EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 12 de agosto de 2020
Tecnología
Las 6 tendencias principales del outsourcing para 2020
Hasten Group nos muestra las principales tendencias del Outsourcing en 2020 y las ventajas de la externalización
Redacción TICPymes23/03/2020

 El objeto del Outsourcing, nos señalan desde Hasten Group, es “la transferencia de determinadas actividades, procesos, y/o servicios, así como su gestión a una entidad externa especializada para hacerse cargo de una parte del negocio o de un servicio puntual dentro de ella que anteriormente realizaba concentrando así sus recursos en su negocio principal”. “Nuevos modelos de colaboración entre empresas u organizaciones con intenciones estratégicas, donde el proveedor de servicios ofrece la experiencia necesaria, tecnología avanzada y técnicas con el objetivo de alentar a los negocios, optimizar, mejorar la flexibilidad, innovar, ser efectividad y competitivo y reducir riesgos”, agregan.

En el actual ecosistema empresarial, los mercados imponen a las empresas nuevas fórmulas de deslocalización o externalización para incrementar su productividad, innovar y ser más competitivos.  Si durante la crisis, los recortes internos y de empleados derivaron en un incremento de la externalización de servicios y talento; hoy, debido a la introducción de las nuevas tecnologías y a la digitalización, los servicios de Outsourcing tienen cabida y éxito al ser una solución que permite a las empresas disponer de equipos especializados y tecnologías adecuadas reportándoles numerosos beneficios a nivel económico y operativo.

Para este año, las tendencias de Outsourcing según Hasten Group se cimientan en:

  1. La eficiencia y ahorro, sigue siendo una tendencia prioritaria. No cabe duda de que los servicios de externalización además de cumplir con los objetivos marcados garantizan disponer de servicios especializados, la satisfacción de los clientes y ahorro en coste y tiempo, tiempo que puede utilizar para dedicarse a su actividad principal.
  2. El cambio de las actividades externalizadas y de la naturaleza de las colaboraciones. Si en un principio, se externalizaban las actividades no esenciales; actualmente las empresas empiezan a utilizar el Outsourcing en sus actividades centrales, siempre con límites internos y sin ceder la dirección estratégica de la empresa. Su objetivo es lograr un alto grado de especialización, desarrollar soluciones exhaustivas y competitivas, ser innovadores y diferenciarse en el mercado y estar a la vanguardia para conseguir acceder a los mejores talentos, recursos, capacidades o nuevas redes y mercados. En los próximos tiempos será complicado diferenciar entre externalización y colaboración unas se caracterizan por ser independientes y estratégicas, otras, por ser más transaccionales.
  3. Ciberseguridad. A veces resulta complejo garantizar la seguridad de los datos y la información pese a ser una obligación para las empresas, por eso muchas contratan los servicios externos en materia de ciberseguridad con el fin de disfrutar de las soluciones de seguridad más avanzadas y eficaces, reducir sus riesgos y evitar ataques informáticos.
  4. El auge de las TIC. La transformación digital empresarial ha provocado la necesidad de contratar trabajadores especializados, para llevar a cabo proyectos más complejos. Ante esta situación, las empresas apuestan por externalizar ciertos trabajos a empresas externas y cumplir así con los requisitos y funciones específicas.
  5. La especificidad y automatización robótica procesos. La especificidad de las empresas hace que cada empresa requiera diferentes soluciones adecuada a sus necesidades. El uso de Inteligencia Artificial y otras tecnologías avanzadas marca tendencia para contratar Outsourcing.
  6. La gestión talento personalizada. Las empresas cada vez buscan cubrir los puestos con personas lo más especializadas posible para ofrecer el mejor servicio a sus clientes. La gestión del talento se personaliza cada vez más. Si queremos conseguir la fidelización de los empleados se necesitarán estrategias individuales, capaces de conectar con el lado emocional y el racional de una persona. Los empleados son considerados una fuerza disruptiva en el mercado de trabajo. Las empresas, necesitan incorporar perfiles técnicos con habilidades transversales y cualidades como liderazgo, empatía, creatividad, habilidad comunicativa tanto interna como de cara al cliente imprescindibles y que conecten con los objetivos técnicos para atraer y retener talento. Una tarea laboriosa y compleja para las empresas, que resulta eficaz y sencilla si se contratan los servicios Outsourcing tecnológicos.

            El panorama empresarial presente está en constante mutación. Las nuevas formas de externalización aportan muchas oportunidades si se sabe aprovechar y explotar los recursos del entorno de trabajo y de las redes para conseguir una ventaja ópti. Las empresas necesitan impulsar nuevos modelos de negocios, rediseñar nuevas fórmulas entre las partes implicadas en la cadena de valor para incrementar su productividad, innovación y competitividad.