EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 6 de octubre de 2022
Tecnología
Las piezas recuperadas son la alternativa a la escasez de piezas nuevas en el sector de la automoción
La Guerra de Ucrania aumenta la inestabilidad y pausa la producción de varios fabricantes. Rusia es el principal productor mundial de paladio que se utiliza para reducir las emisiones y cumplir con la normativa anticontaminación.
Redacción TICPymes09/03/2022

La crisis de suministros que se vienen sufriendo en los últimos meses debido a los problemas de transporte y la pandemia, se ha visto incrementada debido a la guerra. Tanto Rusia como Ucrania son proveedores de materias primas y energía tales como gas, metales para la producción de microchips o trigo.

El sector de la automoción está amenazado por el incremento del precio del paladio, del que Rusia es el principal productor mundial suministrando el 33% de la demanda mundial; este metal se utiliza para reducir las emisiones de los automóviles y cumplir con las normativas anticontaminación. Además, fabricantes como Renault, Grupo Volkswagen y Hyundai ya han tenido que pausar la producción y buscar plantes alternativos debido a la escasez de componentes.

“Esta situación hace que falten en el mercado tanto coches nuevos como piezas a estreno. Asimismo, se está produciendo un aumento de precio debido a la escasez. La alternativa son los coches de segunda mano y las piezas recuperadas. España cuenta con unos 2.000 desguaces y más de 40.000 talleres de coche, lo que hace viable un crecimiento de este mercado si se cuenta con las herramientas y organización adecuado”, explica Jan Amat, cofundador de Recomotor.

Esta startup ha creado una red de calidad que permite a los talleres mecánicos encontrar todo tipo de piezas recuperadas concretas de forma segura, recibiéndola en la dirección indicada entre las 24 y 48 horas después de su compra. Recomotor también ofrece la posibilidad de devolver el recambio y enviar otra pieza compatible en menos de 48 horas si es necesario y ofrece una garantía de 3 a 12 meses dependiendo de la pieza.

“Dar una nueva oportunidad a piezas recuperadas permite aumentar la vida útil de los coches con una inversión menor y de forma rápida, así como buscar una alternativa al mercado de coches y piezas nuevas que ahora está pasando por un momento complicado. La normativa europea solo permite vender piezas de segunda mano de coches a los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos (CAT), es decir, los desguaces. Sin embargo, la compra directa de los talleres a estos centros autorizados a veces se complica así que nosotros queremos facilitar la gestión”, afirma el cofundador de Recomotor.

Recomotor permite que el profesional del taller adjunte la ficha técnica del vehículo por Whatsapp o email, para que encuentre una pieza en un tiempo récord pues, en solo 5 minutos, un especialista de Recomotor pondrá a disposición del cliente el recambio que busque.