EMPRENDER, INNOVAR, TRIUNFAR
domingo, 22 de septiembre de 2019
Marketing
¿Qué factores marcarán el posicionamiento SEO en 2018?
Ya se trate de un negocio tradicional, de una startup de nueva creación o de una pyme consolidada, ser visible en Internet es clave a la hora de tener éxito empresarial, por lo que una buena estrategia SEO es fundamental.
Redacción TICPymes26/01/2018

Ya se trate de un negocio tradicional, de una startup de nueva creación o de una pyme consolidada, ser visible en Internet es clave a la hora de tener éxito empresarial, por lo que una buena estrategia SEO es fundamental. Y como este mundo cambia prácticamente de un día para otro, a continuación analizaremos diferentes tendencias que prometen pegar fuerte en 2018 en Posicionamiento Web.

  • Posicionamiento en dispositivos móviles: Que nuestra página web pueda visualizarse rápida y cómodamente en el teléfono móvil ofrecerá una experiencia de usuario óptima y es algo que Google tendrá muy en cuenta a la hora de su posicionamiento.
  • Redes Sociales y tráfico global: Las Redes Sociales constituyen un escaparate perfecto para publicitar un negocio y tener éxito en estos canales conlleva asociado un gran tráfico de visitantes hacia nuestra página, por lo que es importante mantener actualizadas las Redes Sociales y mostrar un  contenido que pueda atraer al mayor público objetivo posible. Si, además de los usuarios de las Redes Sociales, queremos ampliar nuestro público objetivo a otros segmentos de población, podemos echar mano de acciones de email marketing o de campañas de publicidad de pago.
  • Experiencia de usuario (UX): Lograr la mejor experiencia de usuario es primordial. Si el usuario disfruta de una óptima organización, estructura y contenido de una web, será más fácil aumentar el porcentaje de conversión. Google valora diferentes factores como el tiempo que pasan los usuarios en una página, la interacción entre ellos y el website, el CTR o porcentaje de clics recibidos al aparecer en los SERP (las páginas de resultados), el número de páginas vistas por sesión, o la tasa de rebote de los visitantes.
  • Frecuencia y calidad de rastreo: GoogleBot es el encargado de rastrear las URL indexadas en Google. Para que nuestra web sea relevante para este sistema, deberemos dar acceso solamente a las URL que realmente queremos indexar, discriminando el resto y mejorar así la frecuencia de rastreo.
  • Búsquedas por voz: Al mismo tiempo que el acceso a través de móviles ha crecido exponencialmente, también lo están haciendo las búsquedas por voz. La comodidad de no tener que teclear permite al usuario enviar comandos de voz de forma rápida. Esto es algo a tener en cuenta a la hora de posicionar una web.
  • SEO semántico: Desde 2014, los algoritmos de Google han estado especialmente orientados a interpretar y dar significado a las palabras que introducimos en nuestras búsquedas trascendiendo las propias keywords. De este modo, se pretende proporcionar de una mayor inteligencia al buscador para que interprete y dé significado a las palabras, proporcionando al usuario contenido útil y que responda a sus preguntas, en lugar de optimizar páginas de contenido existentes para cadenas de búsqueda con mucho tráfico, como se hacía hace años.
  • Arquitectura web e Inteligencia Artificial: A medio camino entre el SEO semántico y las búsquedas por voz, tenemos a nuestro alcance otras herramientas para facilitar que los motores de búsqueda de Google rastreen y comprendan fácilmente el contenido de nuestra página web. Por ello, es importante mantener una buena estructura, con un orden lógico y coherente y una navegación intuitiva y atractiva para el usuario.
  • Frecuencia y horario de las publicaciones: Mantener una página web viva y activa es fundamental y la mejor manera de conseguirlo es publicando contenido de calidad. Pero, además, de mantenerla constantemente actualizada, Google tiene en cuenta la frecuencia y la hora de las publicaciones. Lo ideal sería añadir contenido con un mismo ritmo de publicación, y a ser posible en las mismas horas.
  • Link building: Conseguir los mejores enlaces que apunten a nuestra web es una técnica que tiene sus defensores y sus detractores. Si bien es cierto que Google ha perseguido las irregularidades de esta técnica, todavía hay formas de conseguir nuestros objetivos y aunque puede parecer un trabajo tedioso, bien ejecutado trae resultados espectaculares.
  • Rich Snippets: Estructurando bien los datos con fragmentos enriquecidos o rich snippet tendremos una mayor  visibilidad en la página de resultados (SERP, como se conoce habitualmente, de Search Engine Results Page). Se ha demostrado que estos fragmentos mejoran el posicionamiento significativamente, aumentando los clics hasta en un 30%, aunque Google no lo reconozca oficialmente.
  • Certificados digitales: La navegación segura es una de las obsesiones de Google. Desde hace unos meses. Es prácticamente obligatorio tener un Certificado SSL en nuestras páginas web.
  • Descenso del SEO orgánico: Aunque tradicionalmente el SEO orgánico ha sido una excelente herramienta de posicionamiento, es cierto que en los últimos tiempos ha aumentado significativamente la presencia de anuncios de Adwords. Por la propia conveniencia de Google y de quienes los pagan, los anuncios aparecen en las primeras posiciones de las búsquedas. Pero a veces son tan numerosos que las entradas con posicionamiento orgánico aparecen en posiciones muy posteriores y con menos visibilidad. Esto no quiere decir que el posicionamiento orgánico no sea importante, que lo es, pero tal vez enfocar los esfuerzos en este objetivo de SEO no sea tan gratificante como lo era hace unos años. Es necesario encontrar un perfecto equilibrio entre SEO orgánico y la inversión publicitaria en AdWords.

¿Cómo podemos adaptarnos a todos estos factores?

Desgraciadamente, no existe una ciencia exacta de qué puede funcionar para lograr un posicionamiento óptimo, pero estas 5 pautas pueden ayudarnos a conseguirlo en 2018:

  • Una buena estructura y presentación de la página web ayudará mucho en las búsquedas. Si a esto le añadimos que sea una página que pueda visualizarse rápida y claramente en diferentes dispositivos, sumaremos puntos en la experiencia de usuario.
  • Mejorar los resultados en las búsquedas por voz. Buscar las mejores respuestas a las preguntas de los usuarios y aportarles la información que necesitan será clave para dirigirles a  nuestro negocio.
  • La combinación SEO y SEM es más que recomendable dentro las posibilidades de cada negocio.
  • No debemos olvidarnos de las etiquetas meta, que deben incluirse tanto en archivos, imágenes como en vídeos. Si, además, podemos crear contenido propio y original e incluirlo en la web, sumaremos un punto adicional muy valorado por los buscadores y por los usuarios.
  • Localizar las web geográficamente a través de Google MyBusiness también impulsa el SEO, ya que es de gran ayuda para el usuario a la hora de encontrar dónde estamos.