EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
lunes, 10 de agosto de 2020
Tecnología
Claves para cohesionar un equipo
Carme Castro, coach y socia de Kainova y Incosec-Kainova, señala que contribuir al sentimiento de pertenencia es fundamental para la cohesión de un equipo en una empresa.
Redacción TICPymes23-06-2015

Cuando un equipo de trabajo obtiene resultados es porque es mucho más que la suma de sus componentes. En las organizaciones, muchas metas sólo pueden ser logradas con un equipo cohesionado

Estos equipos obtienen mejores resultados que los que se alcanzan sumando resultados individuales, pero no hay que olvidar que el factor humano es clave en la cohesión de equipos. Esta conexión entre sus miembros sólo se consigue cuando cada uno de ellos reconoce y valora lo que aportan los otros, y se esfuerzan por hacer que el equipo se mantenga unido. Los resultados llegan cuando el equipo es capaz de desarrollar una visión estratégica y acordar los planes de acción a ejecutar.

cohesióncohesión

Según explica Carme Castro, coach y socia deKainova e Incosec-Kainova “un equipo está cohesionado cuando todos sus miembros comparten el objetivo con un enfoque común, lo aceptan como propio y luchan por conseguir los resultados deseados por todos por encima de sus intereses individuales. Para ello hay que estar predispuesto a escuchar y pensar por el bien del equipo por encima del propio”.

La cohesión de un equipo hay que buscarla, trabajarla y, por encima de todo, quererla. Se crea en lo emocional con valores universales como el respeto, la confianza y la tolerancia Pero, ¿cómo se mantiene? Según Carme Castro, la clave está en movilizar la inteligencia emocional. Hacer equipo se aprende, y eso se consigue siendo un buen ‘jugador de equipo’, animando y aceptando otros puntos de vista para enriquecerse. Así se contribuye a solucionar las dificultades o diferencias. Cada uno de los miembros de un equipo tiene que creer que todos aportan algo y que todos son parte del mismo, y esto requiere compromiso, esfuerzo y la existencia de un proyecto común”.

La cohesión también necesita su alimento. En el día a día son las decisiones consensuadas y una buena práctica en mantener un feedback continuo y, muy importante, celebraciones que refuercen las vivencias compartidas y contribuya al sentimiento de pertenencia.

Un equipo tiene personalidad propia que madura y se puede moldear. Los miembros del equipo tienen unos comportamientos determinados y esto es lo que facilita se mantenga como un sistema social que funciona. En una organización o empresa, el equipo funciona de una manera similar a la de una comunidad de vecinos, en la que todos se esfuerzan para que el edificio se mantenga en condiciones óptimas, se viva en armonía, y donde hay intereses que hace que queramos estar juntos y compartirlos.

Las personas que forman parte de un equipo cohesionado favorecen las relaciones interpersonales, aportan lo mejor de sí, trabajan juntos a lo largo del tiempo, buscan soluciones ante los problemas y contribuyen en la resolución de las diferencias que puedan surgir. Para que haya una buena química de equipo, se necesita un punto focal sólido para sostenerse.

Pyme 2020