ese papel. Muchas empresas debido al tiempo que requieren las redes sociales, optan por poner al cargo de éstas a un becario o a alguien sin la suficiente preparación. Sin embargo, un community manager debe conocer a la perfección la política de comunicación, ya que un comentario inapropiado puede ser el principio de una crisis de imagen.
El blog corporativo, pero personalizado. Un blog corporativo hay que planteárselo al igual que una publicación interna: partiendo de un manual de estilo. Sin embargo, hay que recordar que muchas de las relaciones en las redes se consolidan a través de una persona, por lo que suele resultar beneficioso identificar varios perfiles de las personas que escriben “detrás” del perfil corporativo.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

A
Cristina Albarrán

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5