EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 30 de julio de 2021
Tecnología
5 ventajas de aplicar la inteligencia artificial en el comercio electrónico
La agencia Ebolution recoge cinco beneficios que tiene el uso de la inteligencia artificial para mejorar las ventas online.
Redacción TICPymes21/07/2021

La Inteligencia Artificial (IA) se ha convertido en una de las innovaciones tecnológicas más importantes de la revolución digital. De hecho, es una herramienta imprescindible dentro de sectores como el marketing y el comercio electrónico ya que mejora la experiencia de los usuarios y la relación que éstos tienen con los negocios, a la vez que aumenta las ventas.

Desde la agencia Ebolution, expertos en diseño, construcción y optimización de canales digitales B2B y B2C, explican que “la IA ha pasado de ser un concepto asociado a la ciencia ficción a una realidad que procesa las compras online, sugiere qué serie ver, responde preguntas y recomienda bienes y servicios. Lo cual es posible gracias al machine learning, es decir, a la capacidad que tiene la Inteligencia Artificial de aprender, poco a poco, los gustos y preferencias de los usuarios”.  

De hecho, desde la agencia señalan que la Inteligencia Artificial ha sido clave para impulsar el comercio electrónico en los últimos años en España, tal y como muestran los últimos datos del INE de 2020, en los que se afirma que 6 de cada 10 españoles ya compran por Internet y que el gasto medio de los compradores creció 9 puntos el pasado año, con respecto a 2019, hasta alcanzar los 273,8 euros.

Con estos datos es evidente que los negocios online deben aplicar la Inteligencia Artificial en sus webs pues les permite obtener las siguientes ventajas que recoge Ebolution:

Mejora la atención al cliente. La atención al cliente es una de las áreas donde más ha mejorado la IA ya que ésta analiza los datos que se generan para crear servicios predictivos que ayudan a los comercios electrónicos a adelantarse a las consultas y necesidades de los clientes. De esta manera, pueden ofrecer una atención más personalizada a través de chatbots: programas informáticos, habituales en las secciones de atención al cliente y asistencia durante la venta, que interactúan con los usuarios para orientarle, resolver dudas, gestionar pedidos o realizar cobros. En la atención al cliente gestionada por Inteligencia Artificial también se han vuelto imprescindibles los asistentes de voz como Alexa, Siri o Google Assistant que permiten a los clientes comprar un producto simplemente con su voz.

Mejora la fidelización de los usuarios. La Inteligencia Artificial analiza los patrones de consumo de forma individual pero lo hace a gran escala. Lo que significa que los comercios electrónicos pueden segmentar su público objetivo y diseñar campañas exclusivas en base a las preferencias de cada cliente. Con ello, los negocios mejoran la experiencia del usuario y logran una mayor fidelización de los clientes a través de la personalización.

Mejora de la logística y de la gestión del inventario. Otra ventaja que tiene el uso de la Inteligencia Artificial en los comercios electrónicos la vemos en la logística y la gestión del inventario, dos áreas en las que la rapidez es imprescindible para mejorar el rendimiento del negocio. La IA detecta patrones de consumo mediante el análisis y predicciones de las ventas, y elabora estrategias en base a ellos. Así, gracias a esta información los negocios pueden gestionar mejor los inventarios, ahorrando tiempo y dinero.

Mejora el reconocimiento de imágenes. Pinterest y AliExpress usan habitualmente la capacidad que ofrece la Inteligencia Artificial para reconocer imágenes con el objetivo de identificar las características visuales de un producto que busque un cliente y ofrecerle otros productos similares. Así, en estas plataformas los usuarios pueden comparar fotos de un artículo con las de otros productos del catálogo de forma rápida y eficaz, lo que favorece las ventas.

Automatización de procesos. La Inteligencia Artificial también permite automatizar procesos que se desarrollan sin pausa optimizando notablemente el rendimiento de los negocios. Por ejemplo, puede usarse en e-mail marketing para que la IA redacte asuntos llamativos o personalice los cuerpos del correo electrónico, para generar contenido original en el blog de la compañía basándose en palabras clave o usar la IA en plataformas de publicidad programada que, de forma automatizada, compran espacios publicitarios en función de las audiencias a las que se desee llegar.