EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
jueves, 23 de septiembre de 2021
Marketing
Cómo aplicar las mejores estrategias en diseño UX para mejorar las ventas
El diseño UX es clave para que los usuarios no tengan una mala experiencia de compra ya que ésta afecta al rendimiento SEO, la tasa de rebote y disminuye las ventas.
Redacción TICPymes08/09/2021

Este 13 de septiembre se celebra el Día del Programador, una fecha con la que se quiere destacar la importancia que tienen estos profesionales en el mundo actual. La fecha, que supone el número 256 del calendario, se eligió porque esta es la cantidad de números que pueden representarse en 8 bits y, además, el número 256, es la mayor potencia de 2 menor que 365, que son los días que tiene el año.

Para celebrar este día, la agencia Ebolution, expertos en diseño, construcción y optimización de canales digitales B2B y B2C, han recogido algunos consejos para aplicar las best practices de UX en el front-end de los proyectos y lograr así que una web sea atractiva y fácil de usar para los visitantes ya que “no importa lo buena que sea la interfaz de usuario si los clientes no pueden navegar en el sitio de manera eficiente. De hecho, la mala experiencia de usuario puede hacer que el rendimiento SEO se vea afectado, la tasa de rebote aumente y las ventas disminuyan”, explican desde Ebolution.

  • Céntrate en los usuarios. Cuando se desarrolla una web hay que ponerse en el lugar del cliente. Para ello hay que analizar si se puede navegar fácilmente por la página, si se hace de forma rápida y buscar soluciones que ayuden a que los visitantes cumplan mejor sus necesidades y obtengan lo que buscan. Para ello hemos de ser conscientes del perfil del consumidor que tenemos y adecuar la página a éstos. 
  • Hazlo simple. Hacer que una página web sea sencilla es más difícil de lo que parece ya que hay que minimizar la cantidad de pasos que deben dar los clientes para realizar cualquier tarea. Para ello, hemos de detectar los elementos que más interés tienen en la web y destacarlos frente a otros que pueden aparecer de forma secundaria.
  • Utiliza estándares de diseño familiares. Los cambios que realicemos en la web deben ser pocos y siempre buscando facilitar la labor de los clientes. Éstos tienen que sentirse cómodos al navegar por lo que cualquier modificación debe testarse previamente.
  • Añade un buscador. Tener un buscador en la página facilita y mejora la experiencia de nuestros clientes. Por ello, es fundamental incluirlo en el diseño y que éste no sea demasiado pequeño pues puede darse el caso de que los visitantes no lo encuentren, generando una mala experiencia.
  • Descubre cómo distintos elementos pueden crear combinaciones muy potentes. A la hora de diseñar la web hay que jugar con distintos esquemas de color, tipografía y diseño para ver cómo las distintas combinaciones pueden ayudar a nuestra marca a diferenciarse de sus competidores.
  • Mide el diseño UX. Una de las formas de saber que la página resulta fácil de usar para los visitantes es a través de comentarios o valoraciones. Estas impresiones ayudarán a la marca a mejorar la web y el diseño.