EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
viernes, 29 de mayo de 2020
Marketing
ENTREVISTA: "El marketing digital es en estos momentos el futuro de las pymes españolas"
Entrevistamos a Pedro Fernández, director general de QDQmedia, quien nos explica cómo usar el marketing digital para sacar oportunidades en tiempos de crisis
Redacción TICPymes04/05/2020
Pedro Fernández, director general de QDQmediaPedro Fernández, director general de QDQmedia

Como empresa, ¿cómo os habéis adaptado a la crisis? ¿Ha cambiado vuestra forma de trabajar?

Como empresa nos hemos adaptado rápidamente a la crisis adoptando nuevas formas de trabajar como son el teletrabajo, la videoconferencia grupal y las herramientas colaborativas. De hecho, conseguimos movilizar a un colectivo de 300 personas en menos de 1 semana. Esto fue posible porque en QDQ habíamos implantado desde hace varios años herramientas, equipamiento y sistemas que favorecían el trabajo en remoto. En concreto, desde hace 4 años trabajamos en cloud a través de G- Suite de Google Cloud, lo que nos ha permitido a través de sus aplicaciones de colaboración y productividad continuar trabajando con normalidad desde los hogares de nuestros empleados. Además, todos nuestros equipos cuentan con instalación OpenVPN,  lo que nos da acceso de manera remota a todas nuestras herramientas internas, básicamente el CRM y el CMS, que es el sistema que gestiona toda la producción de webs y campañas de marketing digital de nuestros clientes. En QDQ contamos con oficinas en diferentes puntos de España y llevamos años ofreciendo la opción del teletrabajo a nuestros empleados, por este motivo, hemos podido continuar con nuestra actividad sin tener que aplicar grandes cambios en nuestra forma de trabajar. Finalmente, hemos ganado también en muchos aspectos: mejora de la productividad y reducción de los tiempos muertos que suponen los desplazamientos entre las oficinas, reuniones más eficientes a través de Google hangouts, y sobre todo, nuestros empleados, están ahorrando entre 1 hora y 2 horas diarias de desplazamiento hacia las oficinas, que pueden aprovechar para estar con su familia. 

El marketing online rompe las barreras espacio-temporales del mundo físico, y se postula gran opción a la hora de frenar el impacto negativo que está teniendo el cierre de los establecimientos en los pequeños y medianos negocios

¿Qué ha sido lo más difícil de adaptar? 

El gran reto al que nos hemos tenido que enfrentar al inicio de la crisis ha sido la aplicación del teletrabajo en masa y que nuestro sistema lo soportase, esto se ha realizado en menos de una semana, sobre todo gracias a la concienciación de los empleados y al esfuerzo del equipo de IT, que se ha empleado a fondo antes y después de la implantación del estado de alarma. En QDQ llevamos años ofreciendo la opción del teletrabajo a nuestros empleados, no obstante, nunca habíamos tenido a un colectivo tan grande conectado simultáneamente y de manera remota a los sistemas corporativos. La clave fue la previsión, arrancando el proceso de movilización de los empleados, antes de que se concretara el estado de alarma y ante los primeros indicios de lo que se avecinaba. Lo primero que hicimos fue chequear uno a uno todos los equipos que íbamos a movilizar e ir enviando a los empleados a teletrabajar a medida que sus equipos eran validados. Esto evitó un colapso del equipo de soporte informático los primeros días, ya que evitamos de esta manera los errores frecuentes de instalación o configuración, de aquellos empleados que no habían teletrabajado en el pasado. Aún así, los primeros días fueron complicados, no obstante, nuestro departamento de IT pudo solventar las indicencias de manera rápiza y eficaz y prácticamente desde la primera semana hemos podido trabajar con normalidad. 

¿Cómo puede ayudar a las empresas el marketing online en esta crisis?

El marketing online permite a las empresas poder seguir captando y fidelizando clientes a través de internet. El marketing online rompe las barreras espacio-temporales del mundo físico, y se postula gran opción a la hora de frenar el impacto negativo que está teniendo el cierre de los establecimientos en los pequeños y medianos negocios; la posibilidad de vender y seguir ofreciendo servicios a través de internet permite continuar con sus actividades y posicionarse por encima de aquellos negocios que no han dado el paso a la digitalización.  Los españoles han aumentado el acceso a internet desde sus dispositivos móviles entre un 15-20% durante esta crisis, contar con estrategias de marketing digital ayudará a las negocios a encontrar nuevos clientes y fidelizarles a través de acciones en redes sociales y contenidos interesantes en sus páginas web. Este cambio de hábitos de consumidores hacia el mundo online ha venido para quedarse, y quien haga una apuesta decidida, no sólo sobrevivirá a la crisis sino que seguramente saldrá reforzado.

