Freeworkers, los especialistas que ganan más que siendo asalariados

Cada vez es más común que empresas consolidadas y startups colaboren con profesionales freelance para desarrollar proyectos hiper especializados. Ahora bien la situación y el perfil de un trabajador freelance han ido cambiando

Publicado el 17 Nov 2022

98917_65

Según los últimos datos, España cuenta con casi 3,4 millones de autónomos. Cada día es más común que las empresas jóvenes y tecnológicas, aunque también empresas establecidas o más conservadoras, incorporen a su dinámica de trabajo a profesionales que trabajan en modalidad de autónomo, o freelance, con conocimiento especializado. Ahora bien la situación y el perfil de un trabajador freelance han ido cambiando. Y ahora podemos distinguir un nuevo perfil: los “freeworkers”.

Los freeworkers tienen una experiencia media de más de tres años, tienen formación universitaria y su recorrido laboral empieza en empresas de entre 50 y 250 empleados (hasta que deciden cambiar). Aunque para ellos, trabajar ya no es ni será lo mismo: los freeworkers son talento que sale de la rueda del trabajo tradicional con amplio background profesional que se involucra con proyectos en empresas diferentes a las que aporta un valor muy concreto y con las que conecta a nivel propósito y reto. Shakers, la plataforma encargada de conectar el mejor talento con proyectos de grandes empresas, ha analizado el perfil de su comunidad para entender mejor cómo es el talento del presente y futuro.

Este es el freeworker. ¿Cómo son sus proyectos?

Los freeworkers registran unos ingresos promedio por proyecto (cada proyecto tiene una duración media de casi 3 meses) de 11.744,28 euros, pero según el área de actuación el promedio baja o sube: para Marketing son unos 7.000 euros mientras que para Desarrollo el valor se incrementa hasta 17.000 euros de media.

Los mejores talentos desarollan entre 3 y 6 proyectos al año y la duración media de los proyectos es de 74,6 días. Muchos proyectos se dan en paralelo de manera que los ingresos se multiplican y alcanzan cifras muy superiores a las de un salario regular como empleados en una empresa directamente. No se valora tanto la hora, sino el expertise. ¿Cómo son los freeworkers? Shakers analiza a sus perfiles justo antes de ingresar en la plataforma: todos los talentos pasan un proceso de cualificación. “La idea es tener claro cómo son esos talentos, porque eso para nosotros es clave a la hora de hacer ‘match’ con determinadas empresas y nos da muchos insights sobre la forma en la que trabajan, pero también sobre la forma en la que ven la vida. Ese balance es la gran novedad” explica Jaime Castillo, cofundador de Shakers.

La personalidad predominante en la comunidad de freeworkers es lo que ellos denominan ‘Marie Curie’, que significa: consciente, creativo, cumplidor, correcto, preciso, perfeccionista. Sus intereses más comunes son: tecnología, viajes y entretenimiento. Además, de otros notables como el deporte, la naturaleza y la lectura. Estos valoran la flexibilidad horaria y la confianza por encima de otros factores como el salario o la estabilidad. La mayoría trabaja desde casa.

¿Cómo es el mejor talento (aquel que tiene los mejores proyectos)?

El mejor talento lleva más de 6 meses registrado en la plataforma y tiene más de 2 proyectos en su portfolio, proporciona mucha información en su perfil, tiene una experiencia como freeworker de más de 3 años, está relacionados con temática de tecnología y ha participado en proyectos que se extienden más allá de su área. Muchos han sido managers o han participado en áreas de Consultoría. Todos gozan de prestigio y expertise en su área de trabajo.

¿Cómo se relacionan con las empresas?

Los talentos escriben al cliente por el chat de la candidatura en la plataforma y son proactivos porque inician la conversación con los potenciales clientes. De media, las empresas hablan con más de 3 talentos antes de elegir una candidatura para un proyecto. El mail o el chat de la plataforma son las herramientas de comunicación preferidas. “Nuestro objetivo con la plataforma es facilitar al máximo la comunicación entre freeworkers y empresas para que los proyectos puedan trabajarse mucho más ágiles” explica Jaime Castillo, cofundador de Shakers.

El freeworker tomará el relevo al trabajador convencional: su agilidad es insuperable y proporciona una visión crítica del proyecto, muy necesaria para crecer y hacerlo de forma inteligente y estratégica. La plataforma tiene ahora registrados unos 3400 freeworkers, pero tienen previsión de crecer un 50% en 2023 debido a la alta demanda de perfiles cualificados y a la tendencia de las empresas a subcontratar.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3