EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 5 de junio de 2020
Marketing
¿Quieres comprar una casa ahora? Cuidado: las tasadoras valoran a la baja las viviendas
Comprar una casa o un piso durante el estado de alarma es posible, pero cada vez más complicado
Redacción TICPymes22/05/2020

Comprar una casa o un piso durante el estado de alarma es posible, pero cada vez más complicado. A las dificultades lógicas que se generan durante el proceso (la imposibilidad de visitar los inmuebles en ciertas zonas, tener que pedir financiación a distancia) se les suma ahora una nueva: una investigación del comparador financiero HelpMyCash.com revela que muchas tasadoras valoran las viviendas a la baja por el efecto económico de la covid-19. Las tasaciones a la baja son un peligro para la venta, ya que provocan que muchos potenciales adquirientes tengan problemas para conseguir una hipoteca para cubrir el coste de la operación y, encima, corran el riesgo de perder el dinero de las arras. 

Problemas para conseguir la hipoteca

Como publicaron distintos medios hace unas semanas, el Banco de España pidió a las sociedades de tasación que fueran prudentes con sus valoraciones, pues la pandemia provocada por el coronavirus eleva la incertidumbre sobre el precio de las viviendas. Además, el supervisor desaconsejó el uso del método de comparación para hacer las estimaciones y sugirió añadir una advertencia en los informes en la que se haga referencia a la difícil situación actual.

Parece, pues, que las agencias han seguido los consejos del Banco de España. El bróker hipotecario online Housfy afirma que “los tasadores están tasando con valores bajos dada la incertidumbre creada con la situación”, un extremo que también confirman varios usuarios del propio comparador. 

Las tasaciones a la baja provocan que muchos potenciales compradores tengan problemas para conseguir una hipoteca. Las entidades bancarias suelen financiar hasta el 80% del valor de tasación, así que ante esas valoraciones reducidas ofrecen menos dinero a los solicitantes. Por ejemplo, si un cliente quiere comprar una casa con un precio de 200.000 euros y la tasadora lo valora en 150.000, el banco ofrecerá un préstamo de hasta 120.000, por lo que ese solicitante necesitará contar con un volumen de ahorros mucho más elevado para poder cerrar la operación

Y ahí surge otro problema, pues no todos los compradores disponen de los fondos propios suficientes para poder afrontar una tasación a la baja. En caso de no contar con esos ahorros, la operación puede llegar a cancelarse, lo que a su vez puede hacer que se pierda el dinero de la reserva si se ha firmado ya un contrato de arras.

Qué se puede hacer para no perder las arras

Lógicamente, si en su momento se añadió una cláusula que permita recuperar el dinero avanzado en caso de no poder encontrar una hipoteca, el comprador puede acogerse a ella para que el vendedor no se quede con la reserva en caso de que la operación no siga adelante. Por ello, para los futuros hipotecados, recomiendan añadir este tipo de cláusulas en los contratos de arras siempre que sea posible. 

Pero ¿qué hay de los que no hayan incluido esta cláusula? Para ellos, según el comparador, existen algunas soluciones que pueden ponerse en práctica para evitar perder la reserva. La primera consiste en renegociar el precio de la vivienda con el vendedor o llegar a un pacto que permita extender el plazo de la reserva y posponer la compra. Lógicamente, en este caso es necesario ponerse de acuerdo con la parte vendedora.

Otra solución consiste en solicitar una revisión del informe de la tasadora, aunque es probable que esta vuelva a utilizar los mismos criterios. También se puede contratar a otra agencia para conseguir una nueva valoración más alta (con el riesgo de que esta infravalore de nuevo la vivienda) y, si el banco no la acepta, acudir a otra entidad que sí lo haga. 

Finalmente, se puede tratar de llegar a un acuerdo con un banco para que se financie más del 80% del valor de la tasación. Las probabilidades de conseguirlo serán más altas si el solicitante tiene un buen perfil (altos ingresos, posibilidad de aportar otras garantías…) y/o si se deja la negociación en manos de un bróker hipotecario. 

Pyme 2020