EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
miércoles, 11 de diciembre de 2019
Tecnología
OPINIÓN : Un mundo digital y pueril
Siento que el tiempo avanza más rápido en la era digital.
Rufino Contreras13/05/2019

Consumimos minutos, consumimos podcasts, consumimos series de Netflix, consumimos nuestra vida en un entorno virtual que nos aparta del tedio y de la monotonía. Es una carrera hacia un vacío en el que nos despeñamos henchidos de una felicidad ficticia, de un poder que nos otorga poder manipular nuestros sueños a medida. Hemos modificado la realidad y nos sentimos creadores, innovadores de un mundo nuevo donde no hay desgracias ni factores imprevistos.

Hemos modificado la realidad y nos sentimos creadores, innovadores de un mundo nuevo donde no hay desgracias ni factores imprevistos

Un mundo en el que todo está equilibrado y una placenta digital nos asienta hacia la eternidad. Un tuit no puede ocuparte más de un minuto, un clic no puede arruinarte una mañana, por culpa de una caída de un servidor. No estamos para analizar la vida ni los sucesos trascendentales. No tenemos capacidad de criticar una sociedad cada vez más uniformada y pueril, ni salirnos del circuito que mandan los cánones del postureo. El tiempo ya no parece ser un patrón oro, es la necesidad del ocio permanente y de estar conectado con los tuyos, con esa zona de confort, donde no te cuestionas las injusticias ni los desajustes sociales. Donde eres el burdo protagonista de una historia que no solo importa a tus ‘followers’, como ese exhibicionista que hace de YouTube el ombligo del mundo.

El ser humano evoluciona hacia el ser digitalis, se va dejando a su paso maletas de prejuicios y saberes convencionales, pero también pierde la capacidad de análisis y de reflexión, porque estamos aligerando nuestra forma de pensar. Y ahora temblamos porque las máquinas nos van a robar la merienda, y nos van a llevar a la irrelevancia. ¿Quién va a organizar esta nueva vida donde las fake news campan a sus anchas y quién va a pelear por los derechos de las personas si andamos en brexits grupales, cerrados en nuestros círculos de gente privilegiada? ‘El futuro ya no es lo que era’, dijo el poeta francés Paul Valéry. Y yo me atrevo a añadir, a partir de ahora… el pasado tampoco.

Computing 784