EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
sábado, 19 de septiembre de 2020
Marketing
El 84% de los consumidores españoles han cambiado sus hábitos de consumo
Los pagos con tarjeta en sustitución del cash lideran la lista de hábitos modificados: el 55% usa ahora más este método
10/09/2020

La gran mayoría de los ciudadanos españoles (84%), afirma haber adoptado nuevos hábitos o haber hecho cambios en su vida diaria como resultado del impacto de la Covid-19. Es una de las principales conclusiones del último estudio realizado por el banco móvil N26 que analiza cómo se han transformado sus hábitos de consumo diarios tras el impacto inicial de la pandemia. 

El principal cambio en los hábitos de los españoles se produjo en la forma de pagar. Ya sea por comodidad, seguridad o higiene, la tarjeta está sustituyendo al cash. El 55% de los consumidores optaron por usarla más que el efectivo en sus pagos. También ha crecido el uso de banca móvil y online (47%). Además, la gran mayoría planea mantener estos nuevos hábitos en el largo plazo. El 77% declaró que, cuando vuelva la normalidad, seguirá pagando con tarjeta y el 83%, que continuará realizando sus gestiones con banca móvil y online.

Los resultados globales de la encuesta, realizada en 7 países europeos y en Estados Unidos, confirman que el impacto en la vida diaria de los ciudadanos ha sido generalizado, ya que dos tercios (el 66%) de la población global afirma haber hecho estos mismos cambios en porcentajes similares. En la comparativa por países, España e Irlanda son los que más han incrementado el uso de pagos con tarjeta y contactless frente a efectivo. Además, España lidera la lista de países donde más gente planea dejar de usar efectivo una vez superada la crisis, confirmando la tendencia hacia el fin del dinero en efectivo ya detectada por N26 al comienzo de la pandemia. 

Ahora somos más digitales

La tendencia a la digitalización se observa también en otros hábitos diarios relacionados con el consumo: destaca el aumento de las compras online tanto en supermercados y tiendas de alimentación (33%) como de moda (30%), así como un mayor uso de apps. Las de gestión de las finanzas han crecido un 25% y las de fitness y deporte en casa, un 23%.  

Francisco Sierra, director general de N26 para España, comentó sobre el estudio: “Resulta interesante ver cómo la gente se ha adaptado y ha desarrollado nuevos hábitos digitales. En concreto, el aumento en el uso de tarjetas frente al efectivo y un cambio hacia la banca móvil y online son señales claras de que la sociedad empieza a ser consciente de los beneficios y la flexibilidad que ofrece la banca digital. Esta es, probablemente, la razón por la que muchos planean mantener estos hábitos en el largo plazo".

Preparados para pasar más tiempo en casa: los gastos excepcionales se dedican al hogar

Otra de las tendencias detectadas por N26 es una mayor inversión en productos y servicios para el hogar. Según el estudio, más de un tercio (38%) de los españoles han realizado algún gasto o compra excepcional. Entre los gastos imprevistos surgidos a partir de la pandemia y los confinamientos, las compras y gastos para el hogar se han vuelto los protagonistas: los electrodomésticos lideran la lista de gastos imprevistos (33%), seguidos de compras de libros (22%), equipos informáticos (20%), reformas en el hogar (19%) o equipamiento para trabajar desde casa (17%). La población española se ha preparado para pasar más tiempo en casa, algo que previsiblemente continuará en el futuro próximo más allá de la pandemia:  actividades como el teletrabajo, comer y cenar más en casa, ocio y entretenimiento en el hogar… Son, de nuevo, tendencias que necesitarán de las herramientas digitales y online para hacer más fácil, cómoda y sencilla la vida en el hogar. 

Ante tal cantidad de cambios en nuestra forma de gastar, gestionar bien el dinero y los ahorros cobra más importancia que nunca. En este sentido, la banca móvil cuenta con funcionalidades específicas en su app que ayudan en esta tarea: es el caso de los Espacios de N26, subcuentas virtuales que permiten separar prsupuesto para alcanzar un objetivo; llevar las cuentas de las compras e, incluso, compartir gastos –o ahorro- con nuestra pareja, familia o amigos. Además, a través de su campaña Big Banking Chat ofrece respuestas y consejos para que volvamos a tener las cuentas claras.