EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 20 de enero de 2022
Tecnología
Los “trabajadores inteligentes” aumentarán en las organizaciones en 2018
Según un estudio de Ricoh, las compañías europeas prevén un aumento significativo del número de iWorkers en cinco años, es decir, la mayor parte de los empleados de su plantilla.
19-11-2013

El número de “trabajadores inteligentes” (iWorkers) en las compañías europeas va a crecer de forma notable durante los próximos cinco años, según unnuevo estudio de Coleman Parkes realizado a petición de Ricoh. A día de hoy, sólo el 4% de las empresas europeas asegurarían que la mayoría de sus empleados son iWorkers, esto es, trabajadores fiables y bien preparados que tienen acceso las 24 horas del día a toda la información necesaria para satisfacer las necesidades de la compañía y de los clientes. Sin embargo, este ratio aumenta al 37% de los directivos europeos, que cree que en 2018 la mayoría de sus trabajadores serán “inteligentes”.

Entre las razones aludidas para explicar este ascenso figura principalmente la ineficiencia detectada cuando no se comparte la información. En concreto, los directivos citan la pérdida de ingresos en primera posición (49%), seguido de la pérdida de clientes (43%) y la falta de perspectiva sobre los clientes (27%).

Está previsto que el número de iWorkers va a crecer significativamente. La pregunta es, ¿están preparadas las compañías? Los directivos son más conscientes que nunca de la necesidad de optimizar más la forma de usar la tecnología y eliminar los silos de información dentro de la compañía. Es urgente revisar y cambiar los métodos de trabajo tradicionales y seguir con el cambio tecnológico, que nos seguirá planteando nuevos retos”, cuestiona David Mills, COO de Ricoh Europa.

En esta línea, el estudio también muestra que hay retos a superar antes de incrementar la presencia del iWorker en las compañías europeas. Mientras que casi tres cuartas partes están invirtiendo en nuevas tecnologías para mejorar la productividad del trabajador dentro y fuera de la oficina, la mayoría destaca la necesidad de revisar los procesos existentes para que los trabajadores puedan acceder más fácilmente a la información crítica de la oficina. Más del 70% cree que la incapacidad de acceder a documentos desde un dispositivo móvil está frenando a su negocio, mientras que dos tercios afirman que las funciones de búsqueda inadecuadas entorpecen a los trabajadores a la hora de encontrar la información que necesitan para ayudar a la compañía a avanzar. Además, un 62% dice que los silos de información desarticulados están bloqueando la posibilidad de compartir información.

En cuanto a los pasos más importantes para permitir la aceleración del iWorker, se han citado, en primer lugar, el uso de herramientas colaborativas para propiciar la colaboración y el intercambio de conocimientos en varias ubicaciones. A ello le sigue, en segundo puesto compartido, la optimización de los procesos de la compañía: revisar la forma de trabajar de cada colaborador y asegurar que la tecnología se usa para el máximo beneficio, junto a la migración hacia el cloud. Los directivos situaron en cuarto lugar la digitalización de documentos impresos, lo que permite un mejor acceso a la información crítica, tanto histórica como actual, lo que ayuda a la toma de decisiones para el futuro. Estas acciones conllevarán significativos beneficios para las compañías. Un estudio de McKinsey subraya que las compañías con mayores concentraciones de trabajadores del conocimiento (más del 35% de la plantilla) crean, de media, unos retornos por empleado tres veces superiores a los de las compañías con menos trabajadores del conocimiento (20% o menos de la plantilla).