EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 25 de febrero de 2021
Tecnología
Balance económico 2020: ¿Vamos hacia la debacle?
En el mundo no se ha conocido una ruina similar desde la Gran Depresión del 29. Por José Manuel Burgueño, Doctor en Ciencias de la Información.
22/02/2021

INCERTIDUMBRE será una de las palabras que mejor definirán el año. Incertidumbre sobre cómo evolucionará la pandemia; incertidumbre en torno al impacto en la economía, el empleo y la sociedad; incertidumbre sobre cuándo podremos volver a planificar unas vacaciones o abrazar a nuestros seres queridos con normalidad…”. Así calificaba el año pasado la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, a primeros de noviembre. Para muchos españoles, igual que para la mayor parte del mundo, hay una certeza acerca de 2020: ha sido como aquel legendario número de ‘La Codorniz’ en cuya portada aparecía una locomotora a punto de entrar en un túnel; las páginas interiores iban todas en negro, y en la contraportada se veía al tren saliendo del túnel… Annus Horribilis. Ya en abril, pocas semanas después de la explosión de la crisis sanitaria, el vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, advertía de algo que en diciembre confirmaba BBVA Research: el año de la Covid-19 ha traído la peor recesión económica en España desde la Guerra Civil. En el mundo no se conocía una ruina similar desde la Gran Depresión del 29 y, según el FMI, el impacto en la economía mundial en 2020 multiplica por 44 al de la crisis financiera de 2008-2009.

Artículo completo en PDF

El cuadro macroeconómico diseñado por el Gobierno para los Presupuestos Generales del Estado -previendo además el escenario que todos los expertos y analistas externos califican como más positivo- es como poco alarmante, en términos de crecimiento (decrecimiento) económico, desempleo, déficit y deuda pública. En mayo, cuando segundas y terceras olas del coronavirus eran todavía solo especulaciones, el dato oficial de desplome del PIB para 2020 era del 9,2%, pero la evolución de la crisis sanitaria y los graves problemas económicos lo elevaron cinco meses después al 11,2%, una cifra sin precedentes desde la contracción del 26,8% de la economía que tuvo lugar en 1936. Ni siquiera en 2009, en plena Gran Recesión por la crisis financiera mundial, la caída en España (3,6%) fue comparable.