Cómo cargar un vehículo eléctrico sin estropear la batería

El desconocimiento sobre este tipo de coches es lo que ralentiza su llegada a las calles de España

Publicado el 20 Jun 2023

35041_05

La venta de coches eléctricos aumenta en España, pero de una manera muy lenta respecto a Europa. Entre los factores que ralentizan la compra de vehículos electrificados se encuentra el desconocimiento sobre la materia y los requisitos de instalación de cargadores eléctricos. La plataforma de servicios de energía solar Sunalizer en colaboración con la empresa de instalaciones fotovoltaicas Neowise Energías Renovables, la cual cuenta con su propia marca de cargadores de vehículos eléctricos, recoge en seis puntos lo que se necesita saber para cuidar la batería de un coche eléctrico.

Cargar la batería en casa, la opción más segura

El vehículo se puede recargar mediante carga rápida, semi y ultra rápida dependiendo de la necesidad en cada momento. Se recomienda hacer el mínimo de cargas rápidas posibles ya que las baterías sufren con los cambios drásticos. De ahí que lo más interesante sea cargar el vehículo en casa, con una carga más lenta y limitar la recarga en establecimientos públicos, que normalmente sirven para hacer cargas rápidas en momentos puntuales.

En una comunidad no se requiere de un voto mínimo para poder instalar un punto de recarga

Si bien no se requiere de ningún tipo de permiso para realizar la instalación de un punto de recarga en una vivienda unifamiliar, tampoco se necesita de la aprobación de los vecinos para hacerlo en una comunidad. Eso sí, es necesario informar ya que los cables tendrán que atravesar zonas comunes y en muchas ocasiones se tendrán que hacer adecuaciones que podrán servir para futuros puntos de recarga. La recomendación es llevar a cabo la consulta en la Junta General y una vez aprobada la propuesta pedir presupuestos para llevar las acometidas de cable.

En la vivienda unifamiliar será directamente la empresa instaladora quien se encargue de realizar un nuevo Certificado de Instalación Eléctrica para la legalización del cargador del vehículo eléctrico y presentar la documentación en Industria de cada comunidad autónoma para su legalización. También se encargará de solicitar las ayudas pertinentes. Es necesario que los cargadores se registren en Industria y se instalen las protecciones requeridas por la legislación vigente.

La instalación eléctrica puede verse modificada por un nuevo punto de recarga

Cuando se decide instalar un punto de recarga es habitual realizar ampliaciones de contrato ya que el nuevo cargador incrementará la disponibilidad de energía de la vivienda. También se requiere de una modificación en el cableado y cuadro eléctrico. Por ejemplo, un vehículo de la marca MINI tiene 30kwh de acumulación de carga y necesitaría tener instalado un cargador de unos 7kw (que es lo habitual) para conseguir la cargarlo completamente en unas cinco horas.

Las potencias habituales son múltiplos de 2 Amperios, con un mínimo de 10

Dependiendo de la marca de cargador y del tipo de vehículo sí que se pueden modificar las potencias de carga. Las potencias habituales son múltiplos de 2 Amperios partiendo de 10 amperios (monofásica), es decir 10, 12, 14, 16, etc. Además, es recomendable instalar un balanceador o gestor de carga que mida el consumo de la vivienda en tiempo real para que ambos consumos (vivienda + cargador) no superen la potencia máxima contratada. Este sistema se programa en el cargador.

Adecuar la potencia contratada al vehículo eléctrico

Lo ideal es adecuar la potencia contratada a la que el vehículo puede soportar en el cargador doméstico. Hoy en día la mayoría de los vehículos permite cargar hasta 7kw y solo los vehículos de alta gama superan estas potencias. Es necesario revisar las características del vehículo en concreto y las necesidades de movilidad de cada cliente. La empresa instaladora se encarga de calcular y ajustar la potencia a las necesidades del vehículo.

La instalación de placas solares puede llegar a suministrar el 100% de la carga

Uno de los mayores temores al instalar un punto de recarga es saber cómo influye en la factura de la luz. La instalación de placas solares puede convertirse en una gran inversión ya que pueden llegar a suministrar el 100% de la energía requerida por el vehículo eléctrico. Si no se dispone de placas solares, lo ideal es cargar el vehículo en el tramo más económico. Existen tarifas nocturnas específicas de carga y sería necesario programarlas en función del contrato de cada cliente.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4