EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 11 de diciembre de 2019
Tecnología
3 retos para el despliegue de las nuevas plataformas de streaming
Este mes de noviembre ha sido la fecha escogida por dos nuevos gigantes que se unen a la batalla global por los contenidos: Apple TV+ y Disney+
Redacción TICPymes21/11/2019

Este mes de noviembre ha sido la fecha escogida por dos nuevos gigantes que se unen a la batalla global por los contenidos: Apple TV+ y Disney+ (esta última, de momento solo en Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Países Bajos). Estas compañías son solo las recién llegadas en una industria que ha transformado el consumo tradicional de televisión desde el lanzamiento (en EE. UU.) del servicio de streaming de Netflix en 2007. 

Mucho ha cambiado el streaming en más de una década. Los puntos de intercambio de Internet siempre han ocupado un papel fundamental a la hora de proporcionar contenidos a los usuarios de forma rápida y con alta calidad. Pero la complejidad va en aumento: no solo está creciendo el contenido de los catálogos, está mejorando la calidad (de SD a UHD, y pronto a 8K) y está incrementando dramáticamente el número de suscriptores. Esto ha sido posible por el uso masivo del peering a través de los puntos de intercambio de internet, y de algunos medios propios desarrollados por las plataformas. Así, los puntos de intercambio más importantes (como DE-CIX Madrid) se ubican en centros neurálgicos donde viven muchas personas, y donde se encuentran los proveedores de servicios de internet más relevantes. 

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Televisión este 21 de noviembre, DE-CIX, analiza los retos a los que se enfrentan los nuevos actores a la hora de distribuir sus contenidos por el globo.

  • Estar cerca del usuario. Una de las claves para cualquier servicio que ofrezca contenidos a través de internet es la latencia. Habitualmente los proveedores de contenido tratan de establecer una latencia máxima de alrededor de 30 milisegundos entre el contenido y los usuarios. Para conseguir esta latencia, nuevos proveedores como Apple y Disney deberán desplegar sus redes tan cerca de sus potenciales usuarios como sea posible, por lo que probablemente apostarán por áreas densamente pobladas y bien comunicadas, como puede ser el caso de Madrid, y los puntos de intercambio de la ubicados en las mismas.
  • Eficiencia en costes. Una forma rápida y eficaz de enviar los contenidos por todo el globo desde el primer momento es utilizar directamente un punto de intercambio de internet, o bien utilizar redes de distribución de contenidos (CDN, por sus siglas en inglés), que a su vez están presentes en puntos de intercambio de Internet. En este sentido, utilizar un punto de intercambio de Internet - ya sea de forma directa, o a través de un CDN - proporciona la ventaja de tener una amplia presencia geográfica de forma prácticamente instantánea y fácilmente escalable. 
  • Ancho de banda y alta calidad. Algunas plataformas de vídeo actualmente recomiendan una conexión de 25 Mbps para reproducir contenido en ultra alta definición, pero al ritmo al que mejora la calidad de los contenidos se podría requerir un ratio mayor. Disponer del ancho de banda suficiente para ofrecer calidad y estabilidad suficiente para los usuarios sin saturar las redes no es tan sencillo como parece. En este caso, ubicar los contenidos lo más cerca posible de los usuarios mediante puntos de intercambio de Internet como DE-CIX Madrid o Lisboa permite ofrecer una mayor calidad, al tiempo que se ahorran costes en la transmisión de los datos.

“Los puntos de intercambio de Internet son una de las opciones más rápidas y eficientes para las nuevas plataformas que necesitan distribuir contenidos de forma global desde el primer minuto. Localizaciones como Madrid son estratégicas por su posición geográfica y alta densidad de población, por lo que será clave para el desarrollo de nuevas infraestructuras de red que darán soporte a estos nuevos actores de la industria de los contenidos”, afirma Dr. Thomas King, CTO de DE-CIX.

tags
Computing 784