EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 16 de mayo de 2022
Tecnología
El cloud privado es la opción preferida de las empresas españolas para su migración a la nube
Un estudio reciente de Mitel España, en colaboración con Euskaltel, ofrece evidencias de una creciente tasa de la adopción de opciones de trabajo flexible entre las empresas y de una nueva madurez en la migración de las comunicaciones al cloud en modelos de suscripción.
Redacción TICPymes20/12/2021

Después de todo lo que la sociedad ha vivido en los dos últimos años, nadie pone en duda que la forma de trabajar ha cambiado. Lo que antes se concebía como un entorno de o?cina estanco ha dado paso a nuevas opciones de teletrabajo, modelos mixtos y otras posibilidades que buscan amoldarse al ritmo de vida de los trabajadores, mejorar la conciliación familiar y, al mismo tiempo, asegurar que se cumple con las medidas sanitarias.

Por otro lado, el incremento hacia los gastos TI operativos (OPEX) en detrimento de la adquisición de equipos y tecnología (CAPEX), ha hecho que las soluciones en modelos por suscripción cada vez tengan más aceptación en las compañías, sobre todo, en entornos fundamentales como las soluciones de comunicaciones y colaboración empresarial.

Para profundizar en cómo están afrontando las organizaciones esta coyuntura, Mitel España y Euskaltel han impulsado una encuesta sobre la adopción de las soluciones de comunicación y colaboración en modelos cloud. Este estudio se ha realizado entre 166 directivos de empresas en España, en el que se les ha preguntado sobre las prioridades de las organizaciones en nuestro país y hacia dónde quieren llevar sus negocios.

Entre los resultados del estudio, se ha puesto de manifiesto que la mayoría de las empresas (71 %) han introducido nuevos modelos laborales ?exibles. Al desglosar los datos por tamaño de empresa, se han podido ver ligeras oscilaciones entre el 65 y 86 %, porcentaje que es notablemente menor (58 %) entre las microempresas (menos de 10 empleados).

Las comunicaciones empresariales también han sido protagonistas, en gran parte, de la transición tecnológica. Las videollamadas, la mensajería instantánea o la compartición de archivos se ha hecho imprescindible para trabajar en equipo y gestionar la atención al cliente de las empresas. La encuesta resalta que la voz (55 %), la mensajería instantánea (51 %) y las herramientas de trabajo remoto (50 %) son las soluciones más utilizadas en las compañías – preguntadas con opción de respuesta múltiple -, seguidas por el uso de las comunicaciones por vídeo (25 %). Esto confirma también el renacimiento de la telefonía como puntal estratégico que hemos observado tras la pandemia debido al crecimiento de la demanda de la voz.

En el nuevo paradigma, que se ha visto acelerado por la crisis sanitaria, lo que no ha sufrido un cambio son las prioridades de las empresas, que siguen buscando, según muestra la encuesta, mejorar la agilidad del negocio (47,3 %) y reducir los costes (35,5 %) con el apoyo de la tecnología.

En lo relativo a la arquitectura IT actual de las compañías, predominan los escenarios on-premise y de cloud privado. La encuesta destaca la arquitectura en la nube privada como la opción más seleccionada por el 27,2 % de los resultados. De cerca, le sigue la opción on-premise con algunas herramientas en la nube (26,6 %). Bastante más lejos se queda la nube pública (15,4 %) y otros formatos de arquitectura tecnológica.

A la hora de considerar migrar a un sistema de comunicaciones de pago por uso basado en la nube, entre los principales impulsores se encuentran la rentabilidad, obtenida sin necesidad de realizar una gran inversión inicial y con unos costes mensuales predecibles (40,2 %); la simplicidad, con una sola solución cloud para comunicación, colaboración y experiencia del cliente (38, 5%); y la escalabilidad, para adaptarse a las necesidades cambiantes del negocio (28, 4 %).

Al profundizar en la importancia que se le da a cada una de las características más técnicas de las soluciones de comunicaciones de empresa, la encuesta evidencia varios datos interesantes. Por un lado, unas comunicaciones de voz fiable y con funciones avanzadas y la seguridad son las prestaciones más valoradas. Los encuestados consideran muy importantes o importantes estos puntos en el 92 % y 75 % de los casos, respectivamente. Además, el 72 % apunta a las comunicaciones unificadas (mensajería instantánea, softphone...) como muy importantes o importantes. También, el 60 % de los encuestados tiene una valoración muy importante o importante de las soluciones de colaboración avanzada con videoconferencia, compartición de escritorio, etc. con las que los profesionales pueden trabajar en equipo.

La tecnología ha demostrado que es un activo estratégico y necesario para avanzar en la transformación digital y, en este camino, la nube se consolida como habilitadora de los nuevos paradigmas de negocio ya que facilita y agiliza la adopción de tecnología de nueva generación. Pero ¿están dispuestas las empresas a apostar por estas soluciones? La mayoría de los encuestados (53,8 %) estarían muy dispuestos, con puntuaciones de 7 o más sobre 10, a llevar sus comunicaciones a un modelo cloud y de suscripción. Tan solo un 20,7 % aseguraron estar poco dispuestos a este cambio (por debajo de los 5 puntos).

Al preguntar por la arquitectura cloud preferida para las comunicaciones de empresa, los encuestados apuntaron inequívocamente al cloud privado, en sus diferentes despliegues. De hecho, es la alternativa para el 74,6 % de los encuestados. Por contra, la nube pública es el enfoque escogido tan solo por el 23,7 % lo que confirma que las empresas prefieren un control de la nube de sus comunicaciones como una parte crítica de su negocio.

“Es evidente que las empresas están demandando nuevos modelos de consumo de las soluciones de comunicación que ofrezcan rentabilidad, simplicidad y agilidad”, comenta Rodrigo González, Country Manager Mitel Iberia. “En términos de rentabilidad, con un sistema en cloud basado en un modelo de pago por uso, las empresas pueden suscribirse a lo que necesitan hoy y luego agregar nuevas funciones y aplicaciones cuando las necesiten, pagando solo por lo que usan y sin necesidad de comprar y operar servidores y software. Además, se facilita la adopción de tecnologías de próxima generación que liberan recursos para invertir en otras áreas de crecimiento”.