La mayor problemática de las pymes en este momento es hacer frente a los pagos inmediatos, en una situación donde el cese de actividad les ha abocado en muchos casos a reducir de forma abrupta sus ingresos.

¿Qué acciones específicas habéis tomado para ayudar a vuestros clientes con la crisis?

Como socio digital de pymes y autónomos en nuestro país, ahora más que nunca, hemos decidido dar apoyo y ayudar a todos aquellos negocios que confían en nuestros servicios. Para nosotros, lo más importante son nuestros clientes, por ello, desde el grupo QDQ hemos lanzado una serie de medidas para paliar esta crisis y ofrecer a los negocios soluciones efectivas, teniendo en cuenta la situación individual de cada uno de nuestros clientes: hemos flexibilizado al máximo nuestra política comercial, permitiendo cambios temporales de contratación de los servicios y facilidades de pago, para que ningún cliente que ha tenido que parar temporalmente su actividad se viera penalizado; disposición de un equipo de producción para dar soporte a petición de cambios y contenidos; activación de ofertas exclusivas durante la crisis; entre otras. Y sobre todo, el factor humano, ha sido fundamental, concienciar a los empleados que trabajan en contacto con el cliente de la sensibilidad que hay que tener en estos momentos hacia negocios y empresarios que posiblemente lo estén pasando mal y a los que se trata de echar un cable buscando una solución a sus problema.

Trabajáis mucho con pymes, las cuales han sido duramente impactadas por los nuevos acontecimientos, ¿cuál está siendo su mayor problemática? 

La mayor problemática de las pymes en este momento es hacer frente a los pagos inmediatos, en una situación donde el cese de actividad les ha abocado en muchos casos a reducir de forma abrupta sus ingresos. En bastantes casos, han iniciado un proceso de ERTE para adecuar la plantilla a su actividad real, pero siguen teniendo mucha incertidumbre sobre los plazos, así como las opciones de ayudas o financiación que van a disponer para no tener que cerrar definitivamente sus negocios. En este caso, entre lo que se suele anunciar a nivel institucional y la realidad suele haber un trecho, es importante que nos concienciemos que si los negocios y las pymes no cuentan con esta ayuda de manera ágil y efectiva, podríamos ver un impacto mayor en la economía real y en el empleo, una vez se supere la crisis sanitaria del coronavirus. Esto es en definitiva lo que va a marcar la diferencia entre los países que salgan airosos en lo económico de esta situación y los que tengan que afrontar una crisis económica de envergadura como consecuencia de la destrucción de parte de su tejido empresarial.

De las empresas con las que trabajáis, ¿qué sectores están saliendo mejor y peor parados? 

Los sectores que mejor están saliendo de esta crisis son todos aquellos negocios relacionados con productos de primera necesidad o actividades relacionadas, como pueden ser las farmacias, los supermercados, los transportistas, las empresas de alimentación y los servicios relacionados con la agricultura y ganadería; o actividades que debido a la crisis sanitaria han visto un repunte extraordinario de su actividad, como pueden ser las funerarias o los servicios de limpieza industrial y desinfección. En segundo lugar, todas aquellas actividades profesionales que se pueden seguir realizando y que de alguna manera se han visto beneficiadas por un repunte de la demanda como consecuencia de la crisis económica que se empieza a vislumbrar, como pueden ser asesorías de todo tipo, servicios jurídicos y fiscales. Finalmente, los negocios online han sido los grandes beneficiados de la crisis, desde plataformas de prestación de servicios y contenidos (entre otros, Netflix, Spotify, Zoom y empresas de formación online y de contenidos a través de internet en general) hasta empresas de mayor o menor tamaño que operan a través de plataformas de comercio electrónico (Amazon, Aliexpress y un sinfín de pequeños y medianos retailers on line). 

En la otra cara de la moneda, está los negocios locales que se han visto obligados a parar su actividad por la imposibilidad de la libre circulación de personas como son las peluquerías, los restaurantes, las academias, los gimnasios, las guarderías, entre otros. Y no hay que olvidarse tampoco de todas las empresas y negocios que están vinculadas al sector turístico (agencias de viajes, hoteles, alojamiento rural, actividades de ocio, entre otros) y cuyo horizonte de incertidumbre se extiende más allá de la finalización de la crisis sanitaria del coronavirus, por el cambio de actitudes y hábitos que se van a producir en los próximos meses.

Durante estas semanas muchas empresas se han visto obligadas a realizar un cambio en sus modelos de negocio para mantener su actividad a través del teletrabajo y del marketing digital

Toda crisis encierra también grandes oportunidades, ¿cuáles son las oportunidades de esta, y cómo pueden las empresas aprovecharlas?

La mayoría de los sectores se han visto impactados en mayor o menor medida y han tenido que asumir el reto de reinventarse durante esta crisis. Hablamos de reinvención, porque detrás de cada problema, aparece una oportunidad, y durante estas semanas hemos visto  originales propuestas a través de internet, destacando la actividad en redes sociales de centros de enseñanza, formación y entrenadores personales; ofreciendo contenido interesante a los usuarios y consiguiendo fidelizar a sus clientes a través de la pantalla. O el de restaurantes que se han reconvertido temporalmente en empresas de comida a domicilio o en talleres virtuales de cocina. O de pequeños comercios que se han lanzado a la venta online para dar salida a sus stocks y seguir llegando al cliente final.

En otro orden de cosas, esta crisis va a suponer un gran empujón a la digitalización de muchos negocios. Durante estas semanas muchas empresas se han visto obligadas a realizar un cambio en sus modelos de negocio para mantener su actividad a través del teletrabajo y del marketing digital: consultas médicas online, clases impartidas en aulas digitales, la integración del reparto a domicilio, entre otros. La digitalización ha permitido a las empresas estar abiertas durante este periodo y en algunos casos abrir nuevos canales de captación y de fidelización de clientes.  Por ello, desde QDQ insistimos más que nunca que las empresas deben aprovechar las oportunidades que les brinda internet: presencia del negocio en diferentes plataformas; página web con galería y catálogo de productos o servicios; integración con plataformas logísticas y posibilidad de realizar venta online; nuevos canales de comunicación rápidos y efectivos para fidelizar clientes, entre muchas otras opciones.

Pongamos el caso de un restaurante, gravemente afectados por los cierres comerciales, ¿cómo pueden usar el marketing online para seguir generando negocio? 

El sector de la hostelería es uno de los más castigados durante esta crisis sanitaria, no obstante, como hemos reiterado anteriormente, es uno de los sectores con oportunidad de reinventar su servicio estos días. Actualmente, las aplicaciones de servicio a domicilio como Glovo, Uber Eats, Just Eat, Deliveroo, siguen manteniendo sus servicios de reparto; es por ello, una buena oportunidad para continuar ofreciendo servicio de comidas a través de internet y recordar a sus clientes a través de sus perfiles sociales que siguen activos a distancia. Además, la posibilidad de compartir recetas exclusivas y aportar nuevos conocimientos sobre cocina y alimentación a través de la web y redes sociales, puede ser un empujón a potenciar la visibilidad online del restaurante, mejorando el engagement y creando una comunidad de seguidores.

¿Qué futuro le espera al marketing online cuando todo esto acabe?

La crisis ha contribuido a que todos aprendamos y nos adaptemos a un mundo cada vez más digitalizado.  Internet se ha convertido en un canal y una solución en tiempos de crisis del modelo tradicional basado en la presencia física del negocio; y son muchas las empresas que se han dado cuenta de la ventaja comercial que les ha brindado frente a sus competidores menos digitalizados. Un cambio de mentalidad que ayudará a romper las barreras de la digitalización y contribuirá a mejorar cerrar la brecha digital que ahora existe entre usuarios y empresas. 

Partiendo de un nivel bajo de digitalización en muchos negocios y pymes, y asumiendo un cambio de mentalidad en positivo, podemos diagnosticar que el futuro del marketing digital entorno a las pymes es prometedor, aún queda mucho camino por recorrer y tenemos mucho margen de crecimiento. Tras la crisis, es momento de plantear y desarrollar nuevos canales de captación y fidelización, y analizar las mejores oportunidades de venta. El marketing digital en estos momentos se presenta como el reto presente y futuro de los pequeños y medianos negocios en España, los cuales suponen el 90% del tejido empresarial de nuestro país. 

Pyme 2020