EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 20 de enero de 2022
Tecnología
5 formas en la que los datos ayudan a las pymes
En un entorno convulso y tremendamente competitivo, las pymes buscan optimizar su eficacia operativa. La automatización de sus procesos será clave para impulsar la eficiencia. Es decir, hacer más y mejor, con menos recursos y en menos tiempo.
Redacción TICPymes29/11/2021

Identificar nuevas oportunidades de negocio, descubrir puntos de mejorra o aspectos que se deben potenciar, así como introducir nuevas estrategias o dotar a la organización de la máxima flexibilidad y dinamismo posible son aspectos críticos, en sí mismos, pero, no son suficientes para asegurar el crecimiento de una pyme. 

Actualmente, recopilar datos es más fácil que nunca, datos que ayudan a entender mejor a los clientes y, también, el funcionamiento global del negocio. Sin embargo, como explica Pablo Couso, director comercial de Datisa, "es tan fácil que las empresas corren el riesgo de ahogarse en el exceso de los datos que manejan".

Estas son cinco maneras en las que las pymes pueden aprovechar -según Couso- el potencial de sus datos:

1. Toma de decisiones. Incluso las empresas más pequeñas son grandes generadoras de datos. Cualquier organización con presencia en Internet, redes sociales y que acepte pagos electrónicos, está recopilando datos de sus clientes: hábitos de consumo, tráfico web, demografía, etc. Todos estos datos tienen un gran potencial en sí mismos. Y están llenos de información que ayudarán al negocio, si sus responsables son capaces de entenderlos.

Aunque, son muchos los factores que intervienen en la toma de decisiones, -lo que sucede en la organización, el entorno e, incluso, la intuición- no hay nada más efectivo como la solidez de los datos para respaldar cualquier decisión sobre:

  • Nuevos clientes
  • Fidelización de clientes
  • Mejorar el servicio de atención al cliente
  • Mejorar la gestión operativa
  • Seguimiento de la interacción con las RRSS
  • Predecir tendencias de ventas

2. Resolución de problemas. Si las ventas descienden, o no se cumplen los objetivos establecidos, los datos ayudan a identificar qué salió mal. El seguimiento y la revisión de los datos de los procesos comerciales ayudan a entender mejor cada etapa del proceso. E identificar los pasos que se deben corregir. Cuáles funcionan bien. O, dónde se producen los fallos.

Pablo Couso, asegura que las empresas mejor gestionadas se basan en datos. Y esta habilidad o competencia las distingue de su competencia.

3. Comprensión del rendimiento. Los datos mejoran el rendimiento. Los equipos deportivos son un ejemplo de cómo utilizar la información para mejorar el rendimiento. Las pymes, igual que los clubes deportivos, deberían recopilar y analizar sus datos. Pueden hacerlo, incluso, con sus sistemas ERP que recopilan, almacenan y actualizan información sobre quién está haciendo qué, cómo y cuándo.

Muchos de estos sistemas incluyen, como en el caso del ERP de Datisa, funciones analíticas. De esta manera, pueden identificar patrones, hacer previsiones y simulaciones. Siempre, teniendo en cuenta, diferentes escenarios. La organización podrá adelantarse, así, a posibles situaciones de crisis. O a oportunidades potenciales de negocio. Y actuar en consecuencia, siguiendo las directrices de sus planes de actuación, diseñados previamente, al amparo de sus datos.

4. Mejora de procesos. Comprender mejor los procesos, minimiza el tiempo de ejecución. Y los recursos empleados. Es decir, optimiza y aporta eficiencia a los procesos. Todo ello, impacta en positivo sobre los resultados finales del negocio. Malas decisiones comerciales o mala negociación de las condiciones con proveedores son algunos ejemplos de cómo se pueden malgastar recursos y tiempo por no tener la información precisa.

Por el contrario, utilizar los datos disponibles sobre, por ejemplo, los diferentes canales de venta o los distintos proveedores con los que opera la organización, ayudará a identificar el retorno y la rentabilidad de cada uno. Y, actuar en consecuencia. Bien, apostando por aquellos que mejores resultados den. O tratando de mejorar los que no acaban de arrojar las cifras que se espera de ellos.

5. Conocimiento del cliente. Sin datos, ¿cómo puedes saber quién es tu cliente? ¿qué productos/servicios son los que más consumen? ¿dónde están tus clientes? ¿cuándo suelen comprar? ¿cuánto dinero invierten en los productos/servicios de tu empresa? Los datos son claves para entender el comportamiento y los hábitos de los clientes. También para entender el entorno, el mercado.

Sin embargo, es fácil que las empresas acaben perdiéndose entre tanto dato. Por eso, es importante que cuenten con las herramientas adecuadas para entender la información. En el ecosistema Pyme, especialmente, los sistemas ERP con funciones analíticas les permitirán acceder e interpretar fácilmente los datos y aprovecharlos mejor para incrementar sus ventas.

En definitiva, hoy en día no se puede gestionar un negocio sin el apoyo sólido de los datos. O, mejor dicho, no se puede gestionar bien. Un software ERP, con funciones analíticas como el ERP de Datisa, facilitará a las pymes el acceso a los datos. Y les ayudará a utilizarlos de manera eficiente y óptima para impulsar la toma de decisiones inteligentes.