EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 3 de diciembre de 2021
Tecnología
5 preguntas clave para "desmitificar" la función financiera en el entorno pyme
Las habilidades y el desempeño de la gestión financiera son claves para la supervivencia de las pymes y una cultura financiera deficiente conduce a tomar malas decisiones por la incapacidad de identificar métricas clave para el desempeño del negocio.
Redacción TICPymes23/11/2021

Muchas pymes se “enredan” a la hora de preparar cuentas financieras precisas y significativas. Pero, esas cuentas deben estar compuestas por cifras obtenidas dentro de un contexto.  La cuestión es aprender a “desmitificar” la información financiera y dotar de significado a los números para poder tomar decisiones informadas. para que todos, dentro de la organización, se “acerquen” sin miedo a los datos económicos del negocio y que los entiendan.

Pablo Couso, director comercial de Datisa dice que “a lo largo de los años hemos visto cómo las pymes han evolucionado en su visión financiera del negocio. Ahora, sus responsables son más consciente del impacto que tienen los datos económicos. O, mejor dicho, el entendimiento y la aplicación de la información que proporcionan esos datos para el desarrollo a corto, medio y largo plazo”.

“En el ámbito financiero, -continua Pablo Couso- las pymes han mostrado más organización. Y, sobre todo, más disposición a la hora de potenciar la participación del entorno financiero en el diseño de las estrategias empresariales. Ya sea en el ámbito de la contabilidad, como en comercial, producción o marketing. La presencia del financiero gana peso. El resto de los entornos también hace un uso más inteligente de la información económica”.

Preocupaciones de las pymes

Pero ¿cuáles son las principales preocupaciones de las pymes, desde el punto de vista financiero? Después de más de 40 años operando con este tipo de organizaciones, Datisa identifica las 5 más recurrentes:

1.       Menos beneficios y más facturas pendientes de cobro.

2.       Aumento del nivel de existencias debido a un ritmo de ventas más lento.

3.       Más competencia y caída de los precios.

4.       Identificación de áreas de mejora en el desempeño comercial.

5.       Falta de monitorización, mediciones y seguimiento.

Preguntas frecuentes en el entorno pyme

En el contexto de estas preocupaciones, las pequeñas y medianas empresas suelen hacerse preguntas relacionadas con la rentabilidad, el acceso a la financiación o el uso de la tecnología, entre otras cuestiones.

Estas son las cinco áreas de preocupación y las preguntas frecuentes que suelen hacerse las pymes:

  1. Rentabilidad y flujos de caja. Si el negocio es rentable ¿por qué no dispongo de más tesorería? Uno de los grandes problemas es la diferencia entre la rentabilidad y el flujo de caja. Una pyme puede ver incrementadas sus ventas. Pero, al mismo tiempo, registrar menos tesorería. Quizá porque parte de su efectivo puede estar inmovilizado en inventarios. O en cuentas pendientes de cobrar. Frente a esto las planificaciones y simulaciones serán críticas para las decisiones comerciales. Hay que diferenciar bien entre ganancias y efectivo. Esto hará, cuanto menos, que la organización sea más diligente en su rutina de gestión de inventarios y cuentas pendientes de cobro.
  2. Competencia. ¿Por qué mi competencia es más rentable? Es un error muy frecuente tratar de comparar dos negocios sin comprender los índices financieros subyacentes: márgenes brutos y netos, costes variables y fijos, … Y su impacto sobre la rentabilidad comercial. Es importante tener claros cuáles serán los puntos de referencia para establecer las comparativas. El impacto de esos márgenes sobre las ventas. El uso eficiente del capital -fijo o recurrente. Y el apalancamiento del coste de la financiación, si procede. La idea es buscar el equilibrio en todas las operaciones comerciales. E, identificar las consecuencias, es decir, el impacto de los cambios, que se implementen.
  3. Acceso a financiación. ¿Cómo puedo financiar mis operaciones de manera más eficiente? El acceso a la financiación es siempre un gran desafío para las pymes. Quizá porque su base de capital es limitada. O porque el escenario actual de desaceleración económica no facilita la concesión de créditos. Es importante planificar y hacer simulaciones de flujo de caja, teniendo en cuenta diferentes escenarios. Desde el más optimista, al más crítico. Apalancar el uso de la financiación también será clave para las pequeñas y medianas empresas. Cuando las pymes disponen de planificación y proyección creíbles, información consistente y un plan de negocios convincente, pueden tener un acceso más fácil a la financiación bancaria. Y si no, el apostar por fuentes de financiación internas, proveedores, por ejemplo, puede ser la mejor solución.
  4. Exposición fiscal. ¿Cómo puedo minimizar el impacto de los impuestos en mis cuentas? El pago de impuestos es una constante en el entorno empresarial. Todas las empresas tienen que pagar impuestos. Por lo tanto, esta pregunta no es sorprendente. La cuestión es que la estructura tributaria de una organización puede cambiar a medida que crece o modifica su configuración. Y, también, en función de las nuevas normativas o actualizaciones que vayan surgiendo. En este sentido, es importante estar al tanto de los cambios normativos que puedan afectar al negocio. Y, tener la seguridad de que las herramientas que se utilizan para el diseño de las Declaraciones están actualizadas. Y que ofrecen la precisión y la velocidad necesarias para ajustar el pago de los impuestos en tiempo y forma.
  5. Uso de la tecnología. ¿Cómo utilizar soluciones tecnológicas de manera eficiente? Una de las preguntas más frecuentes en este sentido, tiene que ver con la posibilidad de explotar el potencial de las soluciones tecnológicas. Especialmente, si se carecen de conocimientos o habilidades para la tecnología. La clave está en que las soluciones que se utilicen para automatizar la gestión financiera sean intuitivas. Fáciles de usar. Y que vayan acompañadas de un conjunto de servicios amplio, en el que se incluya, formación permanente, y soporte de calidad. Primero, para ir aprendiendo nuevas funcionales según se vayan incorporando. Y, segundo, para tener la seguridad de contar con un equipo humano, detrás de la tecnología, que te respaldará ante cualquier incidencia.
Ciberseguridad en la pyme 2021