Soy una pyme industrial: ¿qué tengo que hacer para alcanzar y mantener una posición competitiva?

Yolanda Sánchez, directora de EOI Servicios

Publicado el 08 Mar 2010

67419_29

Alcanzar una posición competitiva en un entorno como el actual, de continuo cambio tecnológico y de globalización de los mercados, es necesario para las empresas en general, pero en el caso de las pymes de carácter industrial, esto a menudo adquiere una importancia vital, además de urgente.

Las empresas de éxito que han alcanzado dicha posición han tenido que adecuar sus estrategias competitivas, sus estructuras organizativas, sus capacidades tecnológicas y de recursos humanos, pero sobre todo han tenido que adoptar nuevas actitudes ante los entornos en los que desarrollan sus actividades con un enfoque que a buen seguro conllevará toda una serie de actividades de innovación relacionadas no sólo con las de carácter científico-tecnológico. Éstas irán acompañadas de otras de adaptación y comunicación al mercado, así como de carácter organizativo y de adopción de métodos de gestión y de cooperación, creando para ello nuevas colaboraciones y alianzas.
Identificar ese enfoque propio requerirá a su vez el que la empresa identifique a priori cuáles son sus principales factores competitivos entre los que a menudo destaca el de la rivalidad entre competidores y el del poder de penetración en mercados, con una progresiva menor relevancia del factor competitivo tradicional de la facilidad de crear productos sustitutivos.
Sobre la planificación estratégica, con frecuencia la situación de partida es que se vienen adoptando unas estrategias de carácter analizador o defensivo, cuando el entorno requiere de estrategias más bien ofensivas y de adaptación y colaboración. Aspecto este último que se convierte en asignatura pendiente para gran parte de las Pymes industriales.
Entre las actuaciones requeridas para alcanzar la posición competitiva deseada están las recetas tradicionales de aseguramiento de la calidad y del acceso a tecnologías de interés, junto a otras de carácter organizativo y de acceso a mercados, a la vez que deben adoptarse métodos de gestión contable-financiera que vayan más allá de los registros demandados por la normativa o por el seguimiento de la planificación productiva o financiera. Estos deberán abordar el análisis de activos intangibles que cada vez son de más valor y determinantes para alcanzar la posición competitiva deseada, así como incorporar instrumentos que la permitan analizar y evaluar la importancia que supone abordar nuevos factores competitivos sobre el rendimiento global a medio-largo plazo, ya que el rendimiento económico habitualmente es negativo a corto plazo, lo que frena la adopción de factores competitivos aún cuando estos estén identificados y valorados como necesarios.
En todo este proceso la Pyme industrial española puede encontrar apoyos relevantes desde organizaciones como la Escuela de Organización Industrial EOI, que no sólo ofrece un catálogo de cursos y talleres de formación ajustados a la realidad de estas empresas, sino que dispone de un Área, EOI Servicios, desde donde se ofrecen servicios en línea con las necesidades aquí planteadas. Como ejemplo de los mismos cabe mencionar el canal CEVIPYME, plataforma desarrollada conjuntamente por EOI, DGPYME y OEPM, para el apoyo en materia de gestión de derechos de propiedad industrial y vigilancia e inteligencia estratégica, que ofrece apoyo personalizado y gratuito, así como otras plataformas de próximo lanzamiento que estarán orientadas a la cooperación e intercambio entre empresas en entornos colaborativos como es el de las TIC 2.0.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5