EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 18 de mayo de 2022
Tecnología
"La recuperación económica continúa" según el ultimo barómetro de riesgo país de Coface (T3 2021)
El barómetro de riesgo país de Coface revela una tendencia generalizada hacia la recuperación tras la pandemia debido, en gran parte, al desarrollo y avance en los planes de vacunación.
Redacción TICPymes29/11/2021

A pesar de que ya ha transcurrido bastante tiempo desde el impacto inicial que la pandemia tuvo sobre el tejido económico mundial, lo cierto es que todavía estamos lidiando con ello. Si bien las diferentes regiones del globo perciben los daños de la pandemia con distintos grados de intensidad, el barómetro de riesgo país de Coface ha revelado una tendencia generalizada hacia la recuperación debido, en gran parte, al desarrollo y avance en los planes de vacunación durante los últimos meses.

Las tendencias que afectarán a la recuperación económica post-pandemia

Antes de regocijarnos en el positivismo que transmiten estas predicciones, sin embargo, todavía tenemos que conocer en profundidad la situación económica en la que nos encontramos, basándonos en los últimos y en la información relativa al estado de la cadena de suministro, la producción y las ventas a fabricantes de todo el mundo.

El importante papel de las vacunaciones en la recuperación económica

Tal y como señala el informe de la aseguradora Coface, a pesar de que aún no hemos conseguido erradicar el virus, la vacunación en las regiones de Europa Occidental y de América del Norte han conseguido mejorar considerablemente las tasas de contagio y de afectados por el COVID-19. Esto ha impulsado la venta de servicios personalizados y de bienes de consumo, lo que ha contribuido a su vez al fortalecimiento de los flujos económicos que permiten, a su vez, el crecimiento económico que tanto necesitábamos.

Según la información económica de las empresas obtenida por Coface, los exportadores de materias primas también han experimentado mejorías en su tejido económico debido al aumento generalizado de los precios, con competitivas exportaciones por parte de Europa Central y Oriental apoyadas por la integración en las cadenas de suministro de Europa. En lo que respecta al sector turístico, parece que todavía no ha conseguido superar las dificultades impuestas por la pandemia.

Los procesos de vacunación han contribuido también a una recuperación que se percibe de forma heterogénea en los distintos territorios del planeta. Si bien la mayoría de países percibieron una reducción en las ventas minoristas a lo largo del segundo trimestre de 2020, después consiguieron recuperarse a pesar de los débiles impactos derivados de los posteriores confinamientos. Sin embargo, existen algunos países que no han sufrido impactos significativos en el desarrollo del sector minorista, con casos excepcionales en el norte de Europa que parecen haberse visto incluso beneficiados por esta situación.

Las consecuencias de la irrupción de la pandemia en la cadena de suministro

Sin embargo, tal y como nos revela este informe, no todo parecen ser buenas noticias. La fuerte competencia por la adquisición de materias primas e insumos ha obstaculizado la producción industrial a nivel global, lo que ha derivado en impactos sobre las ventas. Dicha competencia ha sido también la causa de la subida de los precios de estas materias primas e insumos, así como del aumento en los costes de las tarifas de transporte. Al dificultar el acceso a los productos básicos y a los productos elaborados, también se ha experimentado un aumento en los precios al consumidor. Todos estos fenómenos están dando lugar a un aumento de la inflación en gran parte del mundo, cuyo pico se calcula que sucederá de forma inminente en las economías más avanzadas.

Con el fin de afrontar el y gestionar los problemas que puede presentar la escasez de mano de obra y las altas compensaciones para cubrir puestos vacantes, algunos bancos centrales han avisado del futuro endurecimiento de las políticas monetarias ultra acomodaticias. En el caso de las economías emergentes, algunos bancos centrales ya han elevado sus tipos de interés de referencia para gestionar la amenaza de la inflación.
 

El efecto de los movimientos sociales sobre el crecimiento económico

La recuperación del comercio internacional se verá amenazada por la cantidad de movimientos sociales masivos que se están sucediendo durante los últimos años, capaces de provocar impactos negativos persistentes en la actividad económica: descenso en la actividad industrial y de los servicios, caída en el consumo, aumento de la incertidumbre, inestabilidad política que aumenta los costes de transacción entre el país afectado y el resto del mundo... entre otros. Coface prevé un aumento en las protestas y movimientos sociales debido al importante deterioro que han sufrido los diferentes indicadores socioeconómicos. El indicador de riesgo social y político de Coface para el año 2020 alcanzó la cifra récord de 51% a nivel mundial, con un 55% para los países emergentes

Estas tendencias económicas, recogidas en el barómetro de riesgo país de Coface, serán las que configuren el futuro de la economía de nuestro país y del resto del mundo. Los líderes políticos deberán perfeccionar un equilibrio entre la adecuada gestión de la pandemia y de la problemática que se avecina al desarrollo económico de los diferentes países.