Los jóvenes están siendo expulsados del mercado inmobiliario

La participación en el mercado del alquiler por parte de los jóvenes cae un -39% en un año

Publicado el 23 Oct 2018

22461_37

Si en el año 2017 un 38% de los jóvenes entre 18 y 34 años participó en el mercado de la vivienda, en el año 2018 este porcentaje baja hasta el 29%, es decir que la participación en el mercado inmobiliario del segmento más joven de la población ha caído un -24% en un año. Esta es una de las principales conclusiones del informe elaborado por Fotocasa Los jóvenes y su relación con la vivienda en 2017-2018” que pretende analizar la situación de los jóvenes respecto a la vivienda y plasmar su opinión y visión.

Así, una de las principales conclusiones del informe es que, tal y como se ha comentado, hay menos participación de los jóvenes en el mercado inmobiliario en el último año. Y el principal culpable es el alquiler: si en 2017 un 28% de jóvenes alquiló o intentó alquilar una vivienda, en 2018 esta cifra baja hasta el 17%. Esto supone una caída del -39% en un año. En cambio, en el lado de la compra, o intención de compra, apenas se registran cambios de un año a otro, y se mantiene un porcentaje cercano al 12%.

La compra de vivienda gana terreno al alquiler

Como se ha comentado anteriormente, el informe de Fotocasa muestra que la participación en el mercado del alquiler por parte de los jóvenes cae un -39% en un año. No obstante, se distinguen ciertas diferencias en función de la edad. Así, los más jóvenes (de 18 a 24 años) han reducido notablemente su participación, como inquilinos, en el mercado del alquiler (del 29% en 2017 al 15% en 2018), pero también en la búsqueda de una vivienda en propiedad (del 8% al 4%). Sin embargo, los que tienen entre 25 y 34 años han apostado más por la compra de vivienda, ya que en 2017 el porcentaje que compró vivienda fue del 6% y en 2018 se incrementa hasta el 9%. En este segmento, la actividad en el mercado del alquiler se reduce un -33% respecto a 2017.

¿Cómo es el perfil del inquilino?

La edad media del joven activo en el mercado del alquiler es de 27 años, y en general, las mujeres tienen mucho más protagonismo que los hombres a la hora de alquilar una vivienda (73% frente al 27% de hombres) y son mayoritariamente universitarias. El motivo principal que le lleva a buscar piso de alquiler es el cambio de residencia por estudios o trabajo (47%), seguido por la voluntad de independizarse (40%). Casi la mitad de quienes forman parte de este grupo pertenecen a la clase social media-alta y un tercio tiene ingresos anuales de entre 10.000 € y 20.000 €. Además, el 61% de los inquilinos está soltero y un 39% en pareja.

La intención de compra en el futuro

Según revela el informe, el 41% de los menores de 35 años que han estado activos en el mercado del alquiler no tiene previsto comprar a medio plazo, aunque no descarta hacerlo más adelante. Otro 47% querría hacerlo dentro de los próximos 5 años y tan sólo un 12% realmente no tiene previsto comprar una vivienda.

Está muy extendida la idea de que los jóvenes no quieren comprar, pero diferentes estudios que hemos realizado en los últimos años reflejan que sí quieren hacerlo, pero posponen esa idea en el tiempo debido a las dificultades con las que se encuentran. De hecho, según los datos de este informe, del total de jóvenes que interactuaron con el mercado del alquiler en el último año, un 47% se plantea la compra a corto o medio plazo, y un 41% nos dice que no descarta hacerlo a largo plazo”, explica Toribio.

Además, se ven diferencias significativas según el segmento de edad. Así, el 51% de los jóvenes de 25 a 34 años que han estado activos en el mercado del alquiler muestra intención de comprar una vivienda en los próximos 5 años. En cambio, los inquilinos más jóvenes (18 a 24 años) ven esa opción más lejana y un 47% no descarta la opción de compra pero no considera que sea dentro de los próximos 5 años.

¿Qué le piden los jóvenes a la vivienda?

El precio es, principalmente, el primer filtro que aplican los jóvenes a la hora de buscar una vivienda. Pero hay otras características del inmueble que tienen muy en cuenta: que tenga el número de habitaciones que necesitan, que no haya que gastar dinero en arreglos y reformas o que disponga de servicios cerca (ambulatorios, farmacias, supermercados, etc.). En el extremo opuesto, lo que menos en cuenta tienen los jóvenes en su búsqueda de vivienda es que tenga piscina, que en la zona haya buenos colegios o que tenga trastero. Es decir, elementos prescindibles (como piscina y trastero) o que, por edad, aún no les resultan relevantes (como el de los colegios).

Los jóvenes no son ajenos a los problemas y dinámicas existentes en torno al mercado inmobiliario. Las opiniones de quienes realizaron alguna acción relacionada con la vivienda tiene dos lecturas: estos jóvenes prevén una nueva burbuja inmobiliaria y las ideas que han sostenido las ventajas de la compra respecto al alquiler vuelven a tener vigencia en su mentalidad. Respecto a la primera cuestión, no hay ninguna duda: casi la mitad (un 47%) de los jóvenes activos en el mercado inmobiliario está de acuerdo con que estamos próximos a una nueva burbuja inmobiliaria cuando en 2017 ese porcentaje era del 32%.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5