Las empresas son adictas a los datos

Avanade ha publicado los resultados de su estudio ‘El impacto del Big Data en los negocios’.

Publicado el 12 Nov 2010

El informe, realizado por Kelton Research, pone de manifiesto que el ‘big data’ o las cantidades ingentes de datos está suponiendo verdaderos desafíos para los directivos. De hecho, más de la mitad de los directivos de nivel C (el 56%), las personas con toma de decisión dentro de TI y los dirigentes de las unidades de negocio señalan que están agobiados por la cantidad de información gestionada por sus empresas. Muchos de ellos además indican que, a menudo, han retrasado la toma de decisiones importantes por contar con demasiada información. El 46 por ciento señala que han tomado decisiones inadecuadas como resultado de datos desfasados o erróneos.

“Las empresas deberían desarrollar una cultura de la información en la que directivos, empleados y socios estratégicos participaran activamente en una gestión coherente del ciclo de vida de los datos”, apunta Tyson Hartman, Global Chief Technology Officer de Avanade. “Esto permitirá a las compañías convertir los datos simples en información de valor para acciones de negocio”.

A pesar de los retos provocados por la proliferación de datos, los directivos señalan que quieren más información y de forma más rápida. Uno de cada tres directivos cree que el acceso a un mayor número de fuentes de información les permitiría hacer mejor su trabajo, mientras que el 61 por ciento comenta que quieren un acceso a la información más rápido. De acuerdo con el informe, este anhelo de información y la necesidad de mayor rapidez estarían relacionados con la intención de cumplir con las expectativas de servicio al cliente.
“Nuestro informe confirma lo que nuestros clientes nos comentan acerca del desafío de la gestión de los datos. Los directivos parecen aferrarse a la idea de que un acceso más rápido a la información les ayudará a hacer frente a toda esa sobrecarga de datos. Aunque la rapidez es importante, el contexto es absolutamente clave para comprender el alcance completo de los datos para tomar las decisiones de negocio oportunas en el momento adecuado”, afirma Hartman.
Los directivos admiten que existe valor en los datos, desde la mejora de la previsión de los negocios hasta la reducción de la incertidumbre en la toma de decisiones y la mejora de la posición competitiva. El 61 por ciento de las compañías considera que el flujo de información que entra en las empresas cambia fundamentalmente la forma en que operan su negocio.
Cuando se trata de los tipos de datos más importantes, las empresas afirman que la información relativa a la relación con los clientes y las ventas resultan críticas para sus procesos estratégicos de toma de decisiones. Reconocen la oportunidad de incrementar los ingresos gracias a un mayor aprovechamiento de la información de los clientes, y este enfoque está derivando en inversiones tecnológicas adicionales en sistemas de CRM. El 61 por ciento de los directivos ha invertido ya en un sistema de CRM (Customer Relationship Management) o está considerando seriamente hacerlo en los próximos 12 meses.
Junto al crecimiento de los datos, aumenta también la necesidad de securizarlos. El 78 por ciento de las compañías afirma que están invirtiendo en soluciones de seguridad o que lo harán a lo largo del próximo año. En el sector público, la presión es incluso mayor con un 74 por ciento de las organizaciones gubernamentales que han invertido en CRM y un 85 por ciento que está invirtiendo en seguridad.
El informe también revela un ‘big data’ desconectado. A pesar del incremento en el volumen datos, la presión por cumplir con las expectativas de los clientes y el foco en inversiones en tecnología, las empresas están luchando por ver el ‘big data’ como un catalizador del valor real de negocio. Por un lado, los directivos reconocen que existe valor en los datos. Por otro lado, menos de la mitad de los encuestados (el 46%), considera el acceso a las fuentes de información como un factor estratégico diferenciador para sus organizaciones. Por el contrario, la mayoría (el 54%), considera la información como una consecuencia de la actividad empresarial.
“Está claro que muchas compañías ven enormes beneficios potenciales si conocieran cómo aprovechar la gran masa de datos e información de forma efectiva pero carecen de las medidas básicas para gestionarlos”, comenta Hartman. “El éxito futuro de las empresas pasa por una aproximación creativa y holística de la gestión de la información que integre a las personas, los procesos y la tecnología para manejar el fenómeno ‘big data’”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4