EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 20 de noviembre de 2019
Tecnología
El impacto de la Inteligencia Artificial en las empresas
Por Raquel Fernández, Directora Comercial Hasten Group
Redacción TICPymes23/10/2019
Raquel Fernández Directora Comercial Hasten GroupRaquel Fernández Directora Comercial Hasten Group

La irrupción de laInteligencia Artificia (IA) es un nuevo bastión en la optimización y automatización de los procesos empresariales. Basada en la utilización de distintas disciplinas con el objetivo de mejorar las funciones tecnológicas para hacerlas más parecidas a la inteligencia humana y, por lo tanto, ayudar en la toma de decisiones, en el análisis y conclusiones de grandes volúmenes de datos. Se caracteriza por combinar ingentes cantidades de datos y algoritmos inteligentes en un rápido e iterativo procesamiento que permite al software aprender automáticamente los patrones o características de los datos. Los datos, bien gestionados sirven para optimizar las decisiones inteligentes y proporcionar ventajas al incrementar y complementar las capacidades humanas en todos los sectores económicos desde el retail, sanidad, cultura, finanzas hasta educación, turismo o transportes. Gracias al análisis de los datos y a las capacidades de la IA, es posible automatizar el aprendizaje, realizar tareas computarizadas frecuentes, confiables y sin fatiga o tomar decisiones a partir datos, con independencia del sector o la industria. 

 La IA es utilizada para la resolución de problemas y búsquedas complejas, análisis de grandes volúmenes de datos, toma de decisiones en sistemas auxiliares de conducción, aeronáuticos, transporte, seguridad, reconocimiento, medicina, reconocimiento de voz, robótica, marketing, etc. Agrega inteligencia a los productos existentes, se adapta a través de algoritmos de aprendizaje progresivos y es capaz de analizar e integrar los datos en profundidad y con precisión. 

Las empresas son conscientes que para ser competitivos tienen que apostar por la analítica de datos y por la tecnología de Inteligencia Artificial que aporta robotización, realidad virtual, realidad aumentada o nanotecnología. La Inteligencia Artificial, como explican desde HastenGroup, se está incorporando de manera gradual en los diferentes sectores económicos:

  • En los transportes, la Inteligencia Artificial está consiguiendo notables avances: conducción autónoma de automóviles, radares para detectar obstáculos/peatones y frenar automáticamente, la búsqueda inteligente de plazas libres de aparcamiento o la optimización de rutas. Mejoras que se traducen en menores costes y mayor rentabilidad.
  • El turismo, es otro sector que ofrece muchas soluciones, la incorporación de bots es masiva. Dan información, asistencia a los viajeros y una experiencia totalmente personalizada y ágil. Existen aplicaciones tipo robots para recepción en hoteles, check-in y check-out virtuales, sistemas de identificación de viajeros a través de reconocimiento facial para acceder a las habitaciones o a ciertos servicios, guías turísticos virtuales o servicios predictivos para ofertas y viajes personalizados que se están desarrollando
  • En la banca y las finanzas el aprendizaje automático y la inteligencia adaptativa se están convirtiendo en parte imprescindible del equipo financiero. 
  • El sector retail es el que mayor inversión ha realizado. Se ha centrado en especial en el servicio al cliente, como asesoría experta en compras y operaciones omnicanales y de 360º al conocer mejor a los clientes y ofrecer de antemano aquellos productos que realmente quiere. Hecho que se traduce en un mayor crecimiento gracias a su adaptabilidad, agilidad, capacidad resolutiva de problemas y, sobre todo, gracias a su capacidad de autoaprendizaje. 
  • La sanidad está utilizando alguna de las soluciones basadas en Inteligencia Artificial: el telediagnóstico, el triaje de urgencias inteligente, el seguimiento individualizado de cada paciente a nivel genético, los enfermeros virtuales o la cirugía realizada por robots. 
  • Las empresas del sector energético están centradas en ofrecer soluciones de eficiencia energética, prever la oferta y la demanda de energía, así como en hacer análisis inteligentes en tiempo real para detectar errores o fraudes.
  • El sector seguros también utiliza esta tecnología en las áreas de atención al cliente, producción e innovación y detección de fraude. Los chatbots resuelven las dudas y gestiones que demandan los clientes las 24h al día. 
  • Y, por último, la educación es uno de los sectores que más cambiará por su capacidad de personalización en la enseñanza, adaptándose a las necesidades y capacidades de cada persona. Tendrá cabida tanto la realidad virtual, robótica educativa, sistemas de tutoría inteligente y analítica de aprendizaje (learning analytics). 

A modo de conclusión, la clave de la automatización radica en aprovechar el potencial que ofrecen las máquinas, utilizar su capacidad de procesamiento para analizar de manera eficiente y precisa gran cantidad de datos y agilizar la implementación de sistemas cada vez más inteligentes para detectar patrones, automatizar procesos y agilizar la toma de decisiones. Tres son los ingredientes esenciales de la nueva era industrial: actitud proactiva, productividad y crecimiento. Una nueva era industrial más automatizada, inteligente, hiperconectada y flexible que a la vez demanda mayor seguridad informática y confianza ante los ataques cibernéticos, dado que, a partir de ahora, asistiremos a un incremento exponencial de la potencia de computación que a muy corto plazo podrá simular la capacidad de cálculo y resolución en la toma de decisiones a la de una persona.

Computing 784