Los planes de pensiones no seducen a los españoles

Con las protestas vividas recientemente por el importe de las prestaciones y la viabilidad de la hucha de las pensiones puesta en tela de juicio, los españoles han situado la preocupación por las pensiones como la quinta más importante en marzo de 2018.

Publicado el 09 May 2018

19425_13

A los españoles les preocupa la sostenibilidad del sistema de pensiones, una preocupación que ha escalado puntos rápidamente, ya que en enero de este año esta ocupaba la décima posición. En cifras esto se traduce en un aumento de la preocupación de un 21 % en solamente tres meses. Con este incremento, lo lógico sería que aumentase la contratación de productos destinados al ahorro privado para este fin, pero lo cierto es que, paradójicamente, el número de partícipes de planes de pensiones ha bajado un 0,35 % entre diciembre y marzo, de acuerdo con un estudio realizado por el comparador financiero HelpMyCash.com.

El plan de pensiones, la alternativa que quiere incentivar el gobierno

Los planes de pensiones son productos de inversión pensados para el ahorro de cara a la jubilación. Con este tipo de productos podremos ir realizando aportaciones periódicas durante nuestra vida laboral y recuperar el dinero ahorrado en el momento en que nos jubilemos para complementar la pensión pública. Su iliquidez podría ser una de las razones por la que los españoles no se sienten seducidos por estos productos a pesar de ofrecer otras ventajas como el ahorro fiscal.

Aunque no se debe ser alarmista, lo cierto es que el envejecimiento de la población y la alta tasa de sustitución (lo que cobraríamos de pensión con respecto a nuestro último sueldo) hacen que las pensiones públicas no sean, en un futuro, sostenibles. Es por ello que el Gobierno tiene especial interés para fomentar la contratación de estos productos, para parecernos más a nuestros vecinos europeos. Entre las medidas tomadas, en solo tres años han modificado la ley para rebajar las comisiones máximas que podrán cobrar gestoras, han permitido una mayor liquidez para los planes con antigüedad superior a los 10 años y se está planteando un sistema semiobligatorio de ahorro para la jubilación con planes de pensiones a través del cual aportaríamos el 4 % de nuestro sueldo bruto cada mes. Igualmente, esta última propuesta no es todavía un proyecto de ley.

Planes contratados durante el último año

Actualmente hay en España 9.687.005 planes de pensiones contratados. Los partícipes, en conjunto, realizaron aportaciones por valor de 905.918 mil millones de euros en marzo de 2018, de acuerdo con los últimos datos publicados por Inverco. Sin embargo, a pesar de la mayor preocupación por el futuro de las pensiones públicas, el 67,9 % de los planes que hay contratados en España no recibe ninguna aportación al año, lo que significa que 5,2 millones de partícipes no realizaron ningún ingreso para su jubilación.

Entonces, si nos preocupa tanto la pensión pública, ¿por qué no hay más contratación de estos productos? Lo cierto es que los planes de pensiones no son los únicos productos a los que acudir con el fin de ahorrar para la jubilación. Con el mismo objetivo de ahorro encontramos a los PIAS, los PPA, ambos seguros de vida. Además, también es posible acudir a otros productos que, si bien no comparten el mismo objetivo específico, pueden utilizarse para este fin como los fondos de inversión, las cuentas de ahorro o los depósitos.

Dónde se puede contratar un plan de pensiones

La opción más común para contratar un plan de pensiones sigue siendo acudir a nuestro banco de toda la vida, aunque también es posible acudir directamente a las gestoras de fondos para hacerlo. Para contratar uno de estos productos hay que tener en cuenta muchos parámetros. No olvidemos que se trata de un producto de inversión y, como todos, conlleva un riesgo de perder lo invertido. Además, se trata de un producto ilíquido, es decir, no podremos disponer del dinero que invirtamos hasta el momento de nuestra jubilación (o hasta que pasen diez años, amén de otros supuestos específicos).

Lo primero es decidir en qué tipo de activos (acciones, bonos…) queremos tener invertido nuestro dinero, siempre teniendo en cuenta que se debe hacer una gestión activa de los ahorros. Por otro lado, también tener en cuenta las comisiones, el gestor que llevará nuestro dinero, la rentabilidad pasada (aunque ello no afectará a las rentabilidades futuras), las ventajas fiscales que podremos obtener o si existe una permanencia mínima obligatoria.

Por ello lo mejor que podemos hacer, antes de decantarnos por un plan de pensiones u otro, es comparar bien las ofertas que nos ofrece el mercado y analizar bien qué clase de plan de pensiones y fondo de pensiones elegir. Para ello podemos valernos de comparadores de planes de pensiones online y de calculadoras como los que ofrece HelpMyCash.com, con los que podremos calcular si nos sale a cuenta contratar estos productos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5