Claves para pymes y autónomos para combatir la inflación

Analizar el efecto de la situación en la tesorería, revisar gastos innecesarios o anticipar el cierre anual son algunas de las propuestas para una buena salud financiera

Publicado el 16 Nov 2022

32908_17

La navidad es un periodo clave en el calendario comercial de muchas pymes y autónomos, ya que supone numerosas oportunidades para vender. La campaña navideña representa el 30% de la facturación anual en los principales sectores, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos.

La campaña de navidad 2022-2023 estará marcada por la inflación y por el incremento generalizado de costes para las empresas y de precios para los consumidores. Los negocios deben tener en cuenta que el contexto económico actual puede implicar un freno en el gasto o un consumo más selectivo y reflexionado por parte de las familias. Prever estos posibles cambios en el comportamiento de los consumidores y planificar la campaña de navidad en base a ello puede ayudar a maximizar los resultados.

Por ello, Nomo ha creado una serie de consejos para que las pymes y autónomos optimicen los resultados de la campaña. Los factores que van a marcar las decisiones de compra de las familias van a ser el precio, la agilidad, la facilidad en la experiencia de compra, la omnicanalidad, la flexibilidad y la sostenibilidad.

Ante la posible moderación del gasto las pymes y los autónomos deben revisar su contabilidad y finanzas, tener la fiscalidad bajo control y optimizar la gestión del negocio. Otro punto a tener en cuenta es que es necesario dedicar tiempo a una buena planificación y tener claras las prioridades. Todo esto lo desarrolla Nomo en una guía puesta a disposición de las pymes y autónomos que lo necesiten.

Salud financiera

Es bueno realizar un análisis previo del estado general del negocio y revisar el efecto de la inflación en la tesorería es uno de los pasos clave. Conocer la situación actual de las cuentas permite tener claro el punto de partida, establecer el presupuesto que se destinará a la campaña y garantizar una buena salud financiera después de estas fechas. También es fudamental analizar la facturación de ejercicios anteriores para reducir riesgos y orientar la toma de decisiones.

También hay que monitorizar las cuentas en tiempo real, controlar el balance de ingresos y gastos en el día a día, para poder reaccionar a tiempo.

Con el incremento del coste de las materias primas y de los productos es bueno pararse a ver si hay gastos innecesarios y examinar los proveedores. Los gastos en suministros pueden hacer incrementar la factura y es una buena oportunidad de revisar si hay otras compañías que nos ofrecen el mismo servicio más barato. Renegociar contratos con proveedores es una opción que hay que tener en cuenta.

¿Cómo tributan los extras de navidad?

Las comidas o cenas de empresa, las cestas de Navidad y otros regalos a trabajadores, proveedores y clientes son gastos habituales durante la época navideña. Para deducir correctamente los extras de esta época del año hay que tener en cuenta esto:

Comidas y cenas de empresa

  • Impuesto Sociedades (IS): Las cenas de empresa son deducibles en el Impuesto sobre Sociedades (IS). Hay que demostrar asiduidad, es decir, es necesario justificar ante Hacienda que la cena o comida de Navidad es una tradición o costumbre de la empresa a través de ?facturas?de gastos similares de años anteriores.
  • Impuesto sobre el valor añadido (IVA): Las cenas de empresa no son deducibles en el IVA. Solo son deducibles las cuotas de IVA en hostelería y restauración que sean consecuencia de desplazamientos o viajes y que también sean deducibles en el IRPF y en el Impuesto sobre Sociedades.

Cestas de Navidad u obsequios

  • Impuesto Sociedades (IS). Los regalos navideños sí son deducibles en el Impuesto sobre Sociedades. En los obsequios a trabajadores, al igual que con las cenas de empresa, hay que demostrar asiduidad a través de ?facturas?de gastos similares de años anteriores. Con los regalos a proveedores y clientes debe demostrarse que son gastos por relaciones públicas. En los regalos promocionales hay que demostrar que su finalidad es promocionar la venta de productos o servicios. Los donativos y liberalidades no se consideran gastos deducibles.
  • Impuesto sobre el valor añadido (IVA). Los obsequios navideños no son deducibles en el IVA. Sí lo son las muestras gratuitas y objetos publicitarios de poco valor, de menos de 200 euros en un año a un mismo destinatario; o la lotería de Navidad a clientes o proveedores si se justifica que es un gasto por relaciones públicas.

Desde Nomo también recomiendan revisar la estrategia comercial para llegar al cliente y al público objetivo de nuestras campañas. Priorizar, poner el foco, diferenciarse, apostar por el e-commerce, estar pendientes a las tendencias… son algunos consejos que proporcionan.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

T
Redacción TICPymes

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2