EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 16 de mayo de 2022
Tecnología
¿Por qué interesa a las pymes contratar energía sostenible?
El “sello” sostenible influye directamente en el posicionamiento en el mercado de las empresas haciendo a las compañías más atractiva para los clientes, que exigen cada vez más que los productos sean más respetuosos con el medioambiente.
Redacción TICPymes13/12/2021

El ahorro de energía en las empresas es imprescindible para que estas sean sostenibles. Además de la reducción de costes a medio y largo plazo, existen cada vez más razones por las que a las pequeñas y medianas empresas les conviene contratar energía sostenible. 

Gana Energía, comercializadora low cost de luz y gas, enumera algunos de los principales motivos y ventajas para las pymes de pasarse a una comercializadora a la energía 100% verde:

Responsabilidad social corporativa: la responsabilidad que cada organización tiene con el entorno y la sociedad  va más allá de las leyes y las normas. Por ello, al cumplimiento de las normativas de sostenibilidad y transición ecológica ante las posibles sanciones institucionales por no cumplir los estándares sostenibles establecidos se une la contribución a la mejora social, económica y del medio ambiente, que impacta directamente en la imagen tanto interna como externa de la empresa. 

Ahorro: el cambio a este tipo de energías permite al negocio reducir costes a medio y largo plazo y, por tanto, ser más competitivo al poder distribuir de forma correcta el dinero ahorrado. Tanto para los propietarios de una pyme como los responsables del ahorro energético de una empresa, las comercializadoras de energías renovables como Gana Energía facilitan actualmente una serie de ventajas a la hora de implementar la energía sostenible en su fábrica u oficina:

1.    Contar con energía limpia y 100% renovable, lo que permite ahorrar hasta un 20% en la factura –un porcentaje que, en los próximos meses, aumentará cuando el mercado energético se estabilice-.

2.  Contribuir a la sostenibilidad como empresa y fomentar el desarrollo sostenible armonizando el crecimiento económico y la protección ambiental.  

3.    Retribución por autoconsumo con excedente: comercializadoras como Gana Energía buscan promover la importancia del consumo de energías renovables, por lo que compensan con generosidad el excedente de autoconsumo de las empresas y ofrecen ayuda en la gestión de los trámites y requisitos necesarios.

Hacer frente a la presión regulatoria: las nuevas normativas de sostenibilidad y transición ecológica impuestas desde Europa instan a las empresas a tomar medidas en determinados ámbitos, como el registro de la huella de carbono, lo que hace cada vez más importante contratar una tarifa de energía renovable. 

Acceso a ayudas públicas: contratar energía sostenible aumenta las opciones de la empresa a optar por ayudas públicas. La transición hacia un nuevo modelo energético ya está en marcha, y, para ello, hace falta una serie de ayudas que impulsen el cambio. El 26 de abril de 2019 se aprobó el Real Decreto 316/2019 para la concesión de subvenciones con el objetivo de dotar de nuevos recursos al Fondo Nacional de Eficiencia Energética y complementar el Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2017-2020.

Orientadas a  acelerar el proceso de transformación energética de las empresas, estas ayudas son coordinadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA) y gestionadas por las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos y permitirán que más de 67 millones de euros lleguen a las pymes para ayudarlas a mejorar su eficiencia energética. Esta eficiencia es imprescindible para alcanzar los objetivos de protección del ecosistema y para su propia competitividad al mejorar sus sistemas productivos, actualizar su tecnología y reducir los costes generales. 

“Sello” sostenible: la certificación como empresa que utiliza solo energías 100% renovables influye directamente en el posicionamiento del mercado de la compañía, lo que le ayudará a alcanzar un mayor número de posibles clientes, y en ofrecer una imagen positiva a los consumidores, que exigen cada vez más que los productos sean más respetuosos con el medioambiente y que las empresas tengan un comportamiento ético y responsable con la sociedad